Qué ha­cer an­te una mor­de­du­ra de ara­ña de rin­cón

Centrito - - CIENCIA|RECETA -

A raíz de las al­tas tem­pe­ra­tu­ras, las ara­ñas de rin­cón aban­do­nan su “zo­na d de con­fort” co­mo la te­la y los rin­co­nes al­tos y som­bríos, los cua­dros y el c cló­set de los ho­ga­res, mos­trán­do­se y sien­do fá­cil de re­co­no­cer por su r rá­pi­do des­pla­za­mien­to. Es­teE ejem­plar - que ha­bi­ta en­tre la Pri­me­ra y Dé­ci­ma re­gión del país, y se en­cuen­trae en un 41 % de las vi­vien­das ur­ba­nas y un 24 % de ca­sas ru­ra­les-, “ata­ca” en se­cre­to du­ran­te las no­ches o al mo­men­to de ves­tir­se abor­dan­do ros­tro y ex­tre­mi­da­des. An­te es­to, y de­bi­do a lo le­tal que pue­de lle­gar a ser su mor­de­du­ra, es re­co­men­da­ble tras re­co­no­cer cier­tos sig­nos de la pi­ca­du­ra ( le­sión cu­tá­nea con cen­tro vio­lá­ceo, en­ro­je­ci­mien­to en el área cir­cun­dan­te, fie­bre al­ta, pal­pi­ta­cio­nes, náu­seas, vó­mi­tos, do­lo­res ar­ti­cu­la­res y mus­cu­la­res) apli­car hie­lo en la zo­na afec­ta­da, acu­dir a ur­gen­cias y si es po­si­ble, lle­var la ara­ña con­si­go en un fras­co. PRE­VEN­CIÓN

Una ac­ción im­por­tan­te es pre­ve­nir que es­tos even­tos se pro­duz­can, por lo que es re­co­men­da­ble sa­cu­dir la ro­pa an­tes de po­nér­se­la y re­vi­sar bien los za­pa­tos que lle­van tiem­po sin ser uti­li­za­dos.

La ara­ña de rin­cón ha­bi­ta en un 41 % de las vi­vien­das ur­ba­nas.

Al­gu­nos sig­nos de la pi­ca­du­ra de es­te ejem­plar son las le­sio­nes cu­tá­neas con cen­tro vio­lá­ceo y en­ro­je­ci­mien­to en el área cir­cun­dan­te.

Es­tos ejem­pla­res vi­ven en­tre la Pri­me­ra y la Dé­ci­ma re­gión del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.