Fue­ra de los am­bien­tes con hu­mo

Ellas (Chile) - - Salud -

El doc­tor Zorrilla re­cuer­da que al be­bé le lle­ga lo que la ma­dre co­me, be­be y res­pi­ra. Por lo tan­to, una mu­jer em­ba­ra­za­da no de­be fu­mar y tie­ne que man­te­ner­se ale­ja­da de los am­bien­tes con hu­mo.

El gi­ne­có­lo­go pre­ci­sa que el fe­to no res­pi­ra, por lo que la oxi­ge­na­ción de su san­gre se rea­li­za a tra­vés de la san­gre ma­ter­na. Así, si la ma­dre fu­ma o res­pi­ra el hu­mo del ta­ba­co ajeno, el ni­vel de oxí­geno en su san­gre es me­nor.

“Por otro la­do, el ta­ba­co pro­vo­ca una pla­cen­ta in­su­fi­cien­te, in­ca­paz de ali­men­tar co­rrec­ta­men­te al be­bé, so­bre to­do al final de la ges­ta­ción, que es cuan­do más lo ne­ce­si­ta. Los be­bés de ma­dres fu­ma­do­ras tienen un me­nor pe­so al na­cer, más ries­go de pre­ma­tu­ri­dad y de dé­fi­cits neu­ro­ló­gi­cos”, apun­ta.

Otro ele­men­to que la em­ba­ra­za­da de­be ele­gir con cui­da­do pa­ra las ce­le­bra­cio­nes na­vi­de­ñas es la in­du­men­ta­ria que va a lu­cir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.