“Que­re­mos dar una pers­pec­ti­va dual: el sig­ni­fi­ca­do de la ca­rre­ra eje­cu­ti­va y la im­por­tan­cia de una ca­rre­ra em­pren­de­do­ra”

AmericaEconomia Chile - - Negocios / Marketing -

Li­ga­do desde sus orí­ge­nes en la vi­da aca­dé­mi­ca de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, Mar­cos Sin­ger asu­mió ha­ce nue­ve me­ses la di­rec­ción del MBA UC. La im­pron­ta de es­te in­ge­nie­ro ci­vil in­dus­trial y au­tor de va­rias pu­bli­ca­cio­nes es con­ti­nuar con el con­cep­to de me­jo­ra con­ti­nua de ex­ce­len­cia en ese pro­gra­ma -que tie­ne un re­co­no­ci­do pres­ti­gio na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal - y, ade­más, pro­mo­ver una cul­tu­ra de cam­bio. Su li­de­raz­go es­tá en­fo­ca­do en la in­no­va­ción, pro­mo­vien­do el em­pren­di­mien­to y lo so­cial co­mo las ba­ses de la ca­rre­ra eje­cu­ti­va.

“Cree­mos que más allá del in­te­rés por per­fec­cio­na­mien­to, los pro­fe­sio­na­les que op­tan por es­tu­dios de pos­gra­do de­ben sa­ber que aquí no so­lo en­con­tra­rán aca­dé­mi­cos de pri­mer ni­vel, sino tam­bién desafíos per­so­na­les que los ayu­den a

re­plan­tear­se su rol ha­cia el fu­tu­ro y có­mo ma­xi­mi­zar sus ta­len­tos”, des­ta­ca Sin­ger.

Esa es par­te de la vi­sión que bus­ca abrir la men­ta­li­dad de los alum­nos del MBA de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca: desde cla­ses con pro­fe­so­res in­ter­na­cio­na­les has­ta men­to­rías so­cia­les, char­las con lí­de­res de opi­nión, au­to­ri­da­des y des­ta­ca­das per­so­na­li­da­des son par­te de las ma­llas cu­rri­cu­la­res.

Se­gún el ran­king in­ter­na­cio­nal QS 2018, el MBA UC po­see el pri­mer lu­gar a ni­vel la­ti­noa­me­ri­cano, una dis­tin­ción que ga­ti­lló nues­tro in­te­rés por sa­ber más del en­fo­que de MBA UC.

-¿Cuál se­rá el se­llo de su ges­tión? ¿Qué reformas quie­re im­ple­men­tar?

-El in­te­rés por in­no­var, por po­ten­ciar los ta­len­tos y el va­lor del tra­ba­jo en equipo, jun­to al an­he­lo de cam­biar la mi­ra­da… Quie­nes triun­fan sue­len ser aque­llos que se atre­ven a ver y ha­cer las co­sas de una for­ma di­fe­ren­te, pe­ro tam­bién quie­nes quieren no so­lo be­ne­fi­ciar­se ellos mis­mos, sino tam­bién a sus or­ga­ni­za­cio­nes y la co­mu­ni­dad en la cual es­tán in­ser­tos. -Nues­tro MBA es un pro­gra­ma re­co­no­ci­do en Chi­le y el ex­tran­je­ro que ha mar­ca­do una hue­lla en la for­ma­ción de pro­fe­sio­na­les. Con la ex­pe­rien­cia de ser Di­rec­tor del Ma­gís­ter en In­no­va­ción UC, me in­te­gré a un gran equipo con el ob­je­ti­vo de po­ten­ciar el ex­ce­len­te pro­gra­ma que ha­bía, con mi­ras a am­pliar la mi­ra­da de las pro­ble­má­ti­cas y desafíos de una or­ga­ni­za­ción desde dis­tin­tos án­gu­los. -Que­re­mos que nues­tros egre­sa­dos ten­gan un co­no­ci­mien­to o do­mi­nio de múl­ti­ples te­mas re­le­van­tes. El mun­do es­tá cam­bian­do y aho­ra las or­ga­ni­za­cio­nes tien­den a ser más pe­que­ñas, di­ver­sas, vo­lá­ti­les y lí­qui­das. Así que nos di­mos cuen­ta que po­día­mos in­cen­ti­var la for­ma­ción los alum­nos de una for­ma más aler­ta a los cam­bios que se vie­nen, con una pers­pec­ti­va dual: por un la­do, en­ten­der qué sig­ni­fi­ca la ca­rre­ra eje­cu­ti­va; y tam­bién pro­yec­tar­se pa­ra ser un em­pren­de­dor, por­que en el fu­tu­ro nues­tros egre­sa­dos van a vi­vir en am­bas reali­da­des.

-¿Y có­mo pro­yec­tar esos co­no­ci­mien­tos? -Im­pul­sa­mos que co­mien­cen a apli­car esa nue­va mi­ra­da desde el pri­mer día. Tie­nen que apren­der y abrir­se al cam­bio con una vi­sión más glo­bal del ne­go­cio, pe­ro tam­bién co­no­cien­do la reali­dad. Nues­tros alum­nos op­tan por no­so­tros por­que se dan cuen­ta de la im­por­tan­cia de in­ver­tir en su for­ma­ción.

-Preo­cu­par­se del ca­pi­tal hu­mano y la au­to­ma­ti­za­ción, por ejem­plo, pa­re­cen ser as­pec­tos cla­ve. ¿Có­mo ade­lan­tar­se a es­ta ola?

-Ha­ce diez años se en­se­ña­ba mu­cho la es­tra­te­gia de adap­ta­ción; aho­ra se es­tá pri­vi­le­gian­do el ade­lan­tar­se, por­que si te es­tás adap­tan­do, ya es­tás lle­gan­do tar­de. El ade­lan­tar­se ne­ce­si­ta múl­ti­ples com­pe­ten­cias y ca­pa­ci­da­des di­ver­sas y si­nér­gi­cas. Tie­nes que te­ner mucha con­fian­za y es­tar muy co­nec­ta­do, abrir la men­te a nue­vas ideas y per­so­nas dis­tin­tas; tu va­lor pro­fe­sio­nal son tam­bién tus re­des. To­das son ca­pa­ci­da­des muy di­fe­ren­tes y de­ben con­vi­vir en ti pa­ra que es­tés un metro por de­lan­te de la his­to­ria. Otra ha­bi­li­dad que bus­ca­mos desa­rro­llar es la vi­sión de país, de es­tar co­nec­ta­do con la pro­ble­má­ti­ca so­cial y las po­lí­ti­cas pú­bli­cas que pue­den lle­var a que Chi­le sea un país desa­rro­lla­do. La idea no es sen­tir que de­bes op­tar en­tre Si­li­con Va­lley o La Pin­ta­na (co­mu­na con al­ta vul­ne­ra­bi­li­dad so­cial) -por dar un ejem­plo – sino que hay que co­nec­tar am­bas reali­da­des pa­ra po­der dar más y me­jo­res opor­tu­ni­da­des a quie­nes tie­nen me­nos re­cur­sos.

-Las ten­den­cias se­rán vi­ta­les a fu­tu­ro y los pro­fe­sio­na­les de­ben es­tar pre­pa­ra­dos. ¿Có­mo im­preg­nar­les es­ta vi­sión fu­tu­ris­ta y lo­grar que en­tien­dan las ne­ce­si­da­des más ur­gen­tes?

-Es­tar pre­pa­ra­dos sig­ni­fi­ca sa­lir a te­rreno y por ello co­mo ter­cer eje de cam­bio nos es­ta­mos yen­do a la ca­lle. Hay una zo­na de con­fort que es el au­la, pe­ro la for­ma­ción de un MBA in­clu­ye au­la y ca­lle. Es­ta­mos ha­cien­do un enor­me es­fuer­zo por te­ner am­bas. Por lo mis­mo, nues­tro se­mi­na­rio de ti­tu­la­ción que an­tes se rea­li­za­ba al fi­nal del pro­gra­ma, lo es­ta­mos im­ple­men­tan­do du­ran­te to­do el MBA. Nues­tra me­ta es que desde el día que in­gre­sas de­bes asu­mir el desafío de desa­rro­llar un pro­yec­to con un im­pac­to ver­da­de­ro.

-En el ran­king QS Glo­bal EMBA 2018, el pro­gra­ma UC es­tá en el pri­mer lu­gar de La­ti­noa­mé­ri­ca. ¿A qué atri­bu­yen es­te li­de­raz­go en pos­gra­dos?

-En la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca es­ta­mos in­mer­sos en un am­bien­te de ex­ce­len­cia, mo­ti­va­ción y com­pro­mi­so. Y el pro­gra­ma del MBA UC es cohe­ren­te con to­do eso, re­sul­ta­do de dé­ca­das cons­tru­yen­do una for­ta­le­za aca­dé­mi­ca no­ta­ble. La me­jo­ra con­ti­nua co­mo par­te de la ex­ce­len­cia se no­ta, por­que hay una tra­di­ción co­exis­tien­do con la aper­tu­ra a nue­vas ideas.

-¿Qué as­pec­tos de­ben ser po­ten­cia­dos?

- Que­re­mos tra­ba­jar con más ahín­co en atraer ma­yor di­ver­si­dad de pro­fe­sio­na­les a se­guir es­tu­dios de pos­gra­do, es­pe­cial­men­te a las mu­je­res, cu­yo ta­len­to no lo es­ta­mos apro­ve­chan­do en Chi­le to­do lo que de­bié­ra­mos.

Al año egre­san unos 250 alum­nos de las dis­tin­tas mo­da­li­da­des que ofre­ce es­te pro­gra­ma. Con más de 20 años de exis­ten­cia, las ma­llas de es­tos es­tu­dios de pos­gra­do se han adap­ta­do a las nue­vas ten­den­cias, apor­tan­do vi­sio­nes fu­tu­ris­tas en el mar­co de las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do. Pe­ro, tam­bién pro­pi­cian un em­po­de­ra­mien­to y una ac­ti­tud de “atre­ver­se al cam­bio” por el bien de los alum­nos, sus or­ga­ni­za­cio­nes y la so­cie­dad.

MAR­COS SIN­GER, DI­REC­TOR DEL MBA UC:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.