Cor­te re­vo­có de­cre­to de ex­pul­sión de co­lom­biano

Su­je­to ha­bía si­do con­de­na­do por trá­fi­co de dro­gas y se en­cuen­tra en li­ber­tad con­di­cio­nal

El Centro - - Portada - Her­nán Es­pi­no­za

TAL­CA.- La Cor­te Su­pre­ma ten­drá, en de­fin­ti­va, la úl­ti­ma pa­la­bra res­pec­to a si con­fir­ma o re­vo­ca una me­di­da ad­mi­nis­tra­ti­va de ex­pul­sión de un ciu­da­dano co­lom­biano, de­cre­ta­da en fe­cha re­cien­te por la In­ten­den­cia del Mau­le, fun­da­da en una con­de­na por trá­fi­co de dro­gas que se in­ves­ti­gó y juz­gó en Tal­ca.

El ca­so lle­gó a ma­nos de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Tal­ca a tra­vés de un re­cur­so de am­pa­ro pre­sen­ta­do por el de­nun­cian­te. Allí di­cha per­so­na re­cuer­da que in­gre­só a Chi­le en mar­zo del 2013, pro­ve­nien­te de Co­lom­bia y con la fi­na­li­dad de bus­car me­jo­res ho­ri­zon­tes eco­nó­mi­cos.

Su pri­mer tra­ba­jo fue co­mo pe­lu­que­ro, has­ta que en ju­nio del mis­mo año fue de­te­ni­do por la PDI y, en no­viem­bre del 2014, se le con­de­nó a la pe­na de seis años de presidio ma­yor, en su gra­do mí­ni­mo, por el de­li­to de trá­fi­co de dro­gas.

REIN­SER­CIÓN SO­CIAL

En el re­cur­so, el de­nun­cian­te re­la­tó que de­bi­do a su com­por­ta­mien­to ejem­plar -en ma­te­ria la­bo­ral y edu­ca­ti­va- co­mo “reo re­ma­ta­do” en la cár­cel de Tal­ca, en abril de 2016, Gen­dar­me­ría lo re­des­tino al Cen­tro de Edu­ca­ción y Tra­ba­jo (CET), es­to es, una uni­dad pe­nal abier­ta.

Sus avan­ces con­ti­nua­ron en ma­te­ria la­bo­ral, has­ta que en sep­tiem­bre de 2017 fue be­ne­fi­cia­do con la sa­li­da do­mi­ni­cal y, fi­nal­men­te, en no­viem­bre de ese mis­mo año, se le otor­gó la li­ber­tad con­di­cio­nal por una co­mi­sión ju­di­cial, cu­ya ob­ser­va­cion es su­per­vi­sa­da ac­tual­men­te por Gen­dar­me­ria.

Tam­bién des­ta­có que co­men­zó una re­la­ción sen­ti­men­tal y que, des­de no­viem­bre del 2017, tra­ba­ja pa­ra un ingeniero co­mo ana­lis­ta de sis­te­mas y so­por­te téc­ni­co, con con­tra­to in­de­fi­ni­do y de­re­chos so­cia­les de pre­vi­sión y sa­lud.

“RA­ZO­NA­BI­LI­DAD”

Por ello, sub­ra­yó que fue gran­de su sor­pre­sa cuan­do en enero del pre­sen­te año fue no­ti­fi­ca­do de la ex­pul­sión del país, ob­via­men­te, su­pe­di­da­ta a que ter­mi­ne de cum­plir la san­ción pe­nal. Aña­de que di­cho ac­to ad­mi­nis­tra­ti­vo equi­va­le a una “do­ble con­de­na”, aun­que se en­cuen­tra re­in­te­gra­do a la so­cie­dad y con un pro­yec­to de vi­da.

Di­cho an­te­ce­den­te fue cla­ve pa­ra el fa­llo de la Cor­te de Tal­ca. “La de­ci­sión im­pug­na­da se tra­du­ce -ade­más de una afec­ta­ción y atentado en con­tra del prin­ci­pio ‘non bis in ídem'- en una afec­ta­ción y atentado a la ra­zo­na­bi­li­dad y oportunidad de la me­di­da”, in­di­ca la sen­ten­cia.

El fa­llo del má­xi­mo tri­bu­nal re­gio­nal lle­va los vo­tos a fa­vor del fis­cal ju­di­cial, Gon­za­lo Pé­rez, y del abo­ga­do in­te­gran­te, Die­go Pa­lo­mo. El mi­nis­tro, Vi­cen­te Fo­dich, ex­pre­só su vo­to de mi­no­ría en tér­mi­nos de re­cha­zar el am­pa­ro.

El fa­llo tu­vo ca­rác­ter di­vi­di­do y fue de­cre­ta­do en la ter­ce­ra sa­la de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Tal­ca. A la fe­cha, el ex­pe­dien­te fue en­via­do a la Cor­te Su­pre­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.