AR­MAS FLORECIENTES

La ven­ta de ar­ma­men­to en 2016 au­men­tó lue­go de cin­co años y su­peró los US$ 1.000 mi­llo­nes por día. La in­dus­tria es­ta­dou­ni­den­se po­see ca­si el 60% del mer­ca­do.

AmericaEconomia Internacional - - MOVIMIENTOS -

No son tiem­pos de bo­nan­za eco­nó­mi­ca. Los go­bier­nos y em­pre­sas ajus­tan sus pre­su­pues­tos y los con­su­mi­do­res ya no com­pran co­mo diez años atrás. No obs­tan­te, una de las po­cas in­dus­trias que va con­tra la co­rrien­te es la ar­ma­men­tis­ta. Y es que, se­gún la eva­lua­ción anual de la ven­ta mun­dial de ar­mas pu­bli­ca­da re­cien­te­men­te por el Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción de la Paz de Es­to­col­mo (Si­pri, por las si­glas en in­glés), por pri­me­ra vez des­de 2011, las ven­tas de las 100 prin­ci­pa­les com­pa­ñías de ar­mas del mun­do se in­cre­men­ta­ron y to­ta­li­za­ron en to­tal US$ 374.800 mi­llo­nes en 2016, lo que re­pre­sen­ta un aumento de 1,9% res­pec­to a 2015, y que equi­va­le a ven­der más de US$ 1.000 mi­llo­nes dia­rios en ar­ma­men­to.

Las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses acu­mu­la­ron el 57,9% del to­tal fac­tu­ra­do. Le si­guie­ron las em­pre­sas del Reino Uni­do (9,6%), Ru­sia (7,1%) y Fran­cia (5%). El in­for­me agre­ga que “las ven­tas de las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses –que ocu­pan sie­te de los diez pri­me­ros lu­ga­res del lis­ta­do– au­men­ta­ron 4% im­pul­sa­das por las ope­ra­cio­nes mi­li­ta­res fue­ra del país, así co­mo por las ad­qui­si­cio­nes de gran­des sis­te­mas ar­ma­men­tís­ti­cos por par­te de otros paí­ses”.

Se­gún el es­tu­dio del Si­pri, el cre­ci­mien­to en la ven­ta de ar­mas se es­pe­ra­ba y vie­ne im­pul­sa­do por la im­ple­men­ta­ción de nue­vos pro­gra­mas na­cio­na­les de ar­mas im­por­tan­tes, ope­ra­cio­nes mi­li­ta­res en cur­so en va­rios paí­ses y ten­sio­nes re­gio­na­les per­sis­ten­tes que es­tán lle­van­do a una ma­yor de­man­da. Asi­mis­mo, la de­man­da obe­de­ce a re­no­va­cio­nes de equi­pos an­ti­guos.

Un da­to más, los prin­ci­pa­les fa­bri­can­tes de ar­mas ven­den aho­ra na­da me­nos y na­da más que 38% más que en 2002, año des­de que el Si­pri ini­ció el es­tu­dio.

¿Cuá­les se­rán los re­sul­ta­dos de 2017? Los pro­duc­to­res de ar­ma­men­to así co­mo sus pro­vee­do­res se fro­tan las ma­nos. Y es que la pro­pues­ta de Do­nald Trump de au­men­tar el pre­su­pues­to de de­fen­sa es­ta­dou­ni­den­se al asu­mir su man­da­to en­con­tró eco rá­pi­da­men­te en Chi­na, que hi­zo lo pro­pio en 7%. Si a eso se su­ma que la ame­na­za nor­co­rea­na ha im­pul­sa­do la in­dus­tria y el gas­to sur­co­reano en 20% en 2017 y que el con­flic­to en Me­dio Orien­te no tie­ne cuán­do ter­mi­nar, no lla­ma­ría la aten­ción que 2017 se­rá otro año gor­do en cuan­to a uti­li­da­des pa­ra la in­dus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.