ABB Abi­lity Ellip­se, la pla­ta­for­ma de so­lu­cio­nes pa­ra la ges­tión co­nec­ta­da del ci­clo de vi­da de los ac­ti­vos

AmericaEconomia Internacional - - OPINIÓN / DESARROLLO -

La pla­ta­for­ma de so­lu­cio­nes pa­ra em­pre­sas de ABB tie­ne por ob­je­ti­vo co­men­zar el via­je de la trans­for­ma­ción di­gi­tal en in­dus­trias in­ten­si­vas en ca­pi­ta­les, re­cu­pe­ran­do la in­ver­sión rá­pi­da­men­te, au­men­tan­do los ni­ve­les de seguridad y ex­ce­len­cia, re­du­cien­do fa­llas de equipo no pla­ni­fi­ca­das e in­cre­men­tan­do el ren­di­mien­to ope­ra­cio­nal.

El fa­llo en uno de los ca­mio­nes trans­por­ta­do­res de ma­te­rial, en una fae­na mi­ne­ra, po­dría ser un per­can­ce que bien po­dría traer más de un do­lor de ca­be­za a los en­car­ga­dos de di­ri­gir las ope­ra­cio­nes en la mi­na. Es­to, pen­san­do en el al­to cos­to en di­ne­ro, tiem­po y efi­cien­cia que aca­rrea te­ner de­te­ni­do un ac­ti­vo cla­ve co­mo es un ca­mión es­pe­cia­li­za­do en ex­plo­ta­cio­nes mi­ne­ras de gran es­ca­la. Po­dría­mos es­tar ha­blan­do de mi­llo­nes de dó­la­res en jue­go ca­da día.

Sin em­bar­go, ABB Abi­lity Ellip­se es una in­tere­san­te so­lu­ción pa­ra evi­tar es­ce­na­rios com­ple­jos co­mo el del ejem­plo an­te­rior. ¿Có­mo? Me­dian­te la ges­tión del ci­clo de vi­da de los ac­ti­vos, re­su­me Mar­cos Vi­le­la, Sa­les En­gi­neer Lead de ABB En­ter­pri­se Soft­wa­re en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca, una so­lu­ción que re­sul­ta de la su­ma de tres com­po­nen­tes: la Ges­tión del Ren­di­mien­to de los Ac­ti­vos (APM), la fun­cio­na­li­dad de cla­se mun­dial pa­ra la Ges­tión de Ac­ti­vos Em­pre­sa­ria­les (EAM) y la Ges­tión de la Fuer­za

La­bo­ral (WFM).

El pri­me­ro de ellos, co­no­ci­do en in­glés co­mo As­set Per­for­man­ce Ma­na­ge­ment (APM), apun­ta a un man­te­ni­mien­to pre­dic­ti­vo de ac­ti­vos es­tra­té­gi­cos co­mo trans­for­ma­do­res o ge­ne­ra­do­res ener­gé­ti­cos. Vi­le­la ca­li­fi­ca es­ta eta­pa co­mo el co­ra­zón del ABB Abi­lity Ellip­se. “Lo que se bus­ca es dar tiem­po de reac­ción a la em­pre­sa y mi­ti­gar po­ten­cia­les fa­llas ca­tas­tró­fi­cas. Pue­des te­ner un sis­te­ma de su­per­vi­sión que pre­sen­te una alar­ma so­bre al­gún ac­ti­vo, pe­ro ya es tar­de y no hay mu­cho que ha­cer. Por ejem­plo, en el ca­so de un trans­for­ma­dor eléc­tri­co que pre­sen­te fa­llas, la ciu­dad o par­te de es­ta po­dría que­dar sin luz. Ese man­te­ni­mien­to pre­dic­ti­vo, que im­pli­ca aná­li­sis de da­tos del trans­for­ma­dor o de otro ac­ti­vo crí­ti­co, pue­de mar­car una gran di­fe­ren­cia res­pec­to a uno reac­ti­vo”, des­ta­ca el ejecutivo de ABB.

En ese mar­co, Vi­le­la sos­tie­ne que el sis­te­ma ha ayu­da­do a los clien­tes a aho­rrar has­ta unos US$20 mi­llo­nes con la re­duc­ción de de­ten­cio­nes no pla­nea­das, me­no­res cos­tos por de­ten­cio­nes pla­ni­fi­ca­das y even­tos ca­tas­tró­fi­cos.

El se­gun­do com­po­nen­te de ABB Abi­lity Ellip­se es la Ges­tión de Ac­ti­vos Em­pre­sa­ria­les o En­ter­pri­se As­set Ma­na­ge­ment (EAM). En es­ta eta­pa, se or­ga­ni­zan los pro­ce­sos de man­te­ni­mien­to de ac­ti­vos de una com­pa­ñía y pa­ra ello se ga­ran­ti­za que el pre­su­pues­to, los ma­te­ria­les y el per­so­nal es­tén dis­po­ni­bles. “En el fon­do, es con­tar con el so­por­te pa­ra el pro­ce­so del día a día del man­te­ni­mien­to”, acla­ra Vi­le­na.

Y, fi­nal­men­te, el ter­cer com­po­nen­te es la Ges­tión de la Fuer­za La­bo­ral o Work­for­ce Ma­na­ge­ment (WFM), que bus­ca rea­li­zar una eje­cu­ción óp­ti­ma y una asig­na­ción efi­cien­te de tra­ba­jos a los gru­pos o cua­dri­llas que es­ta­rán en te­rreno rea­li­zan­do las la­bo­res de man­ten­ción o cam­bio de ac­ti­vos, en cuan­to a cos­tos, dis­po­ni­bi­li­dad y or­ga­ni­za­ción de fun­cio­nes. Ello pue­de de­ri­var en un au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad de las bri­ga­das en te­rreno que os­ci­la en­tre 5% y 25%; de 90% más de ór­de­nes de tra­ba­jo asig­na­das de for­ma au­to­má­ti­ca, y de una re­duc­ción de en­tre 5% a 10% en los tiem­pos de via­je.

“¿Dón­de es­tá la di­fe­ren­cia?”, se plan­tea el ejecutivo de ABB. “Bueno, en el pa­sa­do las com­pa­ñías te­nían sus pro­pias ope­ra­cio­nes de man­te­ni­mien­to. Lo que no­so­tros agre­ga­mos son al­go­rit­mos es­pe­cí­fi­cos pa­ra el ma­ne­jo de ac­ti­vos crí­ti­cos. Es co­mo el ojo de un ex­per­to que va a rea­li­zar una su­per­vi­sión”, gra­fi­ca.

Nue­vos mer­ca­dos

Lu­cía Pa­rra, Se­nior Ac­count Ma­na­ger LAM de ABB En­ter­pri­se Soft­wa­re, des­ta­ca que en­tre las prin­ci­pa­les ven­ta­jas del sis­te­ma fi­gu­ran una per­ma­nen­te pla­ni­fi­ca­ción de ope­ra­cio­nes de man­te­ni­mien­to ba­sa­do en ries­gos de fa­llas, y re­duc­ción

Al­gu­nas de las em­pre­sas o ins­ti­tu­cio­nes que ya ope­ran en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca con ABB Abi­lity Ellip­se son gran­des mi­ne­ras, em­pre­sas de ener­gía y or­ga­ni­za­cio­nes de defensa.

de tiem­pos de inac­ti­vi­dad de ac­ti­vos, ya que se cuen­ta con la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra evi­tar ello y pre­sen­cia de un man­te­ni­mien­to pre­dic­ti­vo, y no reac­ti­vo, que pue­de su­po­ner en es­te úl­ti­mo ca­so cos­tos has­ta diez ve­ces su­pe­rio­res. To­do lo an­te­rior, sin ol­vi­dar un au­men­to en la pro­duc­ti­vi­dad de la fuer­za de tra­ba­jo, es­tan­da­ri­za­ción de pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y una ges­tión de ac­ti­vos más efi­cien­tes.

Ade­más, co­mo una re­le­van­te ven­ta­ja, más allá de as­pec­tos téc­ni­cos, Pa­rra re­sal­ta que ABB Abi­lity Ellip­se, si bien cons­ta de tres com­po­nen­tes en su pla­ta­for­ma, es­to no im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te la ad­qui­si­ción de la to­das es­tas por par­te del clien­te.

Al­gu­nas de las em­pre­sas o ins­ti­tu­cio­nes que ya ope­ran en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca con ABB Abi­lity Ellip­se son gran­des mi­ne­ras, em­pre­sas de ener­gía y or­ga­ni­za­cio­nes de defensa. Mien­tras que los paí­ses en que ABB Abi­lity Ellip­se cuen­ta con clien­tes son Pa­na­má, Gua­te­ma­la, Bra­sil, Co­lom­bia, Chi­le, Pe­rú, Ar­gen­ti­na y Uru­guay.

Res­pec­to de si la so­lu­ción de ABB cuen­ta con al­gu­na par­ti­cu­la­ri­dad en su uso la­ti­noa­me­ri­cano, Lu­cía Pa­rra sos­tie­ne que la so­lu­ción en sí no tie­ne di­fe­ren­cia al­gu­na con la que se usa en otros mer­ca­dos, aun­que el fac­tor hu­mano siem­pre po­dría mar­car al­gu­na di­fe­ren­cia.

Mien­tras, Mar­cos Vi­le­la aco­ta que desde ABB ob­ser­van que en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca hay mu­chas em­pre­sas que ma­ne­jan sus ac­ti­vos desde ha­ce mu­chos años, lo que im­pli­ca en va­rios ca­sos un es­ta­do de an­ti­güe­dad im­por­tan­te. De ahí es que se ha­ce ne­ce­sa­rio que las com­pa­ñías ten­gan una vi­sión de la flo­ta de sus ac­ti­vos, por­que mien­tras cuen­ten con un con­jun­to, por ejem­plo, de ge­ne­ra­do­res más vie­jos, au­men­ta­rá la exi­gen­cia de re­que­ri­mien­tos.

“Re­cién aho­ra las em­pre­sas la re­gión es­tán em­pe­zan­do a mi­rar más en es­pe­cí­fi­co y con otra vi­sión el ma­ne­jo de sus ac­ti­vos y a crear sa­las de con­trol de ges­tión de ac­ti­vos”, co­men­ta Vi­le­la. Por ejem­plo, ci­ta que el re­gu­la­dor del sec­tor eléc­tri­co en Co­lom­bia ya so­li­ci­ta a las em­pre­sas del área que es­tén cer­ti­fi­ca­das en la nor­ma ISO 55.001, pa­ra lo que cuen­tan con un pe­río­do de cin­co años pa­ra el se­gui­mien­to y con­trol de sus ac­ti­vos.

“La ges­tión de ac­ti­vos tie­ne que acom­pa­ñar los ob­je­ti­vos de ne­go­cios de las com­pa­ñías”, re­co­mien­da Vi­le­la, quien no du­da en se­ña­lar que en EE.UU. ya hay una vi­sión no só­lo téc­ni­ca, sino fi­nan­cie­ra de los ac­ti­vos. “¿Qué voy a ha­cer? ¿Man­te­ner­los o re­em­pla­zar­los? Bueno, pa­ra te­ner una cla­ri­dad al res­pec­to, ten­dré co­mo em­pre­sa que ha­cer una se­rie de aná­li­sis, y por eso es im­por­tan­te una so­lu­ción co­mo la de ABB, que ayu­da­rá a una com­pa­ñía a co­no­cer más en pro­fun­di­dad sus ac­ti­vos y así to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes en el desa­rro­llo de su ne­go­cio”, con­clu­ye Vi­le­la.

Res­pec­to de si la so­lu­ción de ABB cuen­ta con al­gu­na par­ti­cu­la­ri­dad en su uso la­ti­noa­me­ri­cano, Lu­cia Pa­rra sos­tie­ne que la ges­tión co­nec­ta­da de ac­ti­vos de ABB es una so­lu­ción úni­ca con la me­jor fun­cio­na­li­dad de su cla­se, pa­ra ges­tión de ac­ti­vos em­pre­sa­ria­les de mano de obra y en ren­di­mien­to de ac­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.