¿Su­pe­ras­te com­ple­ta­men­te a tu ex?

Cosmopolitan (Chile) - - Cosmo Life - Por He­len Zook

1. ¿Có­mo tie­nes guar­da­do en tus con­tac­tos a tu ex?

A Amor­ci­to... ¿Por qué cam­biar­lo si to­da­vía hay es­pe­ran­zas y si­gues enamo­ra­da de él?

B Im­bé­cil, mal na­ci­do... Tien­des a cam­biar­lo ca­da vez que lo blo­queas o des­blo­queas.

C Es­tán­dar. Lo tie­nes guar­da­do por su nom­bre y ape­lli­do, al igual que tie­nes re­gis­tra­do a to­dos tus de­más con­tac­tos.

2. Es­tás sa­lien­do con al­guien y sa­bes que ha­brá una fies­ta don­de es­ta­rá tu ex po­lo­lo. Tú:

A Vas de to­das ma­ne­ras. Apro­ve­chas cual­quier opor­tu­ni­dad de en­con­trár­te­lo “ac­ci­den­tal­men­te”.

B To­dos los fi­nes de se­ma­na vas a ese lu­gar, así que asu­mes que no de­be­ría apa­re­cer. Des­pués de que ter­mi­na­ron le ad­ver­tis­te que era tu spot. #Sorry­not­sorry.

C To­mas las rien­das de la si­tua­ción y vas a otro lu­gar con tu nueva conquista. No tie­nes ga­nas de en­con­trár­te­lo y pa­sar por mo­men­tos in­có­mo­dos.

3. Lin­ke­din te in­for­ma que tu an­ti­guo amor fue as­cen­di­do. Tú:

A Re­vi­sas si su em­pre­sa tie­ne pues­tos va­can­tes. ¿No se­ría tierno que los dos tra­ba­ja­ran jun­tos? B Bus­cas to­das las fo­tos de su “ami­go” que te en­vió cuan­do ha­cían sex­ting y se las en­vías a su nue­vo je­fe en un men­sa­je anó­ni­mo.

C Ac­tua­li­zas tus ha­bi­li­da­des de ne­go­cia­ción y or­ga­ni­zas una reunión pa­ra que te as­cien­dan en tu tra­ba­jo. ¡Gra­cias por la ins­pi­ra­ción!

4. ¿Con qué fan­ta­seas ca­da no­che an­tes de que­dar­te dor­mi­da?

A Ha­ces un re­cuen­to de las me­jo­res ex­pe­rien­cias que tu­vis­te en el dor­mi­to­rio con tu ex. Es que esos brazos…

B Te ima­gi­nas a tu an­ti­guo ga­lán uti­li­zan­do pro­duc­tos sa­do­ma­so­quis­tas con­ti­go.

C ¿Han vis­to el úl­ti­mo trai­ler de Aqua­man? Si­go pen­san­do en los múscu­los de Ja­son Mo­moa.

5. Tu ex se ca­sa y te in­vi­ta a su ma­tri­mo­nio, así que tú:

A Arrien­das un ves­ti­do, lo das to­do en el gim­na­cio, vas a la peluquería en la ma­ña­na y apa­re­ces lu­cien­do de al­to im­pac­to.

B Ras­treas a uno de los ex de la no­via y lo con­ven­ces de que sea tu pa­re­ja pa­ra el ma­tri­mo­nio. ¡Sal­va­je!

C Su­til­men­te de­cli­nas la in­vi­ta­ción. Te sien­tes ha­la­ga­da, pe­ro no quie­res lla­mar la aten­ción con tu pre­sen­cia, ni te­ner que re­en­con­trar­te con su fa­mi­lia y tu pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.