No te de­jes en­ga­ñar por el blush

Cosmopolitan (Chile) - - Cosmo Life -

En Es­ta­dos Uni­dos na­ció la idea de po­ner­le blush en lu­gar de ro­sé a las eti­que­tas pa­ra cla­si­fi­car los vi­nos ro­sa­dos co­mo blan­cos, y así per­sua­dir a la gen­te de que no son dul­ces. Es­to es un bluff in­ne­ce­sa­rio. Si un vino es­tá he­cho con uvas ro­jas y es­tu­vo en con­tac­to con su piel unas ho­ras, es un ro­sé, punto. No hay ne­ce­si­dad de dis­fra­zar­los si apren­de­mos a apre­ciar­los, puedes en­con­trar­te con buenas y ma­las sor­pre­sas en el ro­sé, tal co­mo su­ce­de con los clá­si­cos blan­cos y tin­tos, pe­ro su co­lor girly no te ga­ran­ti­za un sor­bo dul­ce co­mo el al­go­dón de azú­car. Aun­que por la na­tu­ra­le­za de su es­truc­tu­ra no al­can­zan la com­ple­ji­dad de un tin­to de Bur­deos, vie­nen car­ga­dos de su pro­pia do­te de aro­mas y sa­bo­res a re­co­no­cer. El pro­pó­si­to de un buen ro­sé es ser fes­ti­vo, ce­ro pre­ten­cio­so y re­fres­can­te pa­ra ayu­dar­nos a com­ba­tir el sol, al­go en lo que él mis­mo es ex­per­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.