EL DI­LE­MA DEL COM­PLIAN­CE EN UN MUN­DO GLO­BA­LI­ZA­DO

AmericaEconomia Internacional - - COMPLIANCE LAB - POR EQUIPO TMF GROUP

Com­pren­der las exi­gen­cias de ca­da país se vuel­ve vi­tal pa­ra ha­cer ne­go­cios con seguridad. Es lo que bus­ca po­ner en pers­pec­ti­va el Ín­di­ce de Com­ple­ji­dad de Cum­pli­mien­to Cor­po­ra­ti­vo de TMF Group, don­de la agria sorpresa es que Amé­ri­ca La­ti­na tie­ne a al­gu­nos de los paí­ses más com­ple­jos en tér­mi­nos de cum­pli­mien­to.

as em­pre­sas quieren cre­cer, ha­cer ne­go­cios, ca­pa­ci­tar a sus re­cur­sos hu­ma­nos. Pe­ro sue­len en­fren­tar una se­rie de exi­gen­cias par­ti­cu­la­res, es­pe­cial­men­te cuan­do tie­nen ope­ra­cio­nes en dis­tin­tas ju­ris­dic­cio­nes, un te­rreno pe­dre­go­so a ve­ces y que qui­ta tiem­po va­lio­so y ener­gía pa­ra con­cre­tar me­tas ma­yo­res.

Así es có­mo apa­re­cen en el ho­ri­zon­te de di­fi­cul­ta­des ini­cia­ti­vas glo­ba­les co­mo la Ley FATCA, el Es­tán­dar Co­mún de Re­por­te (CRS, por sus si­glas en in­glés), el Pro­pie­ta­rio Efec­ti­vo Fi­nal (UBO, por sus si­glas en in­glés) y el Re­gla­men­to Ge­ne­ral de Pro­tec­ción de Da­tos (GDPR, por sus si­glas en in­glés). Nor­mas que a me­nu­do se in­ter­pre­tan de ma­ne­ra di­fe­ren­te en ca­da país, y su­po­nen un desafío per­ma­nen­te pa­ra los equi­pos le­ga­les y con­ta­bles de las em­pre­sas.

Con ese es­co­llo en men­te, TMF

Group ela­bo­ró su pri­mer Ín­di­ce de Com­ple­ji­dad de Cum­pli­mien­to Cor­po­ra­ti­vo, un ran­king que, me­dian­te pa­rá­me­tros ob­je­ti­vos, po­si­cio­na a los paí­ses se­gún su gra­do de com­ple­ji­dad en tér­mi­nos de cum­pli­mien­to. Con el apor­te de ex­per­tos de 84 paí­ses, el do­cu­men­to ca­li­fi­ca a ca­da na­ción y con­tie­ne in­for­ma­ción de­ta­lla­da so­bre las ten­den­cias mun­dia­les y lo­ca­les de cum­pli­mien­to. “El Ín­di­ce se re­fie­re a las re­glas que ca­da país tie­ne, desde fi­lia­ción, in­cor­po­ra­ción o go­ber­nan­za, has­ta el pa­go de los im­pues­tos, que son vi­ta­les pa­ra ca­da ju­ris­dic­ción”, enume­ró Fred­son Jus­to, Di­rec­tor pa­ra His­pa­noa­mé­ri­ca en TMF Group. “La idea de nues­tro Ín­di­ce es que los clien­tes ten­gan la po­si­bi­li­dad de ver en pers­pec­ti­va la reali­dad de ca­da país. Per­mi­te apo­yar­los en la in­ter­na­cio­na­li­za­ción, ayu­dan­do a las per­so­nas a com­pren­der los desafíos y es­tar me­jor pre­pa­ra­dos pa­ra en­fren­tar­los”, com­ple­men­tó Jus­to.

IVA iné­di­to

A ni­vel glo­bal, el pri­mer pues­to en com­ple­ji­dad lo ob­tu­vo Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU), lo que se ex­pli­ca en gran par­te por la re­cien­te in­tro­duc­ción del IVA en su eco­no­mía. Es­to ha afec­ta­do no so­lo a las prác­ti­cas con­ta­bles, sino tam­bién a los re­qui­si­tos de cum­pli­mien­to de to­da em­pre­sa en esa na­ción. “Ade­más de la in­clu­sión del IVA, nues­tros ex­per­tos in­for­man que el go­bierno de EAU es­tá in­cre­men­tan­do los con­tro­les pa­ra ve­ri­fi­car la ido­nei­dad de las com­pa­ñías y es­tá tomando me­di­das adi­cio­na­les pa­ra ase­gu­rar­se de que las em­pre­sas es­tén ope­ran­do de ma­ne­ra con­for­me a las nue­vas re­gu­la­cio­nes. Ade­más, es­tá co­men­zan­do a in­cor­po­rar el Es­tán­dar Co­mún de Re­por­te (CRS) y a im­ple­men­tar nor­mas más ri­gu­ro­sas de Co­noz­ca a su Clien­te (KYC, en in­glés), obli­gan­do a las em­pre­sas a ajus­tar­se”, ex­pli­có Jus­to.

Los si­guien­tes lu­ga­res del Ín­di­ce de Com­ple­ji­dad de Cum­pli­mien­to Cor­po­ra­ti­vo fue­ron ocu­pa­dos por Qa­tar, Chi­na, Ar­gen­ti­na y Ma­la­sia.

Al re­vés, la re­gión ame­ri­ca­na tie­ne a dos de los paí­ses me­nos com­ple­jos del

ín­di­ce, ré­cords que os­ten­tan Cu­ra­zao, en el pues­to 82, y Hon­du­ras, en el 81, so­lo superados por Ir­lan­da y Di­na­mar­ca. La ra­zón de es­te si­tial es, en par­te, que el go­bierno de Cu­ra­zao ha co­men­za­do a eli­mi­nar la bu­ro­cra­cia en pro­ce­sos co­mo la pre­sen­ta­ción de im­pues­tos y la so­li­ci­tud de per­mi­sos.

Pe­ro el ejem­plo de Cu­ra­zao y Hon­du­ras no al­can­za pa­ra con­ver­tir­se en ten­den­cia. En ge­ne­ral, los paí­ses del Nor­te, Cen­tro y Sur de Amé­ri­ca tie­nen ten­den­cias de com­ple­ji­dad am­plia. De acuer­do con el re­por­te de TMF

Group, aun­que EE.UU. y Ca­na­dá han im­ple­men­ta­do una in­fra­es­truc­tu­ra de cum­pli­mien­to di­gi­tal que apo­ya y fo­men­ta un al­to gra­do de trans­pa­ren­cia, tam­bién han agre­ga­do com­ple­ji­dad, lo que en de­fi­ni­ti­va im­pli­ca que las em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les de­ben re­co­pi­lar, co­te­jar e in­for­mar una can­ti­dad sig­ni­fi­ca­ti­va de in­for­ma­ción.

Prin­ci­pa­les ten­den­cias

His­tó­ri­ca­men­te, los mar­cos re­gu­la­to­rios cor­po­ra­ti­vos de mu­chos paí­ses de Amé­ri­ca Cen­tral y el Ca­ri­be su­frían de una ma­la repu­tación. Afor­tu­na­da­men­te es­to ha me­jo­ra­do por­que la ma­yo­ría de los paí­ses han cons­truí­do un con­jun­to de prin­ci­pios y mar­cos le­ga­les. Por otro la­do, TMF Group de­tec­tó que mu­chos paí­ses de Su­ra­mé­ri­ca han re­ci­bi­do po­ca in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra di­gi­tal en com­pa­ra­ción con sus ve­ci­nos del Nor­te, y por ello sus pro­ce­sos tien­den a se­guir sien­do más bu­ro­crá­ti­cos.

En for­ma pa­ra­le­la, mu­chos sí es­tán in­clu­yen­do e im­ple­men­tan­do ini­cia­ti­vas glo­ba­les en sus es­ta­tu­tos lo­ca­les y una cre­cien­te di­gi­ta­li­za­ción de los pro­ce­sos, lo que ex­pli­ca en par­te por qué Ar­gen­ti­na, Bra­sil y Uru­guay fi­gu­ran en el top 10 de com­ple­ji­dad del mun­do.

“Exis­te una in­ver­sión pa­ra una me­jor ges­tión del cum­pli­mien­to, en va­rios paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, en los que la im­ple­men­ta­ción de CRS, en con­jun­to con ini­cia­ti­vas de KYC y An­ti­la­va­do de di­ne­ro, aña­den com­ple­ji­dad. Pe­ro es­tos ran­kings son al­go vivo, y la idea es que en po­cos años es­to pa­se a ser un pro­ce­so na­tu­ral de tra­ba­jo en to­das las fir­mas y, en­ton­ces, la com­ple­ji­dad ba­ja­rá”, va­ti­ci­nó Fred­son Jus­to.

En el re­por­te de TMF Group aso­man cin­co ten­den­cias glo­ba­les cla­ve: trans­pa­ren­cia fi­nan­cie­ra glo­bal, pro­tec­ción de la in­for­ma­ción (GDPR), seguridad ci­ber­né­ti­ca, le­yes an­ti­la­va­do de ac­ti­vos y de an­ti­so­borno -don­de el li­nea­mien­to Know Your Cus­to­mer es el gran desafío-, ade­más de to­das las obli­ga­cio­nes de cum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo, en­tre las que se des­ta­can la Ini­cia­ti­va de Ero­sión de la Ba­se Im­po­ni­ble y Tras­la­do de Be­ne­fi­cios (BEPS, por sus si­glas en in­glés); la Ley de Cum­pli­mien­to de Im­pues­tos de Cuen­ta Ex­tran­je­ra (FATCA); el Es­tán­dar Co­mún de Re­por­tes (CRS); el Re­gis­tro de Be­ne­fi­cia­rio Fi­nal (UBO); el Iden­ti­fi­ca­dor de En­ti­dad Le­gal (LEI).

A ni­vel glo­bal, el pri­mer pues­to en com­ple­ji­dad lo ob­tu­vo Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU), lo que se ex­pli­ca en gran par­te por la re­cien­te in­tro­duc­ción del IVA en su eco­no­mía. Es­to ha afec­ta­do no so­lo a las prác­ti­cas con­ta­bles, sino tam­bién a los re­qui­si­tos de cum­pli­mien­to de to­da em­pre­sa en esa na­ción

La po­si­ción de Ar­gen­ti­na

Ar­gen­ti­na, ubi­ca­da en la cuar­ta po­si­ción de es­te ran­king, ha adop­ta­do nue­vas me­di­das gu­ber­na­men­ta­les des­ti­na­das a re­du­cir cos­tos y a mo­der­ni­zar y sim­pli­fi­car el go­bierno cor­po­ra­ti­vo, cam­bios que in­clu­ye­ron la crea­ción de una nue­va es­truc­tu­ra cor­po­ra­ti­va de­no­mi­na­da So­cie­da­des por Ac­cio­nes Sim­pli­fi­ca­das. Es­ta es­truc­tu­ra con­tem­pla la im­ple­men­ta­ción de una pla­ta­for­ma di­gi­tal. Es­to, pro­ba­ble­men­te, re­du­ci­rá la com­ple­ji­dad a lar­go pla­zo, pe­ro en lo in­me­dia­to ha com­pli­ca­do a las em­pre­sas.

“Ar­gen­ti­na es una ju­ris­dic­ción his­tó­ri­ca­men­te com­ple­ja, que du­ran­te años ha ge­ne­ra­do una enor­me can­ti­dad de re­gu­la­cio­nes. Ade­más, en tér­mi­nos tri­bu­ta­rios, es uno de los paí­ses de ma­yor pre­sión fis­cal del mun­do. El go­bierno de Ma­cri ha lle­va­do ade­lan­te al­gu­nas ini­cia­ti­vas que apun­tan a su sim­pli­fi­ca­ción, aten­to a las ten­den­cias glo­ba­les”, co­men­tó Clau­dio Ci­roc­co, Ma­na­ging Di­rec­tor de TMF Ar­gen­ti­na.

“El es­ta­ble­ci­mien­to en 2017 de una nue­va ley, la im­ple­men­ta­ción de un pro­ce­so de crea­ción de com­pa­ñías en 24 ho­ras y la dis­po­si­ción de una pla­ta­for­ma di­gi­tal de ac­ce­so re­mo­to pa­ra los con­tri­bu­yen­tes, en el fu­tu­ro per­mi­ti­rán una me­jor pers­pec­ti­va en cuan­to al cum­pli­mien­to, con me­nos com­ple­ji­dad, aun­que la pues­ta en mar­cha del sis­te­ma ge­ne­ra aho­ra con­fu­sio­nes en las em­pre­sas. Es el pre­cio del apren­di­za­je”, sen­ten­ció Ci­roc­co.

El ejecutivo aña­dió que la trans­for­ma­ción di­gi­tal “ha fa­ci­li­ta­do enor­me­men­te el con­trol y es­ta es una gran ten­den­cia que no po­de­mos de­jar de mi­rar. Aho­ra el con­trol no es so­la­men­te de la in­for­ma­ción que di­rec­ta­men­te apor­tan los con­tri­bu­yen­tes, sino tam­bién a tra­vés de in­for­ma­ción dis­po­ni­ble del sis­te­ma ban­ca­rio o del sis­te­ma de com­pras (pú­bli­cas). Ob­via­men­te se ha ge­ne­ra­do un sis­te­ma mu­cho más ro­bus­to de con­trol”, de­ta­lló.

La eva­lua­ción de TMF Group, le­jos de asus­tar a las au­to­ri­da­des lo­ca­les, lla­mó su aten­ción po­si­ti­va­men­te, con­tó Ci­roc­co.

Entendiendo la com­ple­ji­dad

La ma­yor con­clu­sión del re­por­te he­cho por TMF Group es que la com­ple­ji­dad es un fac­tor cru­cial que las per­so­nas de ne­go­cios y los equi­pos le­ga­les de­ben te­ner en cuen­ta. Pa­ra res­pon­der me­jor a es­to, las em­pre­sas de­ben con­si­de­rar tres co­sas: que el cum­pli­mien­to glo­bal es un desafío di­ver­so y com­ple­jo, ya que ca­da país tie­ne di­fe­ren­tes sis­te­mas le­ga­les, tra­di­cio­nes, mar­cos re­gu­la­to­rios e in­ter­pre­ta­cio­nes de re­gu­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. An­te esa di­ver­si­dad, es ne­ce­sa­rio com­pren­der y ma­pear la com­ple­ji­dad, me­dian­te au­di­to­rías o con­tro­les de es­ta­do de cum­pli­mien­to.

Tam­bién las em­pre­sas de­ben ga­ran­ti­zar un mar­co glo­bal cons­tan­te y es­ca­la­ble, me­dian­te la uni­fi­ca­ción de sus ope­ra­cio­nes, usan­do co­mo es­tán­dar la de su país más re­gu­la­do. Es­to no so­lo sir­ve pa­ra sim­pli­fi­car el pro­ce­so, sino que tam­bién pro­te­ge a las em­pre­sas glo­ba­les con­tra cual­quier ajus­te fu­tu­ro de los re­gí­me­nes de cum­pli­mien­to en paí­ses don­de ac­tual­men­te la re­gu­la­ción se con­si­de­ra po­co es­tric­ta, desde una pers­pec­ti­va in­ter­na­cio­nal.

El ter­cer fac­tor es lo que TMF Group de­no­mi­na “Aso­cia­ción pa­ra un com­plian­ce exi­to­so”, y se re­fie­re a que, an­te las cre­cien­tes obli­ga­cio­nes de trans­pa­ren­cia, las em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les de­ben es­ta­ble­cer un en­la­ce efec­ti­vo con los re­gu­la­do­res, aso­ciar­se con pro­vee­do­res de ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les y ali­near­se con las par­tes in­tere­sa­das pa­ra abor­dar de ma­ne­ra efec­ti­va la cre­cien­te com­ple­ji­dad glo­bal.

“La com­ple­ji­dad cam­bia to­do el tiem­po, es la reali­dad en La­ti­noa­mé­ri­ca y en to­do el mun­do. En TMF Group en­ten­de­mos que la úni­ca cer­te­za es que siem­pre ha­brá cam­bios. ¿Dón­de? Es pre­ma­tu­ro de­cir­lo, pe­ro en al­gu­na par­te su­ce­de­rá”, con­clu­yó Fred­son.

“Ar­gen­ti­na es una ju­ris­dic­ción his­tó­ri­ca­men­te com­ple­ja, que du­ran­te años ha ge­ne­ra­do una enor­me can­ti­dad de re­gu­la­cio­nes. Ade­más, en tér­mi­nos tri­bu­ta­rios, es uno de los paí­ses de ma­yor pre­sión fis­cal del mun­do”, co­men­ta Clau­dio Ci­roc­co, Ma­na­ging Di­rec­tor de TMF Ar­gen­ti­na

Clau­dio Ci­roc­co, Ma­na­ging Di­rec­tor de TMF Ar­gen­ti­na y Fred­son Jus­to, Di­rec­tor pa­ra el Sur de Amé­ri­ca La­ti­na en TMF Group

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.