Co­lo Co­lo por fin ma­tó la mu­fa

y se me­tió lue­go de 11 años en los oc­ta­vos de fi­nal de la Li­ber­ta­do­res

El Gráfico - - #COPALIBERTADORES - ELGRAFICOCHILE.CL

El cua­dro albo sa­có un em­pa­te an­te Atlé­ti­co Na­cio­nal y que­dó co­mo se­gun­do en el Gru­po B, ac­ce­dien­do a la fa­se de los 16 me­jo­res.

Marcelo Biel­sa lle­gó en 2009 a Chi­le y cam­bió el chip. Des­de ese mo­men­to los equi­pos chi­le­nos em­pe­za­ron a ser ofen­si­vos, pro­po­nien­do siem­pre y apre­tan­do a los ri­va­les. Eso no pa­só es­te jue­ves en Me­de­llín, por­que Co­lo Co­lo sa­lió a re­fu­giar­se an­te Atlé­ti­co Na­cio­nal y res­ca­tar un pun­to. Lo con­si­guió por­que em­pa­tó 0-0 y por fin rom­pió su mu­fa, pa­ra ac­ce­der a los oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res.

“Es una fi­nal y nos va­mos a ju­gar la op­ción, no va­mos a bus­car el em­pa­te”. La fra­se per­te­ne­ce a Héc­tor Ta­pia en la an­te­sa­la del par­ti­do. Muy pa­ra la tri­bu­na, por­que cla­ra­men­te el elen­co albo, que vis­tió de ne­gro, sa­lió a de­fen­der­se, con una lí­nea de cua­tro que no pa­sa­ba la mi­tad de la can­cha, los vo­lan­tes “co­rre­tean­do” y Es­te­ban Pa­re­des so­lo, echa­do a su suer­te.

El Ver­de de la Mon­ta­ña ma­ne­ja­ba el par­ti­do a pla­cer, ro­ta­ba el ba­lón, e in­ten­ta­ba me­ter­se en la fé­rrea de­fen­sa chi­le­na, que era muy fe­liz con el pun­ti­to. “Re­tro­ce­di­mos a los años 80”, se es­cu­chó fuer­te en nues­tra re­dac­ción. Eso no le im­por­ta­ba al Ca­ci­que, por­que es­ta­ba sa­can­do la ta­rea

ade­lan­te.

Los co­lom­bia­nos no te­nían apu­ro, que­rían el gol, aun­que sin de­ses­pe­rar­se. Re­cién hu­bo emo­cio­nes en el área a los 33’, cuan­do Ós­car Opa­zo to­có la pe­lo­ta con la mano y lue­go re­bo­tó en el bra­zo de Rei­nal­do Le­nis, pe­ro el ár­bi­tro Nés­tor Pi­ta­na so­lo vio la del ca­fe­te­ro, co­bran­do a fa­vor de Co­lo Co­lo.

La pri­me­ra vez que tu­vo que tra­ba­jar el ar­que­ro albo Agus­tín Orión fue a los 35’, por­que Mac­nelly To­rres, de pa­sa­do co­lo­co­lino, man­dó un de­re­cha­zo de me­dia dis­tan­cia que se fue a las ma­nos del ar­gen­tino.

Se­gun­dos des­pués de ello, vino la me­jor oca­sión pa­ra el Ca­ci­que. Jai­me Val­dés man­dó un pe­lo­ta­zo pa­ra Pa­re­des, quien arran­có al fi­lo del off­si­de y se fue en de­man­da del ar­co, sin em­bar­go lle­gó pri­me­ro el me­ta Fer­nan­do Mo­net­ti, lue­go se en­re­dó con el de­lan­te­ro y con la ayu­da de Die­go Brag­hie­ri la sa­ca­ron al cór­ner. La pe­lo­ta se fue pi­dien­do per­mi­so por un cos­ta­do del ar­co, mien­tras que el ar­ti­lle­ro pe­día un inexis­ten­te pe­nal.

An­tes de que se fue­ra la pri­me­ra mi­tad, Jor­ge Val­di­via fue re­em­pla­za­do por Cé­sar Pi­na­res, por­que el Ma­go sin­tió un “pin­cha­zo” y se tu­vo que ir a la ban­ca. COM­PLE­MEN­TO SU­FRI­DO En la se­gun­da frac­ción el equi­po chi­leno to­mó ma­yo­res ries­gos en un co­mien­zo, por­que te­nía el con­trol de las ac­cio­nes y mos­tra­ba ga­nas de lle­gar al ar­co de Mo­net­ti, aun­que las ideas no eran mu­chas y las apro­xi­ma­cio­nes no lle­ga­ban.

Co­lo Co­lo pa­só un par de sus­tos gra­cias al ím­pe­tu y po­de­río de Day­ro Mo­reno, quien pa­teó a la puer­ta de Orión, quien es­tu­vo aten­to, y cuan­do no, fue apo­ya­do por Ma­tías Zal­di­via, uno de los me­jo­res de la can­cha en el De­par­ta­men­to de An­tio­quia.

Ta­pia pen­sa­ba en el pun­to, que le es­ta­ba dan­do la cla­si­fi­ca­ción, y sa­có a Val­dés pa­ra dar pa­so a Fe­li­pe Cam­pos. Con es­to el equi­po chi­leno es­ta­ba con cin­co de­fen­so­res, ti­ran­do to­do pa­ra arri­ba y ol­vi­dán­do­se de ata­car. No es es­té­ti­co, pe­ro a ve­ces efec­ti­vo.

El ner­vio­sis­mo es­ta­ba en los na­cio­na­les, por­que el elen­co de Me­de­llín es­ta­ba ga­nan­do el gru­po con el 0-0, en tan­to el Ca­ci­que se acor­da­ba de Pal­mei­ras, Atlas, Ce­rro Por­te­ño, Cru­zei­ro, Atlé­ti­co Mi­nei­ro e In­de­pen­dien­te del Va­lle, los ver­du­gos de los úl­ti­mos años del úni­co cam­peón chi­leno de la Co­pa Li­ber­ta­do­res.

En los se­gun­dos fi­na­les el cua­dro albo era un ata­do de ner­vios, de­fen­día en su área, el pun­to les ser­vía por­que Bo­lí­var le ga­nó por 2-1 ape­nas a Del­fín. Los se­gun­dos pa­sa­ban y los co­lom­bia­nos mo­les­ta­ban, aun­que con po­cas ideas.

No lle­gó nunca el gol y con un jue­go feo, de­fen­si­vo y “ama­rre­te” Co­lo Co­lo sa­có la ta­rea ade­lan­te. Da lo mis­mo, ma­ta­ron la mu­fa y aho­ra es­tán en los oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res.

Fie­rro es­tu­vo só­li­do en de­fen­sa / AGENCIAUNO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.