ARRI­BA ABA­JO

Cosmopolitan (Chile) - - Contents -

Las peo­res caí­das de las ce­lebs.

“Des­cu­brí que el ti­po con quien es­ta­ba sa­lien­do te­nía po­lo­la. Lle­nas de ra­bia, en­tre ella y yo pla­nea­mos una em­bos­ca­da al es­ti­lo de la pe­lí­cu­la John Tuc­ker

Must Die, es­pe­rán­do­lo en una ca­fe­te­ría jun­tas. A él pa­re­ció no im­por­tar­le, pe­ro las dos ter­mi­na­mos con él. Lo bueno es que ella y yo se­gui­mos sien­do

ami­gas has­ta aho­ra”.

-

MA­RÍA, 20 AÑOS “Em­pe­cé a tra­ba­jar en una em­pre­sa de re­clu­ta­mien­to y de­ci­die­ron pro­mo­cio­nar mis ser­vi­cios con una pu­bli­ca­ción que mos­tra­ra mi gran per­so­na­li­dad. Una de las pre­gun­tas de­cía que có­mo me re­la­ja­ba des­pués de un lar­go día en la ofi­ci­na, y co­mo eso fue ha­ce mu­cho tiem­po, inocen­te­men­te di­je: ‘Net­flix and Chill’. Pa­ra cuan­do se pu­bli­có la en­tre­vis­ta tan­to en fí­si­co co­mo en re­des so­cia­les, esa fra­se sig­ni­fi­ca­ba al­go com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te”.

- CA­TA­LI­NA, 26 AÑOS “Es­ta­ba pa­ra­da en la mi­cro de regreso a ca­sa y de re­pen­te fre­nó tan brus­ca­men­te que me caí en las piernas de un hom­bre gua­pí­si­mo. Me sen­tía muy aver­gon­za­da por lo que aca­ba­ba de ocu­rrir, pe­ro dis­fru­té ca­da se­gun­do. To­dos los pa­sa­je­ros se rie­ron a car­ca­ja­das, me­nos su po­lo­la, que que­ría ma­tar­me con la mi­ra­da”.

- AN­DREA, 23 AÑOS “Me fui de via­je a Eu­ro­pa ha­ce unos años, y re­gre­sé de una lar­ga no­che de ca­rre­te al hos­tal don­de com­par­tía pie­za con 30 per­so­nas más. Des­pués de es­tre­llar­me con ca­si to­das las ca­mas, se­gu­ra­men­te me le­van­té y ca­mi­né dor­mi­da en la no­che, por­que des­per­té en la ca­ma con otro roo­mie. ¿Crees que eso es ma­lo? Pues no so­lo eso, tam­bién me hi­ce pi­pí en la

ca­ma. Help!”.

- MAR­CE­LA, 33 AÑOS “To­co el ba­jo en un gru­po y es­tá­ba­mos en uno de nues­tros even­tos más gran­des. Hay una par­te de una can­ción don­de to­dos sal­ta­mos al mis­mo tiem­po, pe­ro cuan­do lle­ga­mos a ese pun­to, se me en­re­da­ron los pies en los ca­bles y me caí en pleno es­ce­na­rio. Mi gui­ta­rra so­bre­vi­vió,

pe­ro mi or­gu­llo no”.

- DA­NIE­LA, 19 AÑOS “Es­ta­ba re­cau­dan­do do­na­cio­nes en la ca­lle. Un día me en­con­tré un hom­bre muy hot y co­men­cé a co­que­tear­le con la in­ten­ción de con­se­guir una gran do­na­ción, cuan­do una pa­lo­ma vo­ló por en­ci­ma ha­cien­do sus ‘gra­cias’ en mi ca­ra. Él ter­mi­nó dán­do­me un bi­lle­te, por lás­ti­ma”.

- KA­RI­NA, 23 AÑOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.