Co­le­gios sub­ven­cio­na­dos pi­den cam­bios al sis­te­ma de ad­mi­sión

Es­te año de­be­ría apli­car­se el nue­vo mé­to­do en to­do el país, pe­ro hay vo­ces que se­ña­lan que pre­fie­ren el an­ti­guo con prue­bas y en­tre­vis­tas

El Centro - - Portada - Da­nie­la Bueno

TAL­CA.- Una de las di­fe­ren­cias ideo­ló­gi­cas más ma­ni­fies­tas en la po­lí­ti­ca edu­ca­cio­nal de los go­bier­nos de Mi­che­lle Ba­che­let y el ac­tual de Se­bas­tián Pi­ñe­ra se ha da­do en el te­ma de la ad­mi­sión es­co­lar.

El sis­te­ma alea­to­rio que co­men­zó por la uti­li­za­ción de tóm­bo­las y que des­de es­te año de­be­ría ex­ten­der­se a to­do el país con la apli­ca­ción de un sis­te­ma compu­tacio­nal, fue du­ra­men­te cri­ti­ca­do por Chi­le Va­mos des­de su anun­cio.

El re­cha­zo si­gue pa­ten­te a tra­vés de la en­cues­ta so­bre el te­ma que reali­zó el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción di­ri­gi­da a los apo­de­ra­dos en que abier­ta­men­te se plan­tea la op­ción de cam­bios; y más re­cien­te­men­te con el anun­cio por par­te de los dipu­tados UDI, Ja­vier Ma­ca­ya y Ma­ría Jo­sé Hoff­mann, de que pre­sen­ta­rán una mo­ción pa­ra eli­mi­nar el sis­te­ma.

A par­tir de allí, ha re­sur­gi­do el de­ba­te que tie­ne co­mo cues­tión de fon­do la in­quie­tud res­pec­to a si, co­mo di­cen los de­fen­so­res del le­ga­do de Ba­che­let, lo prin­ci­pal es res­guar­dar el valor de la in­clu­sión de alum­nos de di­ver­sas pro­ce­den­cias, lo que se lo­gra­ría so­lo con la se­lec­ción por azar; o si, co­mo di­ce el ofi­cia­lis­mo, el mérito de los alum­nos y la li­ber­tad de elec­ción de los pa­dres es lo fun­da­men­tal.

EX­PE­RIEN­CIA DEL SA­LE­SIA­NOS

En la Re­gión del Mau­le, uno de los po­cos es­ta­ble­ci­mien­tos que ha apli­ca­do el sis­te­ma de tóm­bo­la es el co­le­gio Sa­le­sia­nos de Tal­ca. Lo adop­ta­ron lue­go de que el 2015, si­guien­do una de las op­cio­nes que da­ba el mi­nis­te­rio, se­lec­cio­na­ran por or­den de lle­ga­da con lo que se pro­du­jo una fi­la que co­men­zó a for­mar­se des­de la ma­dru­ga­da.

“Fue bas­tan­te caó­ti­co y com­ple­jo”, re­cuer­da de esa ex­pe­rien­cia el rec­tor de Sa­le­sia­nos Tal­ca, Rei­nal­do Cas­tro. Ima­gen que sir­vió tam­bién pa­ra cues­tio­nar el sis­te­ma que en ese en­ton­ces se anun­cia­ba.

De la ex­pe­rien­cia de la tóm­bo­la, di­ce que fue me­jor, por­que “al menos to­dos te­nían la po­si­bi­li­dad de ins­cri­bir­se”.

A pe­sar de lo an­te­rior, in­di­ca que “si nos die­ran a ele­gir, vol­ve­ria­mos al pro­ce­so an­ti­guo, con prue­bas de ad­mi­sión, con en­tre­vis­tas”. Es­to, ex­pli­ca, por­que es­te sis­te­ma “per­mi­te que el apo­de­ra­do co­noz­ca la propuesta edu­ca­ti­va que te­ne­mos, co­no­cer al alumno y al apo­de­ra­do, y pro­du­cir una re­tro­ali­men­ta­ción, por­que mu­chas ve­ces los apo­de­ra­dos no co­no­cen el co­le­gio al que en­tran, más que el nom­bre”.

En efec­to, in­di­ca que tras el cam­bio a los pro­ce­sos alea­to­rios, se ha da­do con más re­cu­rren­cia el te­ma de que “los apo­de­ra­dos no asu­men que tie­ne que te­ner otras res­pon­sa­bi­li­da­des”, co­mo por ejem­plo asis­tir a jornadas pas­to­ra­les; y en se­gun­do lu­gar, ha au­men­ta­do le­ve­men­te el re­ti­ro de alum­nos por la cau­sal de no adap­tar­se al co­le­gio.

Sin em­bar­go, al mis­mo tiem­po, se de­cla­ran de acuer­do en uno de los prin­ci­pios del sis­te­ma alea­to­rio, que es la no dis­cri­mi­na­ción por no­tas. En efec­to, es­te co­le­gio no in­clu­ye ese cri­te­rio des­de ha­ce unos 18 años.

FI­DE

Sin em­bar­go, pa­ra otros ac­to­res de la edu­ca­ción las no­tas sí tie­nen un pe­so, en tan­to son la ex­pre­sión de un mérito aca­dé­mi­co que de­be ser re­co­no­ci­do. Es la vi­sión de la di­rec­to­ra del co­le­gio San­to To­más y pre­si­den­ta re­gio­nal de la Fe­de­ra­ción de Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción (FI­DE) que agru­pa a sos­te­ne­do­res de es­ta­ble­ci­mien­tos ca­tó­li­cos par­ti­cu­la­res sub­ven­cio­na­dos y par­ti­cu­la­res pa­ga­dos, Ma­ría Lui­sa Co­llar­te, con la sal­ve­dad que pa­ra ella de­be­ría ope­rar des­de Sép­ti­mo Bá­si­co.

Co­llar­te tie­ne va­rias otras ob­ser­va­cio­nes al sis­te­ma de ad­mi­sión, co­mo que los es­ta­ble­ci­mien­tos de­ben in­for­mar sus va­can­tes la pri­me­ra quin­ce­na de agos­to, lo que se­ría de­ma­sia­do tem­prano, ya que du­ran­te el res­to del año es­co­lar pue­den pro­du­cir­se aún mu­chos cam­bios; y tam­bién el te­mor de que “los apo­de­ra­dos ven­gan sin sa­ber bien lo que es el co­le­gio”, por lo que plan­tea la ne­ce­si­dad de una char­la pre­via obli­ga­to­ria a quie­nes se in­tere­sen por un co­le­gio. To­dos te­mas que, di­ce, man­tie­nen en aler­ta a la Fi­de.

La tóm­bo­la fue cri­ti­ca­da y has­ta ri­di­cu­li­za­da por los de­trac­to­res del nue­vo sis­te­ma de ad­mi­sión es­co­lar; sin em­bar­go pa­ra es­te año se con­tem­pla­ba su re­em­pla­zo por un sis­te­ma compu­tacio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.