De­por­te en las cár­ce­les mau­li­nas: Una ra­dio­gra­fía de la prin­ci­pal es­ca­pa­to­ria de los re­clu­sos

Dis­tin­tas son las dis­ci­pli­nas que prac­ti­can las per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad. Se­gún es­tos reos de­por­tis­tas, es­ta si­tua­ción les ha cam­bia­do la vi­da. Ac­tual­men­te, el 70% de los in­ter­nos prac­ti­ca al­gún ti­po de ac­ti­vi­dad, lo que gra­fi­ca el in­te­rés por man­ten

Centro Deportes - - Deportes -

En el Mau­le son ca­si 2 mil per­so­nas, en­tre hom­bres y mu­je­res, que se en­cuen­tran pri­va­das de li­ber­tad en los dis­tin­tos re­cin­tos pe­na­les. De ese nú­me­ro, el 70% rea­li­za al­gu­na de las dis­ci­pli­nas que ofre­ce Gen­dar­me­ría, una a dos ve­ces por se­ma­na.

Bai­le en­tre­te­ni­do, bás­quet­bol, baby fút­bol, te­nis de me­sa y bo­xeo, son al­gu­nos de los de­por­tes que prac­ti­can los in­ter­nos en los mó­du­los a ni­vel re­gio­nal, lo que les per­mi­te po­der ejer­ci­tar­se, pe­ro tam­bién rea­li­zar una ac­ti­vi­dad que los li­be­re, por lo me­nos un par de ho­ras, de la si­tua­ción que vi­ven.

Es­te pro­gra­ma, que se rea­li­za a ni­vel na­cio­nal y el cual es im­pul­sa­do por Gen­dar­me­ría, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo ge­ne­rar un fac­tor pro­tec­tor y re­crea­ti­vo, que per­mi­ta dis­mi­nuir el es­trés en el con­tex­to de en­cie­rro. En ese sen­ti­do, se­gún ci­fras de la pro­pia ins­ti­tu­ción, del año 2016, son cer­ca de 4 mil los in­ter­nos que prac­ti­can al­gu­na ac­ti­vi­dad de­por­ti­va a ni­vel na­cio­nal.

USUA­RIOS

Fue­ron los pro­pios usua­rios de es­tas ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas, los que ma­ni­fes­ta­ron la im­por­tan­cia pa­ra sus vi­das la rea­li­za­ción de ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Por ejem­plo, Clau­dio Salgado Ja­ra, in­terno del Cen­tro de Cum­pli­mien­to Pe­ni­ten­cia­rio de Cau­que­nes, quien prac­ti­ca bo­xeo, co­men­tó: “Me sir­ve pa­ra re­crear­me, sa­lir de la ru­ti­na dia­ria y ha­cer al­go que me gus­ta. Cuan­do uno cae, pien­sa que acá to­do ter­mi­nó, no ve ha­cia ade­lan­te, pe­ro el bo­xeo me ha per­mi­ti­do ver las co­sas de otra for­ma. Aho­ra es­toy mo­ti­va­do, le en­se­ño bo­xeo a otros com­pa­ñe­ros pa­ra que no an­den me­ti­do en cues­tio­nes. De he­cho, me gus­ta­ría, cuan­do sal­ga li­bre, pre­sen­tar al­gún pro­yec­to a la mu­ni­ci­pa­li­dad pa­ra en­se­ñar­le bo­xeo a los ni­ños”.

Por su par­te, Héc­tor Mo­li­na In­zul­za, in­terno del Cen­tro de Cum­pli­mien­to Pe­ni­ten­cia­rio de Tal­ca, quien prac­ti­ca en­tre­na­mien­to fun­cio­nal, ase­gu­ró: “Ha­cer es­to me ayu­da a eli­mi­nar ten­sión, al man­te­ner­me ocu­pa­do, pa­sa el tiem­po más rá­pi­do, ejer­ci­to el cuer­po, me man­ten­go sa­lu­da­ble, y me ale­ja de los vi­cios. El de­por­te me ayu­dó a cam­biar, por­que es una dis­ci­pli­na y for­ma de vi­da. El tiem­po pa­sa más rá­pi­do de esa for­ma, me ale­ja de los pro­ble­mas, me mo­ti­va el apo­yar a los de­más y fo­men­tar el de­por­te en el mó­du­lo”.

Des­de la ins­ti­tu­ción, más bien el Di­rec­tor Re­gio­nal de Gen­dar­me­ría, co­ro­nel Alejandro Fuen­tes Mo­ra­les, ma­ni­fes­tó: “El de­por­te ha ido ga­nan­do un es­pa­cio im­por­tan­te al in­te­rior de las uni­da­des pe­na­les de la re­gión en los úl­ti­mos años. Y es­to ha ge­ne­ra­do, no so­la­men­te te­ner a nues­tros usua­rios prac­ti­can­do de­por­te, sino, ade­más, un buen uso del tiem­po en re­clu­sión, lo que ha da­do ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos, al ba­jar los ni­ve­les de ten­sión y an­gus­tia en­tre la po­bla­ción penal, con lo que me­jo­ra el ré­gi­men in­terno y la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas que se en­cuen­tran cum­plien­do con­de­na”.

APOR­TES

En tan­to, el coor­di­na­dor re­gio­nal de de­por­tes, Pe­dro Mar­tí­nez Qui­ja­da, ex­pli­có: “Co­mo re­gión he­mos lo­gra­do una alian­za es­tra­té­gi­ca en­tre el Mi­nis­te­rio del De­por­te, a tra­vés del IND, los mu­ni­ci­pios lo­ca­les y el ni­vel cen­tral de Gen­dar­me­ría, quie­nes en con­jun­to apor­tan re­cur­sos fí­si­cos y hu­ma­nos pa­ra ha­cer reali­dad al­go que an­tes pa­re­cía un sue­ño: te­ner a la gran ma­yo­ría de las per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad prac­ti­can­do de­por­te”.

Ca­be con­sig­nar, que des­de el 2014, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de De­por­tes, por in­ter­me­dio del pro­gra­ma “De­por­te de Par­ti­ci­pa­ción So­cial”, in­cor­po­ró el com­po­nen­te “De­por­tes pa­ra per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad”, ini­cia­ti­va que eje­cu­ta sis­te­má­ti­ca­men­te ta­lle­res, be­ne­fi­cian­do a más de 2 mil usua­rios, tan­to da­mas co­mo va­ro­nes, in­ser­tos en el sis­te­ma penal de los nue­ve Cen­tros de Cum­pli­mien­to Pe­ni­ten­cia­rios del Mau­le, con una in­ver­sión

La zum­ba es guia­da por mo­ni­to­res del IND, quie­nes asis­ten ca­da se­ma­na a im­par­tir las cla­ses. El bás­qu re­cien­te al de Mau­le. plan pi­lo­to ex­cel

El te­nis de me­sa es una dis­ci­pli­na que cuen­ta con buen equi­pa­mien­to y que ga­na ca­da día más adep­tos en­tre la po­bla­ción penal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.