In­ge­nie­ría à la car­te

AmericaEconomia Chile - - Especial Innovación, Ingeniería Y Tecnología -

Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le

Con fuer­tes víncu­los con el al­to em­pre­sa­ria­do, la Es­cue­la de In­ge­nie­ría de la po­de­ro­sa e in­flu­yen­te ca­sa de es­tu­dios de la Igle­sia Ca­tó­li­ca se en­tien­de a sí mis­ma co­mo una em­pre­sa. Y co­mo tal, ve en la in­no­va­ción el co­ra­zón de su queha­cer pa­ra los pró­xi­mos años.

En 2014 la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le (PUC) creó el Cen­tro de In­no­va­ción Ana­cle­to An­ge­li­ni. El nom­bre es de un po­de­ro­so in­dus­trial chi­leno, due­ño de una de las for­tu­nas más gran­des del país y be­ne­fac­tor del mis­mo cen­tro con un apor­te de US $ 22 mi­llo­nes. La Es­cue­la de In­ge­nie­ría fue la lla­ma­da a li­de­rar es­te im­po­nen­te edi­fi­cio de 9.000 m2.

Nin­guno de es­tos ele­men­tos es ca­sual. Por una par­te, es­ta apues­ta por la in­no­va­ción res­pon­de a la vi­sión de los di­rec­ti­vos acer­ca del rol de liderazgo que tie­ne la PUC en el desa­rro­llo del país, a la par de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, la otra gran­de chi­le­na. Y ade­más, el ges­to ma­ni­fies­ta las vías de es­te apor­te, que se en­fo­ca en apo­yar a los gran­des in­dus­tria­les chi­le­nos, re­pre­sen­ta­dos por An­ge­li­ni, cu­yos he­re­de­ros hoy son due­ños de Em­pre­sas Co­pec, un po­de­ro­so hol­ding que ad­mi­nis­tra em­pre­sas cla­ve en ca­si to­dos los sec­to­res com­pe­ti­ti­vos de la economía chi­le­na; Cor­pes­ca, Ce­lu­lo­sa Arau­co, Me­tro­gas y va­rias mi­ne­ras, por men­cio­nar al­gu­nas.

“Nues­tra vi­sión es crear va­lor en la so­cie­dad. Y tra­ba­ja­mos co­mo una em­pre­sa, por lo que la in­no­va­ción es cen­tral. A tra­vés de ella, lo que ha­ce­mos es crear ca­pi­tal de co­no­ci­mien­to y co­nec­tar­lo con las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria”, di­ce Juan Car­los de la Lle­ra, de­cano de la Es­cue­la de In­ge­nie­ría de la PUC.

De tal mo­do, es­ta uni­dad aca­dé­mi­ca tie­ne, es­pe­cial­men­te a tra­vés del Cen­tro de In­no­va­ción y de su DICTUC (Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas y Tec­no­ló­gi­cas), pro­yec­tos en los sec­to­res de ali­men­tos, ener­gía, cons­truc­ción, trans­por­tes y mi­ne­ría, en­tre otros, desa­rro­llan­do pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos de in­no­va­ción con gran­des em­pre­sas co­mo ENEL, BHP, Chil­quin­ta o la ope­ra­do­ra del trans­por­te pú­bli­co de San­tia­go, Al­sa­cia.

Da­da la vo­ca­ción pú­bli­ca de la PUC, ade­más su Es­cue­la de In­ge­nie­ría desa­rro­lla pro­yec­tos de in­no­va­ción en bie­nes pú­bli­cos en los ám­bi­tos de la sa­lud, in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra pre­ve­nir desas­tres na­tu­ra­les y de ma­ne­jo de sis­te­mas hí­dri­cos.

“Prác­ti­ca­men­te to­das las in­dus­trias han pa­sa­do por aquí y lo se­gui­rán ha­cien­do”, di­ce Juan Car­los de la Lle­ra.

Du­ran­te ca­si to­do el si­glo XX, “la Ca­tó­li­ca” fue un bas­tión del pen­sa­mien­to con­ser­va­dor. Su in­fluen­cia en la so­cie­dad era aco­ta­da y re­cién lle­gó al pri­mer plano en 1964, cuan­do Eduardo Frei, un abo­ga­do egre­sa­do de sus au­las, asu­mió la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca. Du­ran­te la dic­ta­du­ra “la Ca­tó­li­ca” pa­só a in­ci­dir de ma­ne­ra in­de­le­ble en el país, cuan­do un gru­po de egre­sa­dos de su Ins­ti­tu­to de Economía im­ple­men­ta­ron un pro­gra­ma eco­nó­mi­co que cam­bió ra­di­cal­men­te las ba­ses de la economía de Chi­le, tras­la­dan­do la ini­cia­ti­va des­de el Es­ta­do a las em­pre­sas pri­va­das.

La Es­cue­la de In­ge­nie­ría hi­zo una

tran­si­ción si­mi­lar. En 1947 fun­dó la DICTUC, orien­ta­da a apo­yar al Es­ta­do en el desa­rro­llo de un po­lo in­dus­trial de ca­pi­ta­les mix­tos. Hoy DICTUC es un pro­vee­dor de ser­vi­cios de in­ge­nie­ría a em­pre­sas pri­va­das. El fo­co en la in­no­va­ción co­men­zó en 2010, con la lle­ga­da de De la Lle­ra al de­ca­na­to de in­ge­nie­ría.

“En los años 90 el rol de la in­no­va­ción y la tec­no­lo­gía en las in­ge­nie­rías no era im­por­tan­te”, afir­ma De la Lle­ra, un ex­per­to en in­ge­nie­ría sís­mi­ca. “Se de­cía que el va­lor de Chi­le no es­ta­ba en la tec­no­lo­gía, sino en la ges­tión, pe­ro la reali­dad es que es­tá en los dos”.

Uno de los pri­me­ros pro­yec­tos ini­cia­dos por De la Lle­ra fue abrir un mi­ni­cam­pus en Ber­ke­ley pa­ra que los es­tu­dian­tes de la UC pu­die­ran fo­guear­se en el es­pí­ri­tu del Si­li­con Va­lley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.