Constanza Bo­wen, ex­pre­sán­do­se a tra­vés del te­lar

De una fa­mi­lia de di­se­ña­do­res vie­ne es­ta ar­tis­ta de 55 años, la cual tra­ba­ja con la­nas ha­ce más de cin­co años

Ellas (Chile) - - Portada -

H ace una se­ma­na lle­gó de Pe­rú Constanza Bo­wen, país al cual via­jó pa­ra se­guir em­pa­pán­do­se del ar­te al cual se de­di­ca, el te­lar. En di­cho lu­gar co­no­ció di­ver­sas cul­tu­ras y téc­ni­cas, las cua­les es­pe­ra co­men­zar a ade­cuar­las pa­ra in­cor­po­rar­las en sus tra­ba­jos. “Siem­pre me gus­tó el ar­te, en un prin­ci­pio me de­di­qué a la dan­za y al tea­tro, pe­ro en una bús­que­da de al­go que me iden­ti­fi­ca­ra más en­con­tré las la­nas y el di­se­ño de és­te”, se­ña­ló la ar­tis­ta.

Esa iden­ti­dad y tra­ba­jo en te­lar co­men­zó ha­ce cin­co años atrás, opor­tu­ni­dad en la que se fue in­vo­lu­cran­do po­co a po­co, y fue en­con­tran­do en di­cha téc­ni­ca una ma­gia que le per­mi­te ir dan­do a co­no­cer su for­ma de ser a tra­vés de su tra­ba­jo, el cual, se­gún co­mo ex­pli­ca Bo­wen, “sa­le des­de mi yo in­terno”.

Pa­ra rea­li­zar sus obras, la tal­qui­na in­di­có que uti­li­za la­na de llama, al­pa­ca y ove­ja, lo que le per­mi­te ha­cer pren­das de co­lo­res va­ria­dos. “Mis pri­me­ros di­se­ños fue­ron ins­pi­ra­dos en los bor­da­dos Aya­cu­cho, pue­blo de Pe­rú, y lo in­cor­po­ré con el ve­llón, tras to­mar cla­ses con ‘Ca­ta’ Co­llins du­ran­te mu­cho tiem­po. Pe­ro mi in­quie­tud si­guió y via­jé a Cór­do­ba a ver di­fe­ren­tes téc­ni­cas pa­ra lo­grar ca­da vez me­jo­res resultados, y co­mo se­llar los bor­da­dos y co­lo­res”.

En cuan­to a las téc­ni­cas de su tra­ba­jo, Bo­wen ex­pre­só que “uso va­ria­das téc­ni­cas en el te­lar es­pa­ñol, en el cual se pue­den rea­li­zar me­jo­res tra­ba­jos. Mez­clo yu­te con hi­los de lino, te­ji­dos con di­se­ños clá­si­co en la­nas no­bles co­mo la de llama na­tu­ral, tam­bién en la­na de ove­ja y ahí in­ter­ven­go con ve­llón dan­do co­lo­ri­do”.

INS­PI­RA­CIÓN E HI­TOS

Pa­ra ha­cer sus di­se­ños, Constanza Bo­wen se ins­pi­ra prin­ci­pal­men­te en las flo­res de su jar­dín, las que lle­va con sus ma­ti­ces al te­lar. “Ja­más mar­co las flo­res, de­jo lle­var mis manos ju­gan­do con el ve­llón, dan­do un to­que de na­tu­ra­le­za. Ahí ha­go con­tras­tes y voy com­bi­nan­do de for­ma in­na­ta”, ex­pli­có la es­pe­cia­lis­ta en te­lar.

Por otro la­do, Bo­wen agre­gó que “tam­bién me gus­ta lo clá­si­co y re­sal­tar lo ele­gan­te dan­do un to­que mío en com­bi­na­ción de detalles en pom­po­nes y fle­cos, que es lo que más me des­ta­ca”.

Di­chos tra­ba­jos la tal­qui­na los ha po­di­do ex­po­ner en: Fe­ria Be­lla­vis­ta, Ma­te­ria Pri­ma y Ho­tel Ma­rriott en San­tia­go; Ex­po Di­se­ño a Mano en Cu­ri­có, y en al­gu­nos even­tos ecues­tres en Tal­ca y Chi­llán. “En cuan­to a uno de los hi­tos más im­por­tan­tes de mi ca­rre­ra se en­cuen­tra el ha­ber ga­na­do el me­jor stand co­mo di­se­ño en una de las fe­rias que par­ti­ci­pé. Si bien eso es un gran lo­gro, tam­bién de­bo des­ta­car que el apren­di­za­je pa­ra mi es más im­por­tan­te, ya que me ha­ce cre­cer y te­ner más ga­nas de se­guir”, in­di­có Constanza Bo­wen.

PE­DI­DOS Y TA­LLE­RES

El ar­te de Constanza ha si­do muy bien re­ci­bi­do, tan­to en la re­gión co­mo en el ex­tran­je­ro, así lo de­mues­tran pe­di­dos que ha des­pa­cha­do pa­ra paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, en­tre otros. “El ta­ller lo ten­go en mi ca­sa, ahí re­ci­bo a la gen­te, la cual agen­da con an­te­rio­ri­dad un ho­ra”, ex­pre­só la ar­tis­ta.

Sus obras los in­tere­sa­dos las pue­den ver a tra­vés de su fan­pa­ge “Te­la­res A Mano Constanza Bo­wen Mo­rel” o de Facebook, Constanza Bo­wen Mo­rel.

Por otra par­te, la di­se­ña­do­ra agre­gó que “en es­tos mo­men­tos tam­bién me es­toy de­di­can­do a dar cla­ses de di­bu­jo ve­llón en mi ca­sa, don­de es­toy im­ple­men­tan­do mi ta­ller”.

Constanza a re­co­rri­do va­rios paí­ses del mun­do con el fin de es­pe­cia­li­zar­se en su ar­te.

Di­ver­sos di­se­ños a " ar­tis­ta# en te­lar.

Las flo­res de su jar­dín son una ins­pi­ra­ción pa­ra Bo­wen.

En su ca­sa, en Tal­ca, Constanza es­tá im­ple­men­ta­do su ta­ller.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.