Ig­na­cio La­ra: “Na­die es pro­fe­ta en su tie­rra”

Uno de los pro­yec­tos im­por­tan­tes del fút­bol na­cio­nal, es sin du­da el LA­TE­RAL IZ­QUIER­DO FOR­MA­DO EN RAN­GERS. SI BIEN EL FUT­BO­LIS­TA QUE DE­fiEN­DE ac­tual­men­te los co­lo­res de San Luis de Qui­llo­ta no tu­vo un re­gu­lar 2018, sus ex­pec­ta­ti­vas son te­ner un po­si­ti­vo a

Centro Deportes - - News -

Mu­chas ve­ces exis­ten ju­ga­do­res na­ci­dos en ca­sa que cuen­tan con to­das las con­di­cio­nes pa­ra triun­far en el equi­po de sus amo­res, pe­ro por uno u otro mo­ti­vo fi­nal­men­te ter­mi­nan ex­plo­tan­do en otros clu­bes.

En Ran­gers los ejem­plos son va­rios y se han in­ten­si­fi­ca­do es­te úl­ti­mo tiem­po. En ese sen­ti­do, uno de esos fut­bo­lis­tas es el la­te­ral iz­quier­do, Ig­na­cio An­drés La­ra Cas­ti­llo, quien en 2016 emi­gró a San Luis de Qui­llo­ta, lue­go de no te­ner po­si­bi­li­dad en la en­ti­dad pi­du­ca­na, que en ese mo­men­to era di­ri­gi­da por el téc­ni­co Héc­tor Al­man­doz.

In­clu­so, sus gran­des con­di­cio­nes fí­si­cas, en cuan­to a te­ner ese ida y vuel­ta, ade­más de desem­pe­ñar bue­nas fun­cio­nes co­mo vo­lan­te ca­rri­le­ro por iz­quier­da y tam­bién des­bor­dar por ese sec­tor pa­ra asis­tir a al­gún com­pa­ñe­ro, lo man­tu­vie­ron co­mo una de las gran­des pro­yec­cio­nes del ba­lom­pié na­cio­nal.

En la tem­po­ra­da 2018, el jo­ven tal­quino de 22 años mar­có dos go­les, en un tor­neo en el que no pu­do en­con­trar una re­gu­la­ri­dad, de­bi­do a los con­tan­tes cam­bios en la di­rec­ción téc­ni­ca. Lue­go de la par­ti­da de Mi­guel Ra­mí­rez, en ma­yo pa­sa­do, asu­mió Diego Ose­lla, pe­ro los ma­los re­sul­ta­dos con­ti­nua­ron en es­te elen­co, mo­ti­vo por el cual re­nun­ció el es­tra­te­ga tras­an­dino.

La úl­ti­ma par­te del cam­peo­na­to de la Pri­me­ra “A”, la ter­mi­nó Mau­ri­cio Rif­fo, quien no pu­do evi­tar el des­cen­so del con­jun­to ca­na­rio, que en es­te 2019 se­rá ri­val de Ran­gers en la com­pe­ten­cia de la Pri­me­ra “B”, lo que de­jó en evi­den­cia un año no del to­do po­si­ti­vo, pa­ra el va­lor lo­cal, al des­cen­der con San Luis.

PRO­YEC­CIÓN

Pe­se a ello, La­ra, que tie­ne con­tra­to vi­gen­te con el club qui­llo­tano has­ta fi­na­les de 2020, ya se pro­yec­ta pa­ra es­te nue­vo año que, se­gún co­men­ta, “vie­ne con mu­chas ex­pec­ta­ti­vas, en la ins­ti­tu­ción que ten­dré que de­fen­der. Mi idea es oja­lá lo­grar to­das es­tas me­tas que ten­go pro­pues­tas”.

El tal­quino, quien ase­gu­ró que fue mar­ca­do por sus pro­fe­so­res de ca­de­tes Cris­tian Che­rif, Ri­chard In­sul­za, Álvaro Carvajal y Carlos Vi­de­la, ade­más de Mi­guel Ra­mí­rez y Cris­tián Rey­ne­ro en el pro­fe­sio­na­lis­mo, se re­fi­rió a dis­tin­tos te­mas.

Uno de ellos es el an­he­lo que tie­ne de vol­ver a de­fen­der al Ro­ji­ne­gro, pe­ro en su de­bi­do tiem­po, co­mo así tam­bién, dio la fór­mu­la pa­ra que otros mau­li­nos lo­gren el ob­je­ti­vo de lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo.

-¿Có­mo eva­lúa su año 2018?

“Fue un año con mu­chos al­tos y ba­jos, pe­ro cla­ra­men­te con más ba­jos, más con el des­cen­so que tu­ve con San Luis. Ade­más, el no es­tar bien con­si­de­ra­do los úl­ti­mos seis me­ses pa­ra un ju­ga­dor no es agra­da­ble”.

-¿Qué fal­tó pa­ra te­ner ma­yor re­gu­la­ri­dad?

“Los pri­me­ros seis me­ses de cam­peo­na­to me sen­tía sú­per bien, ju­gué ca­si to­dos los par­ti­dos. Des­pués con el cam­bio de téc­ni­co, el se­gun­do se­mes­tre fue dis­tin­to. Per­dí con­fian­za, eso afec­tó mu­cho en mi ren­di­mien­to y no pu­de te­ner la re­gu­la­ri­dad que es­pe­ra­ba”.

-¿La idea es se­guir en San Luis o bus­car nue­vos rum­bos?

“Es­toy muy agra­de­ci­do de San Luis, fue el equi­po que me dio la opor­tu­ni­dad de ju­gar en Pri­me­ra, pe­ro uno siem­pre tie­ne que bus­car nue­vos rum­bos y creo que ya que­mé mi eta­pa en el equi­po ca­na­rio”.

RAN­GERS -¿Le gus­ta­ría te­ner una re­van­cha en Ran­gers?

“No sé si la pa­la­bra es re­van­cha, pe­ro sí me en­can­ta­ría vol­ver al equi­po de mis amo­res, don­de cre­cí y me for­mé. Qui­zás aho­ra no es el mo­men­to, por­que me gus­ta­ría vol­ver con ex­pe­rien­cia, pa­ra ser una gran apor­te y re­fe­ren­te en mi ama­do Ran­gers”.

-¿Por qué no si­guió en Ran­gers y fi­nal­men­te se fue a San Luis?

“Creo que en ese en­ton­ces la di­ri­gen­cia no que­ría con­tar con mis ser­vi­cios, por lo que tu­ve que em­pren­der rum­bo ha­cia un nue­vo ho­ri­zon­te. En San Luis, con la ayu­da de Jhon Va­lla­da­res se pu­do lo­grar mi in­cor­po­ra­ción. Có­mo di­ce el di­cho: “Na­die es pro­fe­ta en su tie­rra”.

-¿Có­mo ha si­do su tra­yec­to­ria de­por­ti­va?

“Em­pe­zó a los sie­te años, lue­go que mi pa­pá me lle­vó a la es­cue­la de Ran­gers, don­de apren­dí y cre­cí mu­cho. A los 14 años, con un gru­po de ami­gos, nos fui­mos a pro­bar a los ca­de­tes del Club y que­dé. Ese mis­mo año, me subie­ron a la sub-17, sien­do mu­cho me­nor. El cam­bio fue muy gran­de y te­nía que adap­tar­me rá­pi­do. Ya al ju­gar to­dos los par­ti­dos del Aper­tu­ra por una se­rie más gran­de, re­ci­bí una lla­ma­da que qui­zás cual­quier jo­ven fut­bo­lis­ta qui­sie­ra re­ci­bir. Es­ta­ba lla­ma­do a la se­lec­ción chi­le­na sub-15, don­de ad­qui­rí mu­cha ex­pe­rien­cia. Con el pa­sar del tiem­po, me subie­ron de spa­rring con 16 años al plan­tel de Ran­gers, don­de en­tre­né con re­fe­ren­tes, co­mo Ni­co­lás Pe­ric, Carlos Ga­rri­do y Bo­ris Gon­zá­lez, quien fue una de las per­so­nas que me en­se­ñó y me hi­zo ver el fút­bol de otra ma­ne­ra. Tras eso, con 17 años, el pro­fe­sor Jor­ge Gar­cés en un entrenamiento se acer­ca y me di­ce que de­bu­ta­ría con Co­lo Co­lo por Co­pa Chi­le. Al ter­mi­nar esa Co­pa, el pro­fe­sor Jor­ge ha­bló con­mi­go y me di­jo que me iba a que­dar en el plan­tel, don­de ju­gué unos par­ti­dos en el cam­peo­na­to y ya en el 2016, por co­sas ex­tra­fut­bo­lís­ti­cas no pu­de se­guir en el Club de mis amo­res, y gra­cias a Dios se me dio la opor­tu­ni­dad de lle­gar a San Luis, don­de me die­ron la opor­tu­ni­dad y la con­fian­za de de­bu­tar en Pri­me­ra Di­vi­sión con el pro­fe­sor Mi­guel Ra­mí­rez. Acá lo­gré mu­chas co­sas, hi­ce un par de go­les im­por­tan­tes y me di a co­no­cer”.

RE­CO­MEN­DA­CIÓN -¿Qué le fal­ta a los ju­ga­do­res de ca­sa pa­ra que se con­so­li­den en Ran­gers?

“A mi pa­re­cer so­mos con­for­mis­tas, creo que con tan so­lo que te suban al plan­tel ya se cree que va­mos a lle­gar le­jos, pe­ro es­ta­mos muy equi­vo­ca­dos. Es­to es una pe­lea día a día, don­de es­tás ju­gan­do tu fu­tu­ro, qui­zás la men­ta­li­dad de mu­chos de no­so­tros es dé­bil. Uno se de­be dar cuen­ta rá­pi­do dón­de es­tás y no per­der el fo­co de lo que ha­ces, ya que siem­pre hay uno de­trás de ti que quie­re lo mis­mo que tú o al­go me­jor”.

-¿Cuál es la cla­ve pa­ra lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo?

“Es siem­pre per­se­guir sus sue­ños, lu­char pa­ra po­der lle­gar a ellos, ser una per­so­na cons­tan­te, com­pro­me­ti­da con lo que uno ha­ce y so­bre to­do res­pon­sa­ble. No ba­jar los bra­zos an­te cual­quier caí­da, le­van­tar ca­be­za, apren­der de ca­da una de ellas y siem­pre lu­char pa­ra lo­grar tus me­tas y ob­je­ti­vos”.

¿Qué as­pi­ra­cio­nes ma­yo­res tie­ne en el fút­bol?

“Ser con­si­de­ra­do en Chi­le co­mo el me­jor la­te­ral por iz­quier­da, y me­dian­te el pa­so de mi ca­rre­ra, lle­gar a uno de los equi­pos más im­por­tan­tes del mun­do y po­der re­pre­sen­tar a mi país”.

¿Al­gún men­sa­je a la hin­cha­da de Ran­gers?

“Sí, a to­dos los hin­chas ro­ji­ne­gros de­cir­les que si­gan apo­yan­do a es­ta lin­da ins­ti­tu­ción, ja­más de­jen de alen­tar en el es­ta­dio y si­gan apo­yan­do a la gen­te can­te­ra­na”.

En el cua­dro ca­na­rio, el la­te­ral iz­quier­do for­ma­do en el equi­po pi­du­cano de­bu­tó en la Pri­me­ra Di­vi­sión, don­de en­fren­tó a los gran­des del país.

Tras no ser con­si­de­ra­do por el téc­ni­co de turno en Ran­gers, Héc­tor Al­man­doz, y con la apro­ba­ción del di­rec­to­rio del club, en 2016 La­ra emi­gró a San Luis de Qui­llo­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.