LA RE­VAN­CHA DEL HU­RA­CÁN

El mí­ti­co di­rec­tor Or­son We­lles re­gre­sa por dos con la pe­lí­cu­la pós­tu­ma Al otro la­do del vien­to y el do­cu­men­tal Me ama­rán cuan­do es­té muer­to. Netflix da al blan­co con un fino tra­ba­jo de reivin­di­ca­ción his­tó­ri­ca de un gi­gan­te y su du­ro fi­nal.

Caras (Chile) - - CINE - Por Franco Fa­so­la

Co­sas del des­tino o ele­gi­do con pin­zas: Me ama­rán cuan­do es­té muer­to y Al otro la­do del vien­to — fi­nan­cia­dos pa­ra ser es­tre­na­dos por el gi­gan­te del strea­ming Netflix—, re­sul­tan ser una pós­tu­ma y mo­nu­men­tal pa­tea­du­ra al Holly­wood de to­dos los tiem­pos, obra y gra­cias de Or­son We­lles, el hombre que que­dó más allá del bien y mal tras El ciu­da­dano Ka­ne (1941).

El com­bo, que pa­só por el Fes­ti­val de Ve­ne­cia con pre­mios (al edi­tor Bob Mu­raws­ki) y que ya es­tá a dis­po­si­ción de los 140 mi­llo­nes de sus­crip­to­res de la pla­ta­for­ma, de­be ser vis­to —re­co­men­da­ble­men­te— en el or­den Me ama­rán cuan­do es­té muer­to (do­cu­men­tal) y lue­go Al otro la­do del vien­to, su pro­yec­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co más ex­tra­va­gan­te, arries­ga­do, co­rro­si­vo e in­con­clu­so.

El do­cu­men­tal de Mor­gan Ne­vi­lle da cuen­ta de es­te nau­fra­gio, ini­cia­do en 1970, cuan­do We­lles, de 55 años, co­mien­za a fil­mar co­mo un des­qui­cia­do es­ta cin­ta lue­go de su exi­lio eu­ro­peo. Con una nue­va ca­ma­da de di­rec­to­res que do­mi­na­ban la in­dus­tria y lo ido­la­tra­ban (Den­nis Hop­per, Ford Cop­po­la, Scor­se­se), Or­son pen­só que es­te era su mo­men­to y se lan­zó con un pro­yec­to in­ten­so, un nue­vo pa­ra­dig­ma pa­ra la edi­ción, so­lo cla­ro en su ca­be­za.

La tra­ma del do­cu­men­tal y la pe­lí­cu­la avan­zan a la par en un de­li­ran­te vue­lo. Por un la­do es­tá el fra­ca­so y fi­nal de un in­com­pren­di­do We­lles, que ter­mi­na con su obra en jui­cio y las cin­tas guar­da­das en una ca­ja fuer­te en Fran­cia. Mien­tras, la pe­lí­cu­la se pa­sea en­tre la adu­la­ción, el fal­so ar­te y el ab­sur­do exis­ten­cial.

Al otro la­do del vien­to es lo más au­to­bio­grá­fi­co de la ci­ne­ma­to­gra­fía de Or­son We­lles. El mí­ti­co John Hus­ton in­ter­pre­ta a J.J. “Ja­ke” Han­na­ford, un di­rec­tor de ci­ne al­cohó­li­co que vi­ve sus úl­ti­mas ho­ras de vi­da. La pro­pues­ta fi­nal de We­lles es am­bi­cio­sa pa­ra la épo­ca y tam­bién hoy. Ha­ce ci­ne den­tro del ci­ne y en pa­ra­le­lo se bur­la del “tra­ba­jo de au­tor” eu­ro­peo, tan en bo­ga en los se­sen­ta y se­ten­tas, con di­rec­to­res co­mo Mi­che­lan­ge­lo An­to­nio­ni, en­tre otros.

Con un re­par­to y equi­po lle­va­do a la de­ri­va y un puzz­le que so­lo Or­son sa­bía en­ca­jar, en 1985, a los se­ten­ta años, el ci­neas­ta mu­rió sin com­ple­tar su obra.

El do­cu­men­tal y la pe­lí­cu­la, dis­po­ni­bles en Netflix, son cla­ves pa­ra en­ten­der a uno de los ma­yo­res ge­nios del ci­ne y sus ex­pe­ri­men­ta­les úl­ti­mos años. En­tre los re­cau­da­do­res de fon­dos pa­ra lle­gar a es­te ma­te­rial es­tán Wes An­der­son (Vi­da acuá­ti­ca), So­fia Cop­po­la (Per­di­dos en To­kio) y J.J. Abrams (Lost).

No se pue­de ce­rrar ni en­ten­der la his­to­ria del hombre que ate­rro­ri­zó a la hu­ma­ni­dad con La gue­rra de los mun­dos sin ver es­te do­ble com­bo, un hi­to im­per­di­ble pa­ra los aman­tes del ci­ne, con Or­son des­tri­pan­do su tra­ba­jo pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.