Hoy… Las len­te­jas

Centrito - - News -

Las len­te­jas son un ti­po de le­gum­bre, co­mo tam­bién son los gar­ban­zos o las ar­ve­jas. Tie­nen un al­to con­te­ni­do de nu­trien­tes. In­clu­so, la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO), afir­ma que las le­gum­bres -co­mo par­te de una die­ta sa­lu­da­ble- pue­den ayu­dar a com­ba­tir la des­nu­tri­ción en los paí­ses desa­rro­lla­dos y en de­sa­rro­llo.

Otra ca­rac­te­rís­ti­ca es­pe­cial de las le­gum­bres es que es­tán car­ga­das de pro­teí­nas. De he­cho, tie­nen el do­ble que el tri­go y tres ve­ces más que el arroz. Has­ta pue­den ser­vir co­mo al­ter­na­ti­va pa­ra co­mer en lu­gar de car­ne.

Aun­que son muy fá­ci­les de pre­pa­rar, con po­ca fre­cuen­cia se les in­clu­ye en la die­ta, de­bi­do al tiem­po que de­mo­ran en co­ci­nar­se. Sin em­bar­go, es im­por­tan­te sa­ber que cuan­do se de­jan pre­via­men­te en re­mo­jo, en­tre cua­tro y ocho ho­ras, se re­du­ce el tiem­po de coc­ción, pue­den ser di­ge­ri­das con más fa­ci­li­dad y sus nu­trien­tes son me­jor ab­sor­bi­dos por el or­ga­nis­mo.

Aho­ra bien, las len­te­jas -en es­pe­cí­fi­co- se pue­den uti­li­zar pa­ra pre­pa­rar ham­bur­gue­sas ve­ga­nas, en­sa­la­das, gui­sa­dos y otras tan­tas recetas. En cuan­to a sus apor­tes pa­ra el cuer­po, son una bue­na op­ción pa­ra ob­te­ner pro­teí­nas ve­ge­ta­les, aun­que las len­te­jas des­ta­can en­tre las le­gum­bres, so­bre to­do, por su ri­que­za en hie­rro.

PRO­PIE­DA­DES

El hie­rro es un com­po­nen­te in­te­gral de la he­mo­glo­bi­na que trans­por­ta oxí­geno des­de los pul­mo­nes a to­das las cé­lu­las del cuer­po. Por eso, la de­fi­cien­cia de hie­rro es una cau­sa co­mún de fa­ti­ga. En ese sen­ti­do, las len­te­jas pue­den au­men­tar la ener­gía me­dian­te la re­po­si­ción de hie­rro.

Son ba­jas en gra­sas y al­tas en fi­bra. Es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca es muy po­si­ti­va, por­que ayu­da a au­men­tar la sa­cie­dad y re­du­cir el ape­ti­to. Exis­ten in­ves­ti­ga­cio­nes en las cua­les se in­di­ca que las len­te­jas son com­po­nen­tes pro­pios de la die­ta tra­di­cio­nal, en po­bla­cio­nes don­de es ba­jo el ín­di­ce del cán­cer de co­lon, ma­ma y prós­ta­ta.

Tam­bién re­pre­sen­tan una bue­na fuen­te de áci­do fó­li­co, el cual ayu­da al cuer­po a pro­du­cir nue­vas cé­lu­las y es un nu­trien­te es­pe­cial­men­te im­por­tan­te pa­ra las mu­je­res, par­ti­cu­lar­men­te, pa­ra las em­bra­za­das, pues su in­ges­ta an­tes y du­ran­te la gestación, ayu­da a pre­ve­nir de­fec­tos de na­ci­mien­to en el ce­re­bro y la mé­du­la es­pi­nal del be­bé.

Fuen­te: Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO) y Li­fe­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.