SUL­TÁN EN DOS RUE­DAS

Gür­kan Ge­nç es un tur­co de 39 años que lle­va los úl­ti­mos seis re­co­rrien­do el mun­do en bi­ci­cle­ta. Ha vi­si­ta­do 46 paí­ses y pe­da­lea­do 75.000 ki­ló­me­tros. Por es­tos días se en­cuen­tra re­co­rrien­do el nor­te de Chi­le, el país don­de más tiem­po se ha que­da­do.

Caras (Chile) - - ESPECIAL VERDE - Por Lina Ra­mí­rez Fo­tos Gür­kan Ge­nç

Su nom­bre es 100 por cien­to tur­co y gür quie­re de­cir ‘gran’, mien­tras que kan

SIG­NI­fi­CA ‘REY’. Y en Tur­quía, el país don­de se in­ter­sec­tan las cul­tu­ras oc­ci­den­tal y orien­tal, el an­ti­guo mo­nar­ca era el sul­tán. En Chi­le, país que re­co­rre por se­gun­da vez en su via­je des­pués de ha­ber lle­ga­do has­ta Tie­rra del Fue­go, se ga­nó rá­pi­da­men­te el ape­la­ti­vo gra­cias — por su­pues­to— al éxi­to de las te­le­se­ries tur­cas.

En pro­me­dio an­da con 40 ki­los en­tre equi­pa­je, co­mi­da y el pro­pio pe­so de su bi­ci­cle­ta. Tam­bién lle­va con­si­go to­das las tec­no­lo­gías úti­les in­clu­yen­do dro­ne, compu­tador y ce­lu­lar pa­ra ali­men­tar el blog de su aven­tu­ra, que hoy lo di­ri­ge a Alas­ka. Ac­tual­men­te se en­cuen­tra re­co­rrien­do la cos­ta nor­te chi­le­na y lo con­tac­ta­mos en in­glés cuan­do se en­con­tra­ba a la al­tu­ra de Bahía In­gle­sa, en ru­ta ha­cia la so­le­dad del de­sier­to de Ata­ca­ma. —¿Có­mo se ha lle­va­do con los chi­le­nos?

—He si­do cá­li­da­men­te re­ci­bi­do en ca­si to­das las ciu­da­des gran­des, con re­fu­gio, agua y co­mi­da. Mu­chos tra­tan de ha­blar con­mi­go a pe­sar de la ba­rre­ra del idio­ma. He ob­ser­va­do que los chi­le­nos son par­ti­cu­lar­men­te hos­pi­ta­la­rios y aco­ge­do­res con

los ci­clis­tas. Gen­te ma­la tam­bién hay, co­mo en to­do el mun­do, pe­ro es más la bue­na y Chi­le no ha si­do la ex­cep­ción. —¿No­ta in­te­rés por el me­dioam­bien­te?

—Las ca­rre­te­ras y ci­clo­vías en sus ciu­da­des son bas­tan­te bue­nas. Mu­chos ci­clis­tas siem­pre he­mos dis­fru­ta­do pe­da­lear en Chi­le. La va­rie­dad de es­ta­cio­nes y cli­mas tam­bién es otra ra­zón po­si­ti­va. De los cin­co paí­ses sud­ame­ri­ca­nos que he vi­si­ta­do has­ta aho­ra (ade­más Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Paraguay y Uru­guay), Chi­le es el me­jor en tér­mi­nos de lim­pie­za. Ha si­do el úni­co país don­de de­ci­dí es­ta­ble­cer­me

de ma­ne­ra tem­po­rá­nea. Si me que­do más, no po­dría evi­tar ca­sar­me y for­mar una fa­mi­lia. —¿Es el ca­len­ta­mien­to glo­bal una preo­cu­pa­ción que ha­ga su­ya?

—Es­te via­je no es­tá re­la­cio­na­do di­rec­ta­men­te con el me­dioam­bien­te, pe­ro en mis re­des so­cia­les y pá­gi­na web tra­to de re­cor­dar­le a las per­so­nas que la bi­ci­cle­ta es un me­dio de trans­por­te efec­ti­vo y ami­ga­ble con la na­tu­ra­le­za, sin emi­sio­nes de car­bono. Quien pien­se for­mar una fa­mi­lia de­be­ría preo­cu­par­se de ser me­jor con to­das las cria­tu­ras que ha­bi­tan la tie­rra, por­que el egoís­mo de vi­vir so­lo el pre­sen­te va a pre­ci­pi­tar el fin del mun­do. Po­de­mos atra­sar el pro­ce­so usan­do ener­gías ver­des, re­ci­clan­do y au­men­tan­do el uso de la bi­ci­cle­ta, o po­de­mos con­su­mir nues­tro re­cur­sos rá­pi­da­men­te y asu­mir que nos es­ta­mos pre­pa­ran­do pa­ra una gran mi­gra­ción. Pue­de que no sea tan pron­to, pe­ro tar­de o tem­prano lle­ga­rá. Es inevi­ta­ble. —Ha­bien­do si­do tes­ti­go de tan­ta DI­VER­SI­DAD GEO­GRÁ­FI­CA Y HU­MA­NA EN LOS seis años que lle­vas de via­je, ¿le asus­ta el fu­tu­ro ha­cia el cual es­tá pe­da­lean­do? —Po­de­mos re­tar­dar el pro­ce­so, pe­ro no de­te­ner­lo. La gran mi­gra­ción es­tá re­la­cio­na­da con una di­ná­mi­ca a ni­vel pla­ne­ta­rio. Qui­zás no ocu­rra en es­te si­glo, pe­ro sí en el fu­tu­ro cer­cano. El cam­bio que ha te­ni­do el mun­do en los úl­ti­mos 50 años es in­creí­ble, yo mis­mo pue­do ver­lo en­tre el día que sa­lí de Tur­quía ha­ce seis años y aho­ra. Es­ta­mos des­tru­yen­do nues­tro pla­ne­ta y nues­tras vi­das. No es­toy se­gu­ro si yo su­fri­ré la peor par­te, pe­ro es­pe­ro que es­ta ex­pe­rien­cia ayu­de a crear una me­jor vi­da y un me­jor fu­tu­ro pa­ra las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes. Siem­pre di­go que na­cí muy tar­de pa­ra ex­plo­rar el mun­do, pe­ro muy tem­prano pa­ra ex­plo­rar el uni­ver­so.

Es­ta es la se­gun­da vez que la vuel­ta al mun­do en bi­ci­cle­ta de Gur­kän Ge­nç lo trae a Chi­le. La pri­me­ra fue en 2017, cuan­do sa­lien­do de San­tia­go y re­co­rrió el sur has­ta lle­gar a Tie­rra del Fue­go. Hoy se en­cuen­tra cru­zan­do el de­sier­to de Ata­ca­ma, en ru­ta ha­cia Alas­ka.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.