COLIBRÍ WA­VES

Cosmopolitan (Chile) - - CONTENTS - Por Lau­ra Gatica Fo­to­gra­fías / Pa­tri­cio Ro­jas Agra­de­ci­mien­tos / Un­cle Fletch Lo Bar­ne­chea

En­tre­vis­ta ex­clu­si­va.

Da­niel (voz y gui­ta­rra), Pablo (ba­te­ría), Sam (che­llo eléc­tri­co) y Ja­ke (contrabajo y voz) son cua­tro ami­gos que se jun­ta­ron con la idea de rea­li­zar co­vers de re­co­no­ci­das can­cio­nes, pe­ro con un se­llo pro­pio y úni­co. El re­sul­ta­do fue su exi­to­sa ban­da Colibrí Wa­ves, la que les ha da­do la opor­tu­ni­dad de to­car en ma­tri­mo­nios y en to­do ti­po de even­tos, don­de ha­cen bai­lar y can­tar a los asis­ten­tes con su ta­len­to y ca­ris­ma so­bre el es­ce­na­rio. ¿Có­mo eli­gen las can­cio­nes que to­ca­rán en un show?

Ya sa­be­mos cuáles son las que funcionan y pren­den a la gen­te. Lle­va­mos más de 70 ma­tri­mo­nios y nos en­can­ta, por eso el show es más po­wer. Por lo ge­ne­ral, to­ca­mos el mis­mo setlist por un año, pe­ro tam­bién ofre­ce­mos al­ter­na­ti­vas. A ve­ces los no­vios o clien­tes nos pi­den al­gu­na can­ción es­pe­cial o que sa­que­mos al­gu­nas.

¿Cuál es el pro­ce­so que rea­li­zan pa­ra dar­le su pro­pio se­llo a un te­ma?

Nos to­ma tres o cua­tro en­sa­yos en pro­me­dio, y co­mo el for­ma­to tie­ne un che­llo y contrabajo, eso nos obli­ga a adap­tar la ver­sión ori­gi­nal a los re­cur­sos que uti­li­za­mos y se ge­ne­ra un so­ni­do más pro­pio. A ve­ces los arre­glos de gui­ta­rra eléc­tri­ca los cam­bia­mos por el che­llo y el ba­jo por un contrabajo, y así to­ma la on­da de lo que no­so­tros to­ca­mos. He­mos apren­di­do a sa­car can­cio­nes rá­pi­das, pe­ro pa­ra que la ver­sión de un te­ma sea só­li­da, se de­be rea­li­zar un tra­ba­jo mu­cho mayor y tie­ne su­ti­le­zas que se van arre­glan­do con el tiempo. Al prin­ci­pio sur­ge es­pon­tá­nea­men­te y des­pués se va per­fec­cio­nan­do.

¿Qué ele­men­tos per­mi­ten que fun­cio­nen tan bien co­mo gru­po?

Una de ellas es que so­mos una ban­da des­fa­cha­ta­da. En nues­tros shows usa­mos ca­mi­sas de co­lo­res y za­pa­ti­llas. Y, por otro la­do, nues­tra lí­nea editorial, que son las can­cio­nes que ele­gi­mos, son di­ver­ti­das e ines­pe­ra­das. No to­ca­mos los clá­si­cos co­vers y te­ne­mos un re­per­to­rio su­per­ecléc­ti­co, don­de pa­sa­mos por Juan Ga­briel, des­pués Johnny Cash, Da­vid Bo­wie y fi­nal­men­te a Bob Mar­ley. Es muy en­tre­te­ni­do y mu­chas ve­ces la gen­te lo es­cu­cha y les da ri­sa.

¿Se han plan­tea­do gra­bar sus pro­pias can­cio­nes?

No he­mos pen­sa­do mu­cho en esa po­si­bi­li­dad, se po­dría, pe­ro lo bueno de Colibrí Wa­ves es que so­mos mú­si­cos reales y te­ne­mos mu­cho ta­len­to y crea­ti­vi­dad. Qui­zás co­mo gru­po nos ha da­do bue­nos re­sul­ta­dos en­tre­gar un show que sea más fun­cio­nal a los even­tos don­de nos con­tra­tan. Ade­más, no hay mu­cha ofer­ta de ban­das con una on­da re­la­ja­da que to­que rock y se rían. Na­tu­ral­men­te, nos di­mos cuen­ta de que que­re­mos en­tre­te­ner a la au­dien­cia, nos com­pla­ce to­car co­mo nos gus­ta y, por lo mis­mo, he­mos ac­tua­do tam­bién en fies­tas e in­clu­so dis­co­te­ques. A pe­sar de que no son can­cio­nes nues­tras, siem­pre les da­mos un to­que ori­gi­nal.

En­tre tan­tos shows, ¿cuál es la me­jor anéc­do­ta que tie­nen?

Mien­tras más to­ca­mos, más co­sas nos pa­san. Nos ha su­ce­di­do que lle­ga­mos a lu­ga­res don­de nos di­cen que no se pue­de to­car mú­si­ca en vi­vo, sien­do que ya nos con­tra­ta­ron pa­ra eso. En otra opor­tu­ni­dad nos to­có un pro­pie­ta­rio que nos re­tó por­que nues­tra van es­ta­ba es­ta­cio­na­da cer­ca de la en­tra­da, pe­ro lue­go fue muy sim­pá­ti­co, ¡no en­ten­día­mos na­da! Uno de nues­tros ma­yo­res fans es el ar­qui­tec­to Fe­de­ri­co Sán­chez. Ca­da vez que nos ve en un even­to nos gra­ba y con­ver­sa con no­so­tros. En una oca­sión nos pi­ro­peó la van, por­que es­tá re­mo­de­la­da por den­tro y ade­más de ser­vir­nos pa­ra trans­por­tar ins­tru­men­tos, se pue­de dor­mir en ella. Fue así co­mo co­men­zó a dar­nos sus me­jo­res con­se­jos de có­mo de­bía­mos pin­tar el au­to con ra­yos y un pi­co de colibrí.

Y cuan­do se pre­sen­tan en ma­tri­mo­nios ¿se que­dan en la fies­ta?

Al­gu­nas ve­ces, pe­ro ya no lo ha­ce­mos, a me­nos que sea pac­ta­do de an­tes o se tra­te de un even­to fue­ra de San­tia­go, o con mu­cha pro­duc­ción, ahí nos que­da­mos, ja­ja­ja.

Si quie­res ver­los en vi­vo, no te los pier­das el pró­xi­mo 26 de enero en Ca­sa las Cu­jas en Ca­cha­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.