ALIAN­ZA DEL PA­CÍ­FI­CO: REMEZONES EN EL VE­CIN­DA­RIO

AmericaEconomia Chile - - Opinión / Finanzas - Mel­vin Es­cu­de­ro CEO El Do­ra­do In­vest­ments

Ai­ni­cios de es­ta dé­ca­da, en un ve­ra­nie­go Río de Ja­nei­ro, an­te la pre­gun­ta de por qué aún no ha­bía de­ci­do in­ver­tir y abrir ope­ra­cio­nes en Amé­ri­ca La­ti­na co­mo la ma­yo­ría de ban­cos y ca­sas de in­ver­sión, un en­cum­bra­do ad­mi­nis­tra­dor de por­ta­fo­lios nor­te­ame­ri­cano, re­co­no­ci­do co­mo uno de los más im­por­tan­tes en el mer­ca­do glo­bal, me co­men­ta­ba in­cré­du­lo que no lo ha­cía por­que to­dos sus ami­gos que al­gu­na vez cre­ye­ron que aho­ra las co­sas se­rían di­fe­ren­tes, y la re­gión des­pe­ga­ba, una y otra vez se equi­vo­ca­ron y per­die­ron en el pro­ce­so mu­cho di­ne­ro.

Aho­ra, mi­ran­do las mis­mas pla­yas ca­rio­cas, re­sul­ta muy di­fí­cil con­tra­de­cir lo que es­te im­por­tan­te in­ver­sio­nis­ta se­ña­la­ba, pues desde aquel 2010 a la fe­cha el país de la sam­ba ha pa­sa­do de ser un país de vi­go­ro­so cre­ci­mien­to a es­tar nue­va­men­te en me­dio de una gran cri­sis.

En es­te con­tex­to, ca­be pre­gun­tar­se si no se­rán tam­bién los paí­ses de la Alian­za del Pa­cí­fi­co te­rri­to­rios con­de­na­dos a caer en es­ta mal­di­ción cí­cli­ca de ex­pan­sión y re­ce­sión, de sal­to a la de­re­cha y pén­du­lo a la iz­quier­da po­lí­ti­ca, de ar­mar y des­ar­mar, de in­ser­tar­se al mun­do glo­bal y de lue­go bus­car ais­lar­se, y así.

Los te­mas co­mu­nes son mu­chos (co­rrup­ción, po­bre­za, cla­se po­lí­ti­ca opor­tu­nis­ta, cor­to­pla­cis­mo, vio­len­cia, etc.) y siem­pre nos lle­va­rán a la re­fle­xión y a pen­sar en al­ter­na­ti­vas via­bles y sos­te­ni­bles que nos per­mi­tan to­mar ac­cio­nes de lar­go pla­zo que nos di­ri­jan ha­cia el ca­mino del pro­gre­so y la pros­pe­ri­dad pa­ra nues­tros más de 216 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

Sin em­bar­go, más allá del ci­clo de los com­mo­di­ties que ace­le­ra y des­ace­le­ra nues­tras eco­no­mías de­pen­dien­tes de las ma­te­rias pri­mas, los remezones más im­por­tan­tes pro­vie­nen de los siem­pre am­bi­guos y po­co pre­de­ci­bles acon­te­ci­mien­tos po­lí­ti­cos.

En Chi­le, lue­go de un go­bierno so­cia­lis­ta que con sus reformas po­co or­to­do­xas com­pli­có el po­ten­cial de cre­ci­mien­to, la ru­le­ta po­lí­ti­ca ha da­do nue­va­men­te la po­si­bi­li­dad a la de­re­cha de en­rum­bar el ca­mino que tan­to em­pre­sa­rio año­ra y exi­ge pa­ra in­ver­tir y ob­te­ner ma­yor cre­ci­mien­to.

En Pe­rú, la sor­pren­den­te elec­ción de un ex­ban­que­ro de in­ver­sión ge­ne­ró mu­cho op­ti­mis­mo en los mer­ca­dos, pe­ro rá­pi­da­men­te el pa­no­ra­ma cam­bió y aho­ra se en­fren­ta a la po­si­bi­li­dad de ser va­ca­do por una opo­si­ción de de­re­cha e iz­quier­da que po­dría crear ma­yor in­cer­ti­dum­bre al em­pe­ci­nar­se con for­zar la sa­li­da del pre­si­den­te.

En Co­lom­bia y Mé­xi­co, con elec­cio­nes en ma­yo y ju­lio de 2018, res­pec­ti­va­men­te, las co­sas se es­tán po­nien­do de co­lor gris, pues en am­bos ca­sos la opo­si­ción iz­quier­dis­ta es­tá lle­van­do la de­lan­te­ra en las en­cues­tas elec­to­ra­les, y las pro­pues­tas na­cio­na­lis­tas po­drían im­pli­car fuer­tes re­tro­ce­sos en los mo­de­los eco­nó­mi­cos de aper­tu­ra y li­bre mer­ca­do.

Es­te pa­no­ra­ma nos de­vuel­ve al vie­jo fan­tas­ma y a la mal­di­ción que co­men­tá­ba­mos al prin­ci­pio: que el pén­du­lo po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co nos pue­de lle­var otra vez a des­an­dar lo re­co­rri­do y per­der nue­va­men­te otra gran opor­tu­ni­dad. Cree­mos que es­te ries­go per­sis­te, pe­ro en mu­cho me­nor mag­ni­tud de lo que fue en dé­ca­das pa­sa­das y me­nor tam­bién a lo que ha pa­sa­do en Bra­sil en los úl­ti­mos sie­te años. Es de­cir, los paí­ses de la Alian­za del Pa­cí­fi­co ya tie­nen mo­de­los de mer­ca­do mu­cho más arrai­ga­dos y que han per­mi­ti­do el gran cre­ci­mien­to de las cla­ses me­dias pro­gre­sis­tas que di­fí­cil­men­te acep­ta­rían un re­tro­ce­so ra­di­cal a pe­sar de la fra­gi­li­dad de los sis­te­mas de­mo­crá­ti­cos.

Por ello, con­si­de­ra­mos que es­tos remezones po­lí­ti­cos sig­ni­fi­ca­rán una prue­ba a la re­si­lien­cia y sos­te­ni­bi­li­dad de las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas en nues­tros paí­ses. En ese sen­ti­do, de su­pe­rar­se con éxi­to es­ta si­tua­ción, en un con­tex­to glo­bal de cre­ci­mien­to en Nor­tea­mé­ri­ca, Eu­ro­pa y Asia, cree­mos que los remezones son en reali­dad una bue­na opor­tu­ni­dad de in­ver­sión y de com­pra a lar­go pla­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.