OJO POR OJO

Lle­ga a car­te­le­ra la pe­lí­cu­la li­ba­ne­sa El in­sul­to, que dis­pu­tó el Os­car a me­jor pe­lí­cu­la ex­tran­je­ra con Una mu­jer fan­tás­ti­ca. Aun­que no ga­nó allí, si­gue gi­ran­do por el mun­do con una historia de pro­fun­da hu­ma­ni­dad y re­sen­ti­mien­to.

Caras (Chile) - - CINE - Por Fran­co Fa­so­la

Di­cen que pue­de ser un ma­len­ten­di­do, una dis­cu­sión ab­sur­da o un ton­to ac­ci­den­te el que se trans­for­me en la chis­pa ne­ce­sa­ria pa­ra ha­cer es­ta­llar un pol­vo­rín. El in­sul­to, del di­rec­tor Ziad Douei­ri, cal­za per­fec­to con la des­crip­ción.

Aun­que que­dó eclip­sa­da por el éxi­to de Una mu­jer fan­tás­ti­ca en los úl­ti­mos Os­car, su im­pla­ca­ble hu­ma­ni­dad, su­ma­das a las bue­nas ac­tua­cio­nes de Adel Ka­ram, Ri­ta Hayek y Ka­mel El Bas­ha, la trans­for­man en un gran re­pre­sen­tan­te de la ca­li­dad del ac­tual ci­ne de Me­dio Orien­te.

La historia nos si­túa en me­dio de un so­la­pa­do con­flic­to en un ba­rrio po­pu­lar de Bei­rut, El Lí­bano, en­tre un hom­bre de ori­gen pa­les­tino, que di­ri­ge una cua­dri­lla de cons­truc­ción, y otro hom­bre, li­ba­nés, que no acep­ta que le arre­glen un desagüe por que no le pre­gun­ta­ron.

Una in­tras­cen­den­cia to­tal co­mo es­ta, es­ca­la has­ta trans­for­mar­se en un desas­tre a es­ca­la na­cio­nal.

Tan vio­len­to co­mo ab­sur­do, el in­ci­den­te es un es­pe­jo so­bre la si­tua­ción ac­tual en Me­dio Orien­te, don­de la vio­len­cia y el odio ra­cial-re­li­gio­so es­tá nor­ma­li­za­do y le­jos de en­con­trar tre­gua, por lo me­nos a cor­to pla­zo.

Am­bos pro­ta­go­nis­tas —un me­cá­ni­co cris­tiano li­ba­nés y un cons­truc­tor pa­les­tino mu­sul­mán— se cie­rran co­mo os­tras fren­te a una du­do­sa afren­ta y sa­can a re­lu­cir todo su odio acu­mu­la­do por dé­ca­das cru­za­das por gue­rras ci­vi­les, re­fu­gia­dos y ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca.

De la tra­ge­dia do­més­ti­ca se pa­sa a un con­flic­to ju­di­cial, don­de qui­zá El in­sul­to pier­de al­go de po­ten­cia, pe­ro na­da que fi­nal­men­te le res­te de­ma­sia­do a una pro­pues­ta ex­ce­si­va­men­te hu­ma­na en tiem­pos don­de en la pan­ta­lla rei­nan los efec­tos es­pe­cia­les y la magia de los al­go­rit­mos.

Un ci­ne do­lo­ro­so, que po­cas ve­ces se pue­de ver en Chi­le, que re­ve­la trau­mas re­cien­tes no re­suel­tos, lis­tos pa­ra es­ta­llar con de­men­cia fren­te a la más mí­ni­ma opor­tu­ni­dad. ¿Le sue­na co­no­ci­do?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.