BLOCK­CHAIN Y LA IN­DUS­TRIA DE SE­GU­ROS: UNA TEC­NO­LO­GÍA PA­RA LA IN­NO­VA­CIÓN

AmericaEconomia Chile - - Opinión / Negocios - Co­lo­ma Gi­li Business De­ve­lo­per de INNSPIRAL

La ma­la ex­pe­rien­cia que un usua­rio vi­ve en el pro­ce­so de re­cla­mar un se­gu­ro pa­ra su vehícu­lo de­ja re­fle­xio­nes acer­ca del al­to ni­vel de bu­ro­cra­cia de los pro­ce­sos y de su im­pac­to en la pro­duc­ti­vi­dad. Al me­nos en Chi­le, pa­ra re­cla­mar un si­nies­tro hay que com­ple­tar y fir­mar for­mu­la­rios a mano, en­tre­gar do­cu­men­ta­ción ori­gi­nal, es­pe­rar más de 35 días pa­ra ce­rrar el trá­mi­te y, en al­gu­nos ca­sos, des­pla­zar­se fí­si­ca­men­te has­ta una ofi­ci­na.

En Chi­le, la pro­duc­ti­vi­dad la­bo­ral es un 50% me­nor a la del pro­me­dio de los paí­ses miem­bro de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OCDE). Es­to de­ri­va, en­tre otros fac­to­res, de los pro­ce­sos bu­ro­crá­ti­cos y po­co au­to­ma­ti­za­dos que vi­vi­mos hoy en nu­me­ro­sas in­dus­trias. Co­mo el pro­ce­sa­mien­to de los re­cla­mos de se­gu­ros, que re­quie­re la re­co­pi­la­ción de nu­me­ro­sos an­te­ce­den­tes, la coor­di­na­ción de di­fe­ren­tes con­tra­par­tes y el in­gre­so ma­nual de una gran can­ti­dad de da­tos que ex­po­nen al pro­ce­so a erro­res y frau­des. Es­to ge­ne­ra al­tos cos­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra las em­pre­sas y una ba­ja ca­li­dad en la ex­pe­rien­cia de usua­rio.

Sin em­bar­go, por me­dio de la tec­no­lo­gía block­chain y los smart con­tracts (con­tra­tos inteligentes), es po­si­ble agi­li­zar es­tos pro­ce­sos de una ma­ne­ra se­gu­ra, in­mu­ta­ble y au­di­ta­ble.

Los con­tra­tos inteligentes son pro­gra­ma­bles a tra­vés de có­di­gos in­for­má­ti­cos ca­pa­ces de eje­cu­tar­se au­to­má­ti­ca­men­te si se cum­plen sus con­di­cio­nes prees­ta­ble­ci­das. Es­tos pue­den desa­rro­llar­se en una block­chain pú­bli­ca co­mo pri­va­da, con­tro­lan­do así los ni­ve­les de vi­si­bi­li­dad y ac­ce­si­bi­li­dad de in­for­ma­ción. Otra de sus ven­ta­jas es la eli­mi­na­ción de la figura del in­ter­me­dia­rio, ese actor que re­vi­sa y ase­gu­ra que se cum­plan las con­di­cio­nes, por­que en el ca­so de una red block­chain es la pro­pia red la que va­li­da que se cum­plan los re­qui­si­tos de eje­cu­ción.

Por ejem­plo, un se­gu­ro de via­je pue­de ges­tio­nar­se por me­dio de un con­tra­to in­te­li­gen­te. En el mo­men­to en que ocu­rre una can­ce­la­ción o atra­so de un vue­lo, al es­tar el se­gu­ro co­nec­ta­do a una fuen­te de ve­ri­fi­ca­ción de da­tos, es po­si­ble eje­cu­tar la com­pen­sa­ción al usua­rio au­to­má­ti­ca­men­te.

Se es­ti­ma que la au­to­ma­ti­za­ción del pro­ce­sa­mien­to de re­cla­mos en la in­dus­tria de los se­gu­ros pue­de al­can­zar un 12% de aho­rro en los cos­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos ac­tua­les, se­gún cálcu­los de la cor­po­ra­ción fran­ce­sa Cap­ge­mi­ni. Pa­ra los usua­rios tam­bién presenta be­ne­fi­cios. Por una par­te, si las ase­gu­ra­do­ras trans­fie­ren par­te del aho­rro, po­dría im­pli­car una re­duc­ción de pri­mas. Y, por otro la­do, se pro­du­ce una me­jo­ra en la ex­pe­rien­cia de usua­rio al agi­li­zar­se los pro­ce­sos.

Las com­pa­ñías de se­gu­ros ya es­tán co­men­zan­do a ex­plo­rar es­ta tec­no­lo­gía. Desde 2016 exis­te el Con­sor­cio B3i (Block­chain In­su­ran­ce In­dustry Ini­tia­ti­ve), que agru­pa a más de 30 em­pre­sas del ru­bro, una ini­cia­ti­va que tie­ne co­mo fin la ex­plo­ra­ción del uso del block­chain a tra­vés de la ca­de­na de va­lor. En es­ta lí­nea, Allianz Se­gu­ros lan­zó ha­ce un año un pro­to­ti­po que per­mi­te re­gis­trar pa­gos de pri­mas, re­no­var pó­li­zas y pro­ce­sar re­cla­mos de ma­ne­ra au­to­ma­ti­za­da. Es­to per­mi­te sim­pli­fi­car el flu­jo de las transac­cio­nes en­tre las di­fe­ren­tes par­tes.

Y si bien exis­ten to­da­vía desafíos que aún no per­mi­ten un uso ma­si­vo de la tec­no­lo­gía -le­ga­les, de seguridad, de in­ter­ope­ra­bi­li­dad o pri­va­ci­dad de da­tos-, ca­da vez más com­pa­ñías y star­tups es­tán in­tere­sán­do­se por es­ta tec­no­lo­gía fun­da­cio­nal. Con­ven­ci­dos de que es­ta tec­no­lo­gía es una efi­caz he­rra­mien­ta pa­ra in­no­var, agi­li­zar pro­ce­sos, dis­mi­nuir la bre­cha de pro­duc­ti­vi­dad y, co­mo con­se­cuen­cia, me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de usua­rio del clien­te.

“Se es­ti­ma que la au­to­ma­ti­za­ción del pro­ce­sa­mien­to de re­cla­mos en la in­dus­tria de los se­gu­ros pue­de su­po­ner un 12% de aho­rro en los cos­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos ac­tua­les”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.