Ali­men­ta­ción ‘Ayur­ve­da, aprenda a co­mer de ma­ne­ra cons­cien­te y sa­na

Pa­ra evi­tar en­fer­me­da­des a cau­sa de una in­ges­ta in­cons­cien­te de ali­men­tos, es­te mé­to­do abo­ga por la bús­que­da del equi­li­brio

Ellas (Chile) - - Portada -

La nu­tri­ción Ayur­ve­da es uno de los sis­te­mas de me­di­ci­na tra­di­cio­nal más an­ti­guos que se co­no­cen, ya que da­ta de ha­ce más de cin­co mil años. En sáns­cri­to, ayur­ve­da sig­ni­fi­ca ‘cien­cia o co­no­ci­mien­to de la vi­da’, tér­mino he­re­da­do de los an­ti­guos ris­his vé­di­cos, que fue­ron hom­bres y mu­je­res que al­can­za­ron ha­ce va­rios mi­les de años el au­to­co­no­ci­mien­to a tra­vés de la me­di­ta­ción y otras prác­ti­cas en­ca­mi­na­das a in­te­grar la na­tu­ra­le­za in­di­vi­dual con la na­tu­ra­le­za mis­ma, en los dis­tin­tos pla­nos de la exis­ten­cia.

CO­NO­CER LO QUE SE CO­ME

Por ello el Ayur­ve­da es la dis­ci­pli­na que tra­ta con ali­men­tos al cuer­po, de acuer­do a lo que es be­ne­fi­cio­so y lo que es per­ju­di­cial pa­ra él mis­mo. “En los úl­ti­mos años, de­bi­do a la fal­ta de co­no­ci­mien­to y va­lo­res con res­pec­to a nues­tra for­ma de ali­men­tar­nos y de có­mo tra­ta­mos y ve­mos el ali­men­to, exis­te un au­men­to de en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das a la digestión. Nos he­mos ol­vi­da­do que, así co­mo la co­mi­da es fuen­te de ener­gía, vi­ta­li­dad y ale­gría, tam­bién pue­de cau­sar des­equi­li­brios y, por ello, de­be­mos pres­tar más aten­ción a los ali­men­tos que con­su­mi­mos, desde un va­so de agua has­ta una ce­na o al­muer­zo familiar”, ex­pli­có la ex­per­ta en nu­tri­ción ayur­vé­di­ca, Ma­ría Pía Saa­ve­dra.

BUS­CAN­DO EL EQUI­LI­BRIO

Pa­ra evi­tar en­fer­me­da­des a cau­sa de una in­ges­ta in­cons­cien­te de ali­men­tos, el co­no­ci­mien­to ayur­ve­da abo­ga por la bús­que­da del equi­li­brio. “Con es­te ti­po de nu­tri­ción se pue­de ob­te­ner una bue­na ca­li­dad de vi­da, ser sa­lu­da­ble y fe­liz, al ali­men­tar el cuer­po, men­te y es­pí­ri­tu. De­be­mos entender que so­mos lo que co­me­mos. No hay que vi­vir pa­ra co­mer, sino co­mer pa­ra vi­vir. Es ne­ce­sa­rio con­su­mir ali­men­tos que sean be­ne­fi­cio­sos pa­ra la salud, de­jan­do de la­do los ali­men­tos cu­yas pro­pie­da­des des­co­noz­ca­mos. Ade­más, hay que dar­se el tiem­po pa­ra co­mer, no ha­cer­lo de pri­sa, ni cuan­do es­ta­mos ten­sio­na­dos o emo­cio­nal­men­te al­te­ra­dos”, co­men­tó Saa­ve­dra. Así, la nu­tri­ción ayur­ve­da toma su ba­se en los cin­co ele­men­tos na­tu­ra­les; tie­rra, agua, fuego, ai­re y éter. És­tos se en­cuen­tran re­la­cio­na­dos con seis sa­bo­res pre­sen­tes en los ali­men­tos; dul­ce, salado, amar­go, pi­can­te, as­trin­gen­te y ácido. Ade­más, es­ta cien­cia plan­tea que exis­ten tres bio­ti­pos esen­cia­les o fuer­zas bio­ló­gi­cas y, de acuer­do a cuál per­te­nez­ca­mos, de­be­mos co­mer, prio­ri­zar o evi­tar ali­men­tos es­pe­cí­fi­cos.

TIPS DE ES­TE MÉ­TO­DO NU­TRI­CIO­NAL

Pre­fie­ra ali­men­tos no ma­ni­pu­la­dos por el hom­bre, es de­cir, aqué­llos que es­tán en su es­ta­do más pu­ro; eli­mi­ne de su die­ta la co­mi­da que no apor­ta nu­trien­tes, co­mo por ejem­plo la co­mi­da cha­ta­rra, el ex­ce­so de sal y azú­ca­res pro­ce­sa­das co­mo la pas­te­le­ría, los em­pa­que­ta­dos co­mo pa­pas fri­tas, be­bi­das ga­seo­sas, ca­fé, en­cur­ti­dos y em­bu­ti­dos co­mo vie­ne­sas, en­tre otros; y cam­bie los mé­to­dos de coc­ción. És­tos de­ben ser bien con­tro­la­dos, cui­dan­do que las ver­du­ras se co­ci­nen al den­te o al va­por y no re­co­cer ni re­ca­len­tar las co­mi­das, ya que pier­den sus nu­trien­tes.

La ali­men­ta­ción Ayur­ve­da pro­mue­ve un sis­te­ma com­ple­to de in­ges­ta de ali­men­tos de ma­ne­ra cons­cien­te y sa­lu­da­ble, ge­ne­ran­do cam­bios en el es­ti­lo de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.