GUÍA PA­RA QUE TUS AVEN­TU­RAS EN LA DU­CHA SEAN SE­GU­RAS Y SEXIES.

Cosmopolitan (Chile) - - Contents - Por Ju­lie Vad­nal

Va­por, mu­cha agua, cuer­pos en­ja­bo­na­dos que se fro­tan... El se­xo en el ba­ño sue­na in­creí­ble­men­te eró­ti­co. Pe­ro la ex­pe­rien­cia pue­de ser to­do me­nos eso si no te pre­pa­ras bien. Pri­me­ro, el po­co es­pa­cio y las su­per­fi­cies res­ba­lo­sas lle­van a ma­nio­bras in­có­mo­das. “Y es­tán los ries­gos fí­si­cos, co­mo res­ba­lar­se y caer”, ad­vier­te la con­se­je­ra se­xual Alicia Sin­clair. Lo que bus­cas es un or­gas­mo, no un bra­zo ro­to. Di­cho es­to, nos pu­si­mos la ta­rea de in­ves­ti­gar cuá­les son las me­jo­res po­si­cio­nes y los tips pa­ra con­se­guir una hú­me­da (y segura) se­sión de se­xo.

Agá­rra­te

Su­je­tar­te de la cor­ti­na mien­tras tu pa­re­ja te to­ma por de­trás pue­de des­ga­rrar­la y ti­rar­la; mien­tras po­ner tus pies en el bor­de de la ti­na pa­ra te­ner un me­jor ángulo du­ran­te el se­xo, fren­te a fren­te, pue­de dar pa­so a un ac­ci­den­te. “Por eso es in­dis­pen­sa­ble te­ner las aga­rra­de­ras an­ti­rres­ba­lan­tes de Spor­ts­heet (spor­ts­heets.com)”, acon­se­ja Emily Mor­se, an­fi­trio­na del pod­cast Sex with Emily. Trae un ami­go Un dis­cre­to vi­bra­dor-es­pon­ja (co­mo el Vi­bra­ting Mesh Spon­ge, spor­ts­heets.com) pue­de ayu­dar a en­ja­bo­nar­te y sa­car tu la­do más sexy al mis­mo tiem­po. Den­tro de la es­pon­ja en­con­tra­rás un pe­que­ño vi­bra­dor ba­la a prue­ba de agua.

Haz que tu pa­re­ja lo pa­se por to­do tu cuer­po, mien­tras se de­tie­ne en los pun­tos más sen­si­bles, co­mo tus pe­zo­nes y clí­to­ris, es­to con el fin de es­tre­me­cer­lo al má­xi­mo.

Ilu­mi­na­ción

La ma­yo­ría de las lu­ces no son fa­vo­re­ce­do­ras, pe­ro crean un am­bien­te per­fec­to. “Si tie­nes una ti­na o una du­cha con puer­ta de vi­drio, con­si­de­ra apa­gar las lu­ces y po­ner ve­las con esen­cias pa­ra un bri­llo sen­sual y sexy”, su­gie­re Sin­clair.

Más mo­ja­da

Echar agua en tus par­tes pri­va­das pue­de se­car­las y ha­cer que el se­xo sea in­có­mo­do pa­ra ti. Con­si­gue un lu­bri­can­te de si­li­co­na, co­mo Ri­vie­ra de Tro­jan

(ama­zon.com), que es­tá di­se­ña­do pa­ra la du­cha y man­tie­ne to­do res­ba­lo­so y sua­ve (lo que no tie­ne que re­sul­tar res­ba­lo­so es el pi­so de la ti­na, ¡cui­da­do!).

Fró­ten­se

To­men tur­nos al dar­se un ma­sa­je en la ca­be­za con sham­poo. Des­pués en­ja­bó­nen­se muy bien to­do el cuer­po con Sus­tain Na­tu­ral Body Wash (sus­tain­na­tu­ral.com), el que con­tie­ne una fór­mu­la or­gá­ni­ca y li­bre de fra­gan­cias que no arrui­na­rá los ni­ve­les del ph de tu va­gi­na.

Aco­mó­da­te

Una toa­lla no es so­la­men­te un ac­ce­so­rio ideal con el cual pue­den fro­tar­se, sino tam­bién es fa­bu­lo­so pa­ra tus ro­di­llas. Pon unas cuan­tas en el pi­so de tu du­cha cuan­do le ha­gas se­xo oral a tu pa­re­ja o si prue­ban la po­si­ción doggy sty­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.