Re­co­men­da­cio­nes pa­ra el ves­tua­rio de las em­ba­ra­za­das

Con una ba­rri­ga pro­mi­nen­te no es fá­cil ele­gir qué po­ner­se. La ba­ta­lla con las ta­llas de ro­pa mu­chas ve­ces co­mien­za a per­der­se des­de el pri­mer tri­mes­tre de em­ba­ra­zo y ajus­tar el cló­set ca­da vez se vuel­ve más com­pli­ca­do

Ellas (Chile) - - Tendencias -

Di­cen que es “la dul­ce es­pe­ra”, pe­ro pa­ra mu­chas mu­je­res el em­ba­ra­zo es un tiem­po en el que de­ben apren­der a li­diar con un mon­tón de con­tra­tiem­pos. Uno de ellos es el no sa­ber qué ro­pa po­ner­se. Y en es­te sen­ti­do, la coor­di­na­do­ra aca­dé­mi­ca de la Es­cue­la de Di­se­ño de Ves­tua­rio y Tex­ti­les de la Uni­ver­si­dad del Pa­cí­fi­co, Alejandra Ál­va­rez, des­cri­be que siem­pre se de­be te­ner en cuen­ta que el ves­tua­rio es re­fle­jo de la per­so­na­li­dad, por lo tan­to, ca­da mu­jer im­pri­me a sus pren­das de ves­tir su gus­to y es­ti­lo per­so­nal.

En ese sen­ti­do di­ce la ex­per­ta, co­mo re­co­men­da­cio­nes ge­ne­ra­les pa­ra las mu­je­res em­ba­ra­za­das, que lo pri­me­ro es es­ta­ble­cer el ba­lan­ce vi­sual. “Es im­por­tan­te te­ner un ba­lan­ce y re­par­tir los pe­sos vi­sua­les a lo lar­go del cuer­po, por­que la in­ten­ción no es qui­tar­le pro­ta­go­nis­mo a es­ta eta­pa, sino más bien sen­tir­se có­mo­da du­ran­te es­te pe­rio­do que sue­le ser el de ma­yo­res cam­bios”, se­ña­la la di­se­ña­do­ra de ves­tua­rio.

AL­TER­NA­TI­VAS

Pa­ra lo­grar ese equi­li­brio es­té­ti­co, la ex­per­ta de­ta­lla que los ves­ti­dos ma­xi, en tela de pun­to, pue­den ser lo más ade­cua­do. “Uti­li­zar es­tam­pa­dos en la par­te ba­ja del cuer­po y un co­lor li­so en la par­te su­pe­rior pue­de ayu­dar a ba­lan­cear la fi­gu­ra. Aun­que la ver­dad es que se pue­den uti­li­zar to­do ti­pos de co­lo­res y de te­las es­tam­pa­das, siem­pre y cuan­do es­tos es­tam­pa­dos sean en mo­ti­vos pequeños”, in­di­ca Ál­va­rez. Asi­mis­mo, la di­se­ña­do­ra de ves­tua­rio co­men­ta que los ac­ce­so­rios tam­bién pue­den ayu­dar a las em­ba­ra­za­das a equi­li­brar vi­sual­men­te el vo­lu­men de sus cuer­pos. “Un par de aros gran­des o pa­ñue­los de co­lo­res y es­tam­pa­dos lla­ma­ti­vos las ayu­da­rán”, afir­ma la es­pe­cia­lis­ta.

ZA­PA­TOS Y JEANS

Los in­fal­ta­bles jeans tam­bién es­tán en la lis­ta del ro­pe­ro que re­co­mien­da la di­se­ña­do­ra pa­ra es­ta eta­pa de la vi­da. “Es una pren­da muy útil, que se pue­de com­bi­nar de mu­chas for­mas. Se re­co­mien­da un jeans os­cu­ro acam­pa­na­do, con una pie­za de ex­ten­sión elás­ti­ca en la cin­tu­ra. Es­te cor­te y co­lor de pan­ta­lón que­da­rá bien du­ran­te to­do el em­ba­ra­zo y ser­vi­rá en ca­si to­das las oca­sio­nes”, ase­gu­ra. Otro fac­tor im­por­tan­te a te­ner en cuen­ta son los za­pa­tos, don­de la ex­per­ta in­di­ca que, pa­ra es­te pe­rio­do del em­ba­ra­zo, en­tre más có­mo­dos, me­jor. “Las ba­lle­ri­nas, za­pa­ti­llas, bo­ti­nes y bo­tas pla­nas o con po­co ta­co son lo ideal. Tam­bién se pue­de re­cu­rrir a lo que es­tá muy de mo­da en es­ta tem­po­ra­da, que son los za­pa­tos con pla­ta­for­ma. Pue­den ser muy úti­les pa­ra dar al­tu­ra sin te­ner que in­cli­nar de­ma­sia­do el pie, pe­ro sin exa­ge­rar en la al­tu­ra de la pla­ta­for­ma, ya que pue­den des­equi­li­brar y co­rrer ries­go de caer”, ad­vier­te.

Los ac­ce­so­rios, co­mo pa­ñue­los o aros gran­des, tam­bién pue­den ayu­dar a las em­ba­ra­za­das a equi­li­brar vi­sual­men­te el vo­lu­men de sus cuer­pos.

Cuan­do se tra­ta de es­co­ger la ro­pa du­ran­te el em­ba­ra­zo, la co­mo­di­dad es lo prin­ci­pal pa­ra dis­fru­tar al má­xi­mo de es­te pe­rio­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.