Una mujer sen­si­bi­li­za­da por el ar­te E

Ellas (Chile) - - Entrevista -

l ar­te es la uni­ver­sa­li­dad del ser, la evolución del hu­mano. Así lo con­si­de­ra la ar­tis­ta plás­ti­ca Patricia Mal­do­na­do, quién se re­co­no­ce co­mo una mujer sen­si­bi­li­za­da por el ar­te. Sus co­no­ci­mien­tos no se los de­be a la uni­ver­si­dad, sino de la más fi­na vo­ca­ción ins­pi­ra­da por sus sen­ti­mien­tos, así co­mo cuan pie­dra se de­ja lle­var a tra­vés de la co­rrien­te de un río. Es co­mo fluir sin un fin. Aun­que na­ció en San­tia­go, lle­va a Tal­ca en su co­ra­zón por­que su vi­da aca­dé­mi­ca y ar­tís­ti­ca la hi­zo en es­ta re­gión. Ac­tual­men­te, trabaja en la bi­blio­te­ca re­gio­nal con ta­lle­res de pin­tu­ra in­fan­til, gra­ba­dos y re­ci­cla­do; tam­bién en un pro­yec­to de mo­sai­co pa­ra adul­tos los días lu­nes. Asi­mis­mo, trabaja en el co­lec­ti­vo La Ven­ta­na Vio­le­ta, una agru­pa­ción con­for­ma­da por fé­mi­nas que pro­mue­ven el ar­te a tra­vés de ex­po­si­cio­nes en la ca­lle en ba­rrios po­pu­la­res. Ac­tual­men­te pre­sen­ta un ci­clo en ho­me­na­je a la mujer en la ci­ta­da bi­blio­te­ca. Den­tro de sus re­co­no­ci­mien­tos más im­por­tan­tes, es­tá su se­lec­ción en la Fe­ria In­ter­na­cio­nal de Mon­treal 2015, don­de par­ti­ci­pó un una ga­le­ría ca­lle­je­ra con más de 120 ar­tis­tas la­ti­nos y pre­sen­tó la pin­tu­ra La Via­je­ra, en ho­me­na­je a Ca­mi­lo Mo­ri.

¿Des­de qué edad na­ció el amor por el ar­te?

Des­de chi­ca me era bue­na con el di­bu­jo, y no me gus­ta­ban tan­to las ar­tes. Des­pués de cuar­to me­dio em­pe­cé a to­mar ta­lle­res en la Ca­sa del Ar­te, era la úni­ca par­te don­de ha­bía ar­te en Tal­ca. Siem­pre he te­ni­do siem­pre ins­truc­ción. Lue­go me fui a San­tia­go y tam­bién me desa­rro­llé ar­tís­ti­ca­men­te.

¿El ar­tis­ta na­ce o se ha­ce?

Se na­ce un po­co, pe­ro se va ha­cien­do con el tiempo. Ba­jo mi pun­to de vis­ta con­si­de­ro que el ar­te tie­ne que bus­car­se y ahí en­con­tra­ba mi sa­tis­fac­ción. Por eso nun­ca qui­se es­tu­diar ar­te, por­que no con­ce­bía es­tar es­te­reo­ti­pa­da por un maes­tro pa­ra lue­go ser una co­pia de él. Pa­ra ser ar­tis­ta no se ne­ce­si­ta un tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio, eso no de­fi­ne si se­rá ta­len­to­so o no. El tra­ba­jo em­pí­ri­co lo va­lo­ro con ma­du­rez, por­que igual te­ne­mos que in­ves­ti­gar y es­tu­diar la co­ne­xión del ar­te la vi­da. Quien no in­ves­ti­ga que­da plano y no se desa­rro­lla.

¿Qué te ins­pi­ra?

He pa­sa­do por va­rios pro­ce­sos, pri­me­ro fue el te­ma de los de­re­chos hu­ma­nos. Des­pués he ido desa­rro­llan­do la ima­gi­ne­ría de los ni­ños y rea­lis­mo má­gi­co. Aho­ra voy con­tan­do un cuen­to a tra­vés de mi pin­tu­ra, que tie­ne que ver mu­cho con la eco­lo­gía y la pa­cha­ma­ma. En es­te mo­men­to eso es lo que me mo­ti­va y me mue­ve.

¿Has te­ni­do va­cíos ar­tís­ti­cos?

Por su­pues­to que sí. Al­gu­nas ve­ces en­fren­to mis mo­men­tos de va­cíos. Es un pro­ce­so ne­ce­sa­rio pa­ra la rein­ven­ción. Hay es­pa­cios pa­ra re­fle­xio­nar acer­ca de su pin­tu­ra y em­pie­zas co­mo a que­rer cam­biar y eso for­ta­le­ce tu crea­ti­vi­dad.

¿Cuál es el apor­te so­cial que ha da­do us­ted con el ar­te?

Tra­ba­jé du­ran­te tres años en un pro­yec­to CIJ Las Pa­ta­guas era un pro­gra­ma del Mi­nis­te­rio de Justicia pa­ra ni­ños en ries­go so­cial. Tam­bién en la Fun­da­ción de la Fa­mi­lia y en una or­ga­ni­za­ción pa­ra tra­ba­jar con ni­ños que tie­nen sus pa­dres pri­va­dos de li­ber­tad.

¿Pla­tos de co­mi­da pre­fe­ri­dos?

Ado­ro el to­ma­ti­cán y los po­ro­tos gra­nea­dos

¿Es­ti­los mu­si­ca­les pre­fe­ri­dos?

Son mu­chos es­ti­los que dis­fru­to. Pe­ro tam­bién me gus­ta la mú­si­ca con con­te­ni­do. Me gus­ta el Jazz, No­rah Jo­nes, Sil­vio Ro­drí­guez, El Can­to Latino, Ma­nuel Gar­cía, Sting, San­ta­na, en­tre otros.

¿Lu­ga­res pre­fe­ri­dos?

París y An­da­lu­cía en el mun­do. De la re­gión me en­can­ta Cho­ve­llen, Puer­to Va­ras, Vi­ña y San­tia­go.

¿Ar­tis­tas que son con­si­de­ra­dos

Jo­sé Bal­mes, Vin­cent Van Gogh, Hen­ri de Tou­lou­se – Lau­trec, Be­ni­to Ro­jo y Con­chi­ta Bal­mes son ar­tis­tas que han to­ca­do una pro­fun­da ins­pi­ra­ción en mí y de quie­nes he apren­di­do mu­chas co­sas. Ese gru­po ce­rra­do, lo con­si­de­ro mi in­fluen­cia.

Da­niel Pé­rez Te­rán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.