SEN­TI­DO DE PER­TE­NEN­CIA RO­JI­NE­GRO.

Centro Deportes - - Deportes - (*) Psi­có­lo­go de­por­ti­vo y ex­fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal. (*) Clau­dio Aran­ci­bia Cam­pos.

Me­re­ci­da­men­te, en es­tos úl­ti­mos años, se ha re­co­no­ci­do a de­por­tis­tas his­tó­ri­cos que par­ti­ci­pa­ron en cam­pa­ñas de­por­ti­vas me­mo­ra­bles de Ran­gers de Tal­ca. Asi­mis­mo, ha he­cho no­ti­cia la pu­bli­ca­ción del li­bro di­gi­tal “His­to­ria ro­ji­ne­gra, 116 años de pa­sión”, un de­ta­lla­do do­cu­men­to bio­grá­fi­co que re­sal­ta los he­chos más im­por­tan­tes del club y re­co­no­ce el cui­da­do y pro­li­ji­dad de un gru­po de per­so­nas, se­gui­do­res vo­lun­ta­rio­sos que han con­cre­ta­do un re­gis­tro ini­gua­la­ble. En él en­con­tra­re­mos cam­pa­ñas inol­vi­da­bles que las an­ti­guas y nue­vas ge­ne­ra­cio­nes ya tie­nen a su dis­po­si­ción pa­ra for­ta­le­cer al­go tan ne­ce­sa­rio co­mo el sen­ti­do de per­te­nen­cia e iden­ti­dad por una ins­ti­tu­ción de­por­ti­va. Es­tos días fes­ti­vos, que coin­ci­den con el ani­ver­sa­rio de la ins­ti­tu­ción, ade­más de otor­gar­nos mo­men­tos de des­can­so a quie­nes tra­ba­ja­mos, nos po­ne en con­tac­to con un fe­nó­meno cu­rio­so co­mo es el sen­ti­do de per­te­nen­cia. Cuan­do ha­bla­mos de sen­ti­do de per­te­nen­cia, nos re­fe­ri­mos al sen­ti­mien­to o la con­cien­cia de for­mar par­te de un gru­po en el que ad­qui­ri­mos mo­de­los de re­fe­ren­cia que in­flu­yen di­rec­ta­men­te en nues­tras ca­rac­te­rís­ti­cas. Tie­ne su ori­gen en la fa­mi­lia, ya que es el pri­mer gru­po al que per­te­ne­ce­mos, sien­do la ca­rac­te­rís­ti­ca co­mún sen­tir­nos miem­bros de al­go, pa­ra al­gu­nos, una ins­ti­tu­ción de­por­ti­va se arrai­ga al pun­to de sen­tir­lo una fa­mi­lia, mien­tras que pa­ra otros re­sul­ta una exa­ge­ra­ción. “Los Ro­ji­ne­gros” en Ran­gers, “Los Mar­gi­na­les” en Cu­ri­có y “Los De­por­vi­da” en Li­na­res, en­tre otros clu­bes de la re­gión, po­seen fuer­tes la­zos afec­ti­vos por sus ins­ti­tu­cio­nes al pun­to de sen­tir­los co­mo un com­po­nen­te más de su fa­mi­lia. En to­dos ellos, en­con­tra­re­mos una pie­dra an­gu­lar co­mún: que la in­ter­ac­ción so­cial en­tre los miem­bros de un co­lec­ti­vo po­see una per­cep­ción de arrai­go te­rri­to­rial y un sen­ti­mien­to ge­ne­ral de mu­tua­li­dad e in­ter­de­pen­den­cia. Y la iden­ti­dad da for­ma aquí, ya que es­te sen­ti­do de per­te­nen­cia in­flu­ye en la ges­ta­ción de nues­tra pro­pia iden­ti­dad co­mo cria­tu­ras de es­te mun­do y se tras­pa­sa de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción. 116 años de his­to­ria de una de las ins­ti­tu­cio­nes de­por­ti­vas más im­por­tan­tes de la re­gión del Mau­le y del país, per­mi­ten tam­bién re­me­mo­rar y ha­cer uso de un es­pa­cio in­for­ma­ti­vo co­mo es­te pa­ra re­co­no­cer per­so­nas anó­ni­mas que han de­di­ca­do una vi­da a un club y no apa­re­cen en li­bros ni en fo­tos de la ins­ti­tu­ción, pe­ro que son la esen­cia mis­ma, el al­ma má­ter del club. En lo per­so­nal, pen­sar en Ran­gers es acer­car a Héc­tor Ra­mí­rez “Ra­mi­ri­to” y Pa­tri­cio Cons­tan­cio Me­na­res, am­bos uti­le­ros del club. El pri­me­ro fa­lle­ci­do el año 2014, lue­go de es­tar más de cua­ren­ta años en el fút­bol jo­ven y el úl­ti­mo, el ac­tual en­car­ga­do de uti­le­ría del plan­tel pro­fe­sio­nal cen­te­na­rio y por más de 20 años. Sen­ti­do de per­te­nen­cia, sig­ni­fi­ca amar el si­tio don­de nos desem­pe­ña­mos o vi­vi­mos y es­tas per­so­nas me mos­tra­ron el ca­mino. Fe­liz ani­ver­sa­rio Ran­gers de Tal­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.