In­cen­dio de­jó a 10 hai­tia­nos sin ca­sa

Lla­mas con­su­mie­ron to­tal­men­te una vi­vien­da que era arren­da­da por pie­zas a ex­tran­je­ros y don­de vi­vían fa­mi­lia­res del due­ño

El Centro - - Portada - Her­nán Es­pi­no­za

TAL­CA.- “Yo le arrien­do pie­zas a hai­tia­nos. Es­to de­be ha­cer co­men­za­do por un cor­to cir­cui­to en el se­gun­do pi­so. Ahí em­pe­zó, en una de las ha­bi­ta­cio­nes. Yo es­ta­ba al­mor­zan­do al fon­do, don­de ten­go un departamento apar­te. Sa­li­mos to­dos co­rrien­do y lo­gra­mos es­ca­par. El úl­ti­mo en sa­lir fui yo. No ten­go se­gu­ros ni na­da, así que es­pe­ro que la mu­ni­ci­pa­li­dad me ayu­de”.

En es­tos tér­mi­nos, Mar­co An­to­nio Cea, due­ño de una vi­vie­ne­da de dos pi­sos asig­na­da con el nú­me­ro 1680 de la ca­lle 10 Orien­te, en­tre 5 y 6 Nor­te, en Tal­ca, ex­pli­có ayer los dra­má­ti­cos mo­men­tos que le to­có vi­vir cuan­do un in­cen­dio de gran en­ver­ga­du­ra des­tru­yó com­ple­ta­men­te su in­mue­ble, afec­tan­do par­cial­men­te una ca­sa ale­da­ña al cos­ta­do sur, don­de vi­ve fun­cio­na­ba un ta­ller me­cá­ni­co.

La gra­ve emer­gen­cia se desató po­co después de las tres y me­dia de la tar­de, jus­to cuan­do el ca­lor era más in­ten­so en Tal­ca. El fue­go, fo­ca­li­za­do en el se­gun­do pi­so de la pri­me­ra ca­sa, al­can­zó gran al­tu­ra y ame­na­zó con pro­pa­gar­se a una bo­de­ga ubi­ca­da al cos­ta­do nor­te, lo cual fi­nal­men­te no ocu­rrió gra­cias a la he­roi­ca la­bor de los bom­be­ros.

Los pri­me­ros vo­lun­ta­rios en lle­gar fue­ron de la Se­gun­da Com­pa­ñía, ubi­ca­da en la Pla­za Las He­ras, quie­nes aler­ta­ron a la cen­tral de que era ne­ce­sa­rio de­cre­tar la alar­ma ge­ne­ral. Así acu­die­ron las ocho com­pa­ñías de Tal­ca, ba­jo la or­den del pri­mer co­man­dan­te, Cris­tian Ro­jas.

El je­fe bom­be­ril sub­ra­yó que ini­cial­men­te se res­ca­tó a tres per­so­nas des­de el in­te­rior del in­mue­ble. Aña­dió que, lue­go de un pri­mer ata­que que per­mi­tió con­te­ner el in­cen­dio, la fal­ta de agua evi­tó dar­le continuidad al com­ba­te y ter­mi­nó por in­ci­dir en la pro­pa­ga­ción a una ca­sa co­lin­dan­te con el ta­ller me­cá­ni­co.

“An­te­rior­men­te, no ad­ver­ti­mos la pro­ble­má­ti­ca con los gri­fos. Pe­ro es la ho­ra y el tiem­po. To­da la gente es­tá en las ca­sas y se con­su­me ma­yor can­ti­dad de agua. Y los gri­fos es­tán co­nec­ta­dos a la mis­ma red de agua. Por ello, es­ta­mos tra­ba­jan­do con el ca­mión al­ji­be, para te­ner continuidad ope­ra­ti­va”, sos­tu­vo.

Se­gún los pri­me­ros an­te­ce­den­tes, en la vi­vien­da de dos pi­sos vi­vían 16 adul­tos y dos me­no­res de edad. El due­ño ex­pli­có que se tra­ta­ba de diez arren­da­ta­rios de na­cio­na­li­dad hai­tia­na, ade­más de otras seis per­so­nas que eran sus fa­mi­lia­res. To­dos ellos re­sul­ta­ron dam­ni­fi­ca­dos y en la ca­lle, jun­to a sus hi­jos pe­que­ños, sin salvar na­da de­bi­do a la vio­len­cia de las lla­mas.

El ca­pi­tán, Raúl Aris­men­di, de la Ter­ce­ra Co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros de Tal­ca, des­ta­có la la­bor del sub­ofi­cial ma­yor Ga­ti­ca, quien al mo­men­to que co­men­zó el in­cen­dio pa­sa­ba por el lu­gar de ci­vil en su au­to par­ti­cu­lar. Ex­pli­có que el sub­ofi­cial en­tro a la ca­sa en lla­mas y res­ca­tó a dos mu­je­res hai­tia­nas, con sus hi­jos pe­que­ños, así co­mo al due­ño de la pro­pie­dad.

La ca­sa re­sul­tó con da­ños to­ta­les, por cuan­to las lla­mas al­can­za­ron gran po­ten­cia e in­clu­so de­rrum­ba­ron par­cial­men­te el in­mue­ble.

Los pri­me­ros bom­be­ros en lle­gar fue­ron de la Se­gun­da Co­pa­ñía, dan­do pa­so a la alar­ma ge­ne­ral.

La fal­ta de agua im­pi­dió la continuidad ope­ra­ti­va de bom­be­ros y obli­gó a tras­la­dar un ca­mión al­ji­be.

Los vo­lun­ta­rios ac­ti­va­ron el pi­tón del cual dis­po­ne el ca­rro de la Quin­ta Com­pa­ñía en la te­chum­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.