10 con­se­jos pa­ra la ali­men­ta­ción in­fan­til

10 con­se­jos pa­ra una ali­men­ta­ción in­fan­til ade­cua­da, ri­ca y sa­lu­da­ble pa­ra los ni­ños.

Ellas (Chile) - - Portada -

La sa­lud y el bie­nes­tar de los ni­ños de­pen­de de la ali­men­ta­ción. Los pa­dres y edu­ca­do­res de­ben trans­mi­tir al ni­ño la idea de que con la ali­men­ta­ción no se jue­ga por­que nues­tra sa­lud de­pen­de de ello y de­be­mos dar­le a la co­mi­da la im­por­tan­cia que se me­re­ce. Es­to sig­ni­fi­ca ha­cer una pau­sa al día pa­ra sen­tar­nos a la me­sa y to­mar pro­ta­go­nis­mo co­mo co­men­sa­les fren­te a los ali­men­tos que va­mos a to­mar. Ac­tual­men­te, en nues­tra so­cie­dad los há­bi­tos de ali­men­ta­ción han cam­bia­do. Mien­tras an­tes exis­tía un gran res­pe­to ha­cia al­go vi­tal co­mo son los ali­men­tos y el mo­men­to de la co­mi­da, hoy en día se co­me cual­quier co­sa im­pro­vi­sa­da so­bre la mar­cha, de pie y sin ho­ra­rios. Cam­biar la ma­ne­ra en la que nos ali­men­ta­mos en cuan­to a mo­da­les es tan im­por­tan­te co­mo otor­gar a los ali­men­tos la im­por­tan­cia que tie­nen y se me­re­cen. Am­bas son bue­nas nor­mas y cos­tum­bres con las que de­ben fa­mi­lia­ri­zar­se los ni­ños en ca­sa. Lucía Bul­tó, nu­tri­cio­nis­ta y au­to­ra del li­bro “Los con­se­jos de Nu­tri­nanny. Las so­lu­cio­nes que fun­cio­nan pa­ra la ali­men­ta­ción de los ni­ños”, ha ela­bo­ra­do un de­cá­lo­go en el que re­co­ge los prin­ci­pios bá­si­cos de una ali­men­ta­ción ade­cua­da pa­ra la sa­lud de los ni­ños. Y, ade­más, aña­de que “tan im­por­tan­te co­mo que el ni­ño co­ma ade­cua­da­men­te, es que reali­ce ac­ti­vi­dad fí­si­ca to­dos los días”.

10 CON­SE­JOS

1. No exis­ten ali­men­tos “ma­los”, sino fre­cuen­cias de con­su­mo inade­cua­das. Adap­ta las can­ti­da­des a la edad y al desa­rro­llo del ni­ño. 2. Fru­tas y ver­du­ras a dia­rio. Ofre­ce al ni­ño fru­tas y ver­du­ras dia­ria­men­te, de tem­po­ra­da, que apor­ten a su or­ga­nis­mo vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les y fi­bra. 3. Tres o cua­tro ra­cio­nes de pro­duc­tos lác­teos al día. Sir­ven pa­ra ase­gu­rar el cal­cio que los hue­sos, que en pleno desa­rro­llo, ne­ce­si­tan. Las op­cio­nes des­cre­ma­das apor­tan la mis­ma can­ti­dad de cal­cio que las en­te­ras. 4. Uti­li­za acei­te de oliva. Es el más re­co­men­da­ble pa­ra co­ci­nar y to­mar en cru­do. 5. Dos to­mas de pro­teí­nas al día. Dos to­mas mo­de­ra­das al día de pes­ca­do, car­ne, hue­vos o ja­món son su­fi­cien­tes pa­ra apor­tar al or­ga­nis­mo de los ni­ños la can­ti­dad de pro­teí­nas que ne­ce­si­tan. 6. Hi­dra­tos de car­bono in­te­gra­les. El pan, el cu arnr do oz,s el rae aplia­zast da e, le­gum­bres y los ce­rea­les apor­tan los hi­dra­tos de car­bono com­ple­jos que el ni­ño ne­ce­si­ta. Si com­pras pro­duc­tos in­te­gra­les, le apor­ta­rás fi­bras y au­men­ta­rá su in­ges­ta de vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. 7. Una bue­na hi­dra­ta­ción es im­por­tan­te. Pa­ra be­ber, siem­pre agua. Los re­fres­cos só­lo en mo­men­tos pun­tua­les y sin ca­feí­na. 8. Ali­men­ta­ción va­ria­da. Pro­gra­ma una ali­men­ta­ción que in­clu­ya ali­men­tos de to­dos los gru­pos, sin abu­sar de nin­guno de ellos. To­dos los ali­men­tos son bue­nos, lo im­por­tan­te es el equi­li­brio en­tre ellos. 9. Ali­men­tos en­va­sa­dos. La in­dus­tria ali­men­ta­ria ofre­ce pro­duc­tos de ca­li­dad que se adap­tan a las nue­vas ten­den­cias de vi­da. Op­ta por los pes­ca­dos en con­ser­va y las ver­du­ras en­va­sa­das. 10. Pre­di­ca con el ejem­plo. Cui­da tu ali­men­ta­ción y tu hi­jo te imi­ta­rá. (“Los con­se­jos de Nu­tri­nanny. Las so­lu­cio­nes que fun­cio­nan pa­ra la ali­men­ta­ción de los ni­ños”. Lucía Bul­tó).

Uno de los con­se­jos fun­da­men­ta­les es en­tre­gar una ali­men­ta­ción va­ria­da, com­pues­ta por ele­men­tos de to­dos los gru­pos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.