POP 2018 La fór­mu­la y los ex­pe­ri­men­tos

Caras (Chile) - - MÚSICA - Por Da­vid Pon­ce

El año mu­si­cal que ter­mi­na de­jó una se­rie de es­tre­nos re­le­van­tes, en­tre el pop a to­da prue­ba de la cantante es­ta­dou­ni­den­se Aria­na Gran­de, la reapa­ri­ción de los in­gle­ses Ar­ctic Mon­keys y el re­gre­so de una di­va co­mo Ma­riah Ca­rey.

Sea des­de la in­dus­tria en­do­gá­mi­ca de siem­pre ba­sa­da en as­tros co­mo Kan­ye West o des­de nom­bres que ac­ce­den des­de los már­ge­nes esa in­dus­tria al mo­do de Ro­sa­lía o J Bal­vin, por men­cio­nar a tres fi­gu­ras que es­tre­na­ron dis­cos en 2018, tem­po­ra­da que ter­mi­na en­tre el ne­go­cio del pop más pre­fa­bri­ca­do y las pro­pues­tas ca­pa­ces de in­no­var sin per­der re­le­van­cia ante las gran­des au­dien­cias.

Aria­na Gran­de y Ar­ctic Mon­keys son dos nom­bres vá­li­dos pa­ra ate­rri­zar esos dos po­los. Ni ella es la más es­tan­da­ri­za­da de las es­tre­llas pop ni ellos son la ban­da más ex­pe­ri­men­tal tam­po­co. Pe­ro con sus res­pec­ti­vos dis­cos nue­vos re­pre­sen­tan esos dos bor­des, en­tre la efi­cien­cia pop y cier­ta in­quie­tud por es­ca­par a las con­ven­cio­nes. Con Swee­te­ner, su cuar­to dis­co, Aria­na Gran­de se ro­deó de gen­te co­mo Pha­rrell Wi­lliams y Nic­ki Mi­naj, pe­ro tam­bién de la ex­pe­rien­cia de la cantante Missy Elliott, pa­ra re­don­dear un so­ni­do efi­caz y ac­tual con tí­tu­los em­ble­má­ti­cos co­mo God is a wo­man y la am­bi­ción pop de Swee­te­ner. Con to­do se es­cu­cha más dis­tin­ti­va que jó­ve­nes can­tan­tes co­mo Shawn Men­des o Ca­mi­la Ca­be­llo.

Por el fren­te, los in­gle­ses Ar­ctic Mon­keys se rein­ven­ta­ron en Tran­qui­lity Ba­se Ho­tel + Casino, su sex­to ál­bum. En un mun­do don­de las fron­te­ras de lo que se en­tien­de por pop y rock son di­fu­sas, la ban­da de Alex Tur­ner es pop en un sen­ti­do pre­vio al ac­tual, con re­cur­sos que van des­de el rock has­ta los sin­te­ti­za­do­res y des­de la iro­nía a la in­tros­pec­ción pa­ra ru­bri­car un dis­co con iden­ti­dad pro­pia. Hu­bo más nom­bres re­le­van­tes en el año: ahí don­de el ta­len­to de Kan­ye West aca­bó por ce­der a su me­ga­lo­ma­nía con Ye, quien se im­pu­so fue Dra­ke con Scor­pion, un dis­co con vein­ti­cin­co can­cio­nes en­tre el hip­hop y el R&B. A par­tir del reg­gae­tón y des­de una lla­ma­ti­va mez­cla en­tre fla­men­co y pop ga­na­ron ex­po­si­ción el co­lom­biano J Bal­vin con Vi­bras y la es­pa­ño­la Ro­sa­lía con El mal que­rer. Con la ase­so­ría de pro­duc­to­res co­mo Tim­ba­land y Skri­llex, vol­vió una di­va co­mo Ma­riah Ca­rey, quien en Cau­tion, su de­ci­mo­quin­to dis­co, se des­ta­có con un ofi­cio vo­cal pop de los que ya no se ven. Y con so­ni­dos más es­ti­mu­lan­tes de par­te de MGMT en Little dark age, de la cantante Cat Po­wer en Wan­de­rer, de Flo­ren­ce + The Ma­chi­ne en High as ho­pe o de Es­pe­ran­za Spal­ding en 12 little spells, el año mu­si­cal in­ter­na­cio­nal con­fir­mó tam­bién lo de siem­pre: lo más in­tere­san­te sue­le es­tar por fue­ra de lo ob­vio.

Ma­riah Ca­rey

Ar­ctic Mon­keys

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.