Prin­ci­pal desafío mun­dial

Centro Deportes - - News - Pedro Pa­blo He­rre­ra

más allá de cual­quier me­da­lla o pre­mio el or­gu­llo de po­der sor­tear to­das las con­di­cio­nes ad­ver­sas ha­ce a ca­da uno de los par­ti­ci­pan­tes unos ver­da­de­ros ga­na­do­res.

La re­pre­sen­tan­te de la Bri­ga­da de Res­ca­te An­dino del Mau­le tar­dó 43 ho­ras y 24 mi­nu­tos en po­der ter­mi­nar su ca­rre­ra, es de­cir ca­si dos días sin dor­mir es­tu­vo la de­no­mi­na­da “Mu­jer de Hie­rro”, quien ma­ni­fes­tó: “Pa­ra mí co­mo pro­fe­sio­nal es sú­per im­por­tan­te, por­que pri­me­ra vez que una mu­jer chi­le­na cla­si­fi­ca y ter­mi­na la ca­rre­ra del UTMB. Fue un or­gu­llo re­pre­sen­tar a la mu­jer chi­le­na y es­toy sú­per fe­liz por­que es una ca­rre­ra muy lin­da. Lo es­pe­cial es que pa­sas por tres paí­ses. Allá hay una cul­tu­ra de­por­ti­va en la mon­ta­ña, allá, des­de los ni­ños, has­ta las per­so­na de ter­ce­ra edad ca­mi­nan ha­cien­do tre­king, en las mon­ta­ñas”.

CA­MINO

Pe­ro el ca­mino no fue fá­cil. Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas le ju­ga­ron más de una ma­la pa­sa­da a la tam­bién pro­fe­so­ra de Edu­ca­ción Fí­si­ca, en los pri­me­ros 40 ki­ló­me­tros de ca­rre­ra: “Es­tu­ve en un lu­gar don­de es­ta­ba ne­van­do muy fuer­te, hubo ade­más rá­fa­gas de vien­to, se anun­ció un tem­po­ral. El tiem­po fue muy ad­ver­so, na­die pen­só que íba­mos a te­ner esas con­di­cio­nes. De he­cho se eli­mi­na­ron dos pun­tos por la gran ne­va­zón”.

La ex­po­nen­te mau­li­na sub­ra­yó que “por es­to no po­día so­por­tar el con­ge­la­mien­to, de­bi­do a un ac­ci­den­te que tu­ve en 2006, en don­de tu­ve que­ma­du­ras por con­ge­la­mien­to, en­ton­ces per­dí sen­si­bi­li­dad en mis ma­nos. Me cos­tó mu­cho, de he­cho no pu­de co­mer bien, no po­día sa­car las co­sas de mi mo­chi­la, a tal lle­gó lo ex­tre­mo de las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, que en un re­fu­gio tu­ve que pa­rar­me por­que es­ta­ba con gra­dos de hi­po­ter­mia que da­ba pa­ra ter­mi­nar y re­ti­rar­me de la ca­rre­ra”.

Sin em­bar­go, esa for­ta­le­za men­tal que aún la tie­ne com­pi­tien­do en las prue­bas más di­fí­ci­les del mun­do, lue­go de aquel ac­ci­den­te en don­de es­tu­vo a pun­to de per­der sus pier­nas la lle­vó a no ren­dir­se: “Me di­je a mi mis­ma acá voy a es­tar un buen ra­to (re­fu­gio), y ten­go que cambiar mis ob­je­ti­vos. Mi idea en ese mo­men­to fue ter­mi­nar la ca­rre­ra, con­si­de­ran­do co­mo es­ta­ba. Así es co­mo me la ju­gué, di vuel­ta la pá­gi­na y uti­li­cé otra for­ma de lo­gís­ti­ca. Ya qui­zás no más rá­pi­do, pe­ro sí más se­gu­ro”.

Ya con el cam­bio de ob­je­ti­vo, Ve­ró­ni­ca si­guió con la men­te pues­ta en ter­mi­nar a co­mo die­ra lu­gar su ca­rre­ra. Pa­ra es­tas com­pe­ti­cio­nes ca­da corredor tie­ne un asis­ten­te, quien pue­de en­tre­gar­le equipamientos que van ne­ce­si­tan­do los pro­pios de­por­tis­tas. En es­te ca­so Ve­ró­ni­ca via­jó jun­to a Juan Ma­ta, quien cum­plió esa fun­ción. Y quien tam­bién fue pie­za fun­da­men­tal en lo aními­co, con­si­de­ran­do que ade­más es su pa­re­ja.

ÚL­TI­MOS

Lue­go de haber pa­sa­do por los tres paí­ses y su­pe­rar las prue­bas más du­ras, lle­ga­ron “los úl­ti­mos ki­ló­me­tros en don­de iba alu­ci­nan­do. Cuan­do iba en las úl­ti­mas cum­bres, le di­je a mi pa­re­ja que es­ta­ba dormida e iba ha­blán­do­le. Con­fun­día las pie­dras con im­ple­men­tos. El can­san­cio ya era al­go in­so­por­ta­ble. Fue una prue­ba muy di­fí­cil”.

Pe­se a ello, ya en la úl­ti­ma pa­sa­da la tal­qui­na, quien, ade­más, tie­ne in­jer­tos de piel de ti­bu­rón, lue­go del gra­ve ac­ci­den­te de 2006, se re­cu­pe­ró y pu­do dis­fru­tar su ca­rre­ra. “Me pa­só que en la úl­ti­ma ba­ja­da re­cor­dé to­do lo di­fí­cil que fue el pro­ce­so pa­ra po­der lle­gar allá. Sen­tí mu­cho or­gu­llo por­que de­jé muchos obs­tácu­los atrás por eso fue un mo­men­to ma­ra­vi­llo­so”.

POS­TU­LA­CIÓN

Pa­ra po­der lle­gar a es­ta ins­tan­cia, la de­por­tis­ta que de los 7 a los 22 años fue se­lec­cio­na­da en atletismo y tu­vo par­ti­ci­pa­ción en pa­na­me­ri­ca­nos, sud­ame­ri­ca­nos y tam­bién en un mun­dial ju­nior acu­dió al Fon­do Na­cio­nal de Desa­rro­llo Re­gio­nal del Go­bierno Re­gio­nal. Fi­nal­men­te el CO­RE apro­bó cer­ca de cin­co mi­llo­nes que le per­mi­tie­ron po­der cos­tear sus pa­sa­jes y tam­bién al­gu­nos im­ple­men­tos. Pe­ro pa­ra ello “tu­ve que ha­cer ca­si una te­sis en me­nos de una se­ma­na, com­pré mi pa­sa­je cin­co días an­tes. Ade­más, con to­do eso yo soy do­cen­te uni­ver­si­ta­ria, ne­ce­si­ta­ba pla­ni­fi­car, en­ton­ces fue muy di­fí­cil lle­gar allá”.

MAU­LE

La pro­pia de­por­tis­ta, quien tam­bién tu­vo una par­ti­ci­pa­ción en el reality de TVN, Pe­lo­tón ter­mi­nó di­cien­do: “La re­gión del Mau­le tie­ne lu­ga­res es­pec­ta­cu­la­res pa­ra po­der desa­rro­llar de­por­tes co­mo es­te. La re­ser­va Al­tos de Lir­cay es uno de mis lu­ga­res fa­vo­ri­tos y es per­fec­to pa­ra prac­ti­car de­por­te. Oja­lá se le em­pie­ce a dar más au­ge a es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des, te­nien­do en cuen­ta que es be­ne­fi­cio­so pa­ra la sa­lud y tam­bién te per­mi­te co­nec­tar­te con lo her­mo­so de la na­tu­ra­le­za”.

Ve­ró­ni­ca fue la úni­ca mu­jer chi­le­na en re­pre­sen­tar al país en es­ta com­pe­ti­ción.

En los días pre­vios a la ca­rre­ra, Ve­ró­ni­ca Bravo pre­pa­ró su ca­rre­ra. En el fon­do, el gla­ciar Mont Blanc de Fran­cia.

Lu­cien­do­la­ban­de­ra­na­cio­nal,la“Mu­jer­deHie­rro”po­san­do en el pun­to fi­nal de la ca­rre­ra, la que ter­mi­nó en 43 ho­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.