DO­LOR SU­BLI­ME

Jus­to hoy los aus­tra­lia­nos lle­gan al Tea­tro Cau­po­li­cán a bor­do de la gi­ra de un dis­co ma­jes­tuo­so, Ske­le­ton tree (2016), y con la an­to­lo­gía ga­ran­ti­za­da de uno de los me­jo­res ex­po­nen­tes del post-punk in­ter­na­cio­nal.

Caras (Chile) - - MUSICA - Por David Pon­ce

No fue so­lo por sus al­tos mé­ri­tos mu­si­ca­les sino por una coin­ci­den­cia adi­cio­nal que dos dis­cos des­co­lla­ron en­tre los me­jo­res de la tem­po­ra­da in­ter­na­cio­nal 2016: eran You want it dar­ker, del au­tor ca­na­dien­se Leo­nard Cohen, y Ske­le­ton tree, de los aus­tra­lia­nos Nick Ca­ve & the Bad Seeds. Am­bos can­ta­dos por las vo­ces pro­fun­das de Cohen y Ca­ve, y so­bre todo mar­ca­dos a fon­do por la muer­te. Pa­ra Cohen, eso sí, era la pro­xi­mi­dad na­tu­ral de la pro­pia par­ti­da, al pun­to de que el au­tor mu­rió días des­pués de edi­tar el dis­co, a los 82 años. Pa­ra Ca­ve, en cam­bio, era el do­lor ex­tre­mo por la pér­di­da de su hi­jo ado­les­cen­te, quien ha­bía muer­to tras un ac­ci­den­te en 2015.

Dos años des­pués, Nick Ca­ve lle­ga a Chi­le pa­ra to­car es­te 5 de oc­tu­bre en el Tea­tro Cau­po­li­cán co­mo par­te de la gi­ra Ske­le­ton tree, con la que po­ne en es­ce­na ese dis­co trá­gi­co y ma­jes­tuo­so a la vez. Es sa­bi­do que Ca­ve ha he­cho de asun­tos tras­cen­den­tes co­mo la fe, el amor y la pér­di­da ejes de su tra­yec­to­ria de au­tor y com­po­si­tor, des­de el ADN post-punk y dark de su ade­lan­ta­da ban­da pre­via The birth­day party (1977-1983) has­ta cum­bres so­lis­tas co­mo las ba­la­das so­bre crí­me­nes de su re­cor­da­do dis­co Mur­der ba­llads (1996), don­de gra­bó a dúo con las can­tan­tes Kylie Mi­no­gue y PJ Har­vey. Pe­ro es otra co­sa es­cu­char­lo y ver­lo li­diar con el do­lor pro­pio y des­nu­do en can­cio­nes con­mo­ve­do­ras del dis­co nue­vo co­mo “Girl in am­ber”, “I need you” y “Dis­tant sky”, es­ta úl­ti­ma con la voz de la so­prano danesa Els­te Torp.

Fiel a su ban­da a lo lar­go de die­ci­séis dis­cos gra­ba­dos des­de 1983, Ca­ve lle­ga con la for­ma­ción com­ple­ta de los Bad Seeds, en­tre el di­rec­tor mu­si­cal Wa­rren Ellis (vio­lín, gui­ta­rra, piano y te­cla­dos), Geor­ge Vjes­ti­ca (gui­ta­rra), Jim Scla­vu­nos (vi­brá­fono, piano y per­cu­sión), Larry Mu­llins (te­cla­dos), Martyn Ca­sey (ba­jo) y Tho­mas Wyd­ler (ba­te­ría). Se­rá un re­gre­so, por cier­to, a más de dos dé­ca­das de su de­but en Chi­le co­mo par­te de un fes­ti­val lla­ma­do “Crazy rock” (1996), don­de una cá­fi­la de mal lla­ma­dos fans de la ban­da de hip-hop Cy­pres Hill es­cu­pió en vi­vo a gru­pos tan di­ver­sos co­mo Ater­cio­pe­la­dos, Lo­ve and Roc­kets y Nick Ca­ve and the Bad Seeds: muy ma­la historia. Co­mo an­tí­do­to, es­ta vez la ban­da trae un re­per­to­rio que com­bi­na Ske­le­ton tree con se­lec­cio­nes de todo su re­per­to­rio, des­de can­cio­nes tan tem­pra­nas co­mo “Tu­pe­lo” (1985) y “From her to eter­nity” has­ta la fe­cha: muy bue­na historia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.