Las ci­ru­gías de las chi­le­nas se­gún su edad

Es­pe­cia­lis­ta miem­bro de la So­cie­dad Chi­le­na de Ci­ru­gía Plás­ti­ca, ex­pli­có los ti­pos de ope­ra­cio­nes a las que se so­me­ten las mu­je­res.

Ellas (Chile) - - Belleza -

Se­gún el si­tio “Mu­je­res y Más”, las fé­mi­nas en Chi­le sue­len ser ba­jas, de ca­ra re­don­da, cur­vi­lí­neas y se­den­ta­rias. Es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas con­di­cio­nan su cuer­po y la ma­ne­ra en que acu­mu­lan la gra­sa, por lo que tien­den a rea­li­zar­se al­gu­nas ci­ru­gías es­té­ti­cas por so­bre otras, las que tam­bién van cam­bian­do se­gún la edad.

ADO­LES­CEN­TES

Pa­sa­dos los 18 años, la ci­ru­gía por la que más pre­gun­tan las mu­je­res son aque­llas re­la­cio­na­das con el ta­ma­ño del bus­to, ya sea pa­ra au­men­tar­lo o dis­mi­nuir­lo en ca­so que sea muy gran­de y ge­ne­re mo­les­tias en la es­pal­da y pro­ble­mas de au­to­es­ti­ma.

Se­gún ex­pli­ca el doc­tor Ro­ber­to Pra­do, ci­ru­jano plás­ti­co, miem­bro de la So­cie­dad Chi­le­na de Ci­ru­gía Plás­ti­ca, la mu­jer chi­le­na es de bus­to gran­de, por lo que una de las ope­ra­cio­nes más fre­cuen­tes es la re­duc­ción ma­ma­ria y tam­bién la ri­no­plas­tia. Am­bas ope­ra­cio­nes in­ci­den di­rec­ta­men­te en la au­to­es­ti­ma de las jó­ve­nes, que ven en la ci­ru­gía plás­ti­ca la po­si­bi­li­dad de me­jo­rar su as­pec­to y con ello re­cu­pe­rar su se­gu­ri­dad.

MU­JE­RES ADUL­TAS (SO­BRE LOS 30)

En ge­ne­ral, las chi­le­nas son de pier­nas grue­sas y de ca­de­ras an­chas y en la me­di­da que pa­san los años, co­mien­zan a acu­mu­lar gra­sa en el ab­do­men. Es por ello que a par­tir de los 30 años, una de las ope­ra­cio­nes más so­li­ci­ta­das es la li­po­suc­ción y ab­do­mi­no­plas­tía, las que au­men­tan ex­po­nen­cial­men­te a los 35 cuan­do las mu­je­res han si­do ma­más. Se­gún cuen­ta el doc­tor Pra­do, otro mo­ti­vo re­cu­rren­te de con­sul­ta de las mu­je­res so­bre los 30 es el au­men­to de glú­teos, pe­ro al ser una zo­na bas­tan­te in­có­mo­da pa­ra el post-ope­ra­to­rio, no es muy al­to el nú­me­ro que se lle­gan a con­cre­tar.

MU­JE­RES MA­DU­RAS (SO­BRE LOS 40)

En es­ta eta­pa ad­quie­re es­pe­cial re­le­van­cia el ros­tro, que con el pa­so de los años co­mien­za a per­der fir­me­za y tur­gen­cia. “Sien­to que las chi­le­nas no as­pi­ran a cam­biar su ros­tro, son muy po­cas las que no es­tán con­for­mes con es­ta par­te del cuer­po y sue­len ha­cer pe­que­ños re­to­ques pa­ra es­ti­li­zar, alar­gar y le­van­tar”. Es por ello que más que ope­ra­cio­nes en el ros­tro, ex­cep­to la ble­fa­ro­plas­tia, que eli­mi­na las bol­sas en los pár­pa­dos, las mu­je­res se ha­cen pro­ce­di­mien­tos no in­va­si­vos que bus­can re­cu­pe­rar la to­ni­ci­dad de la piel, ate­nuar arru­gas y le­van­tar la na­riz y pó­mu­los”, con­clu­ye el ci­ru­jano plás­ti­co.

Las ab­do­mi­no­plas­tías y li­po­suc­ción son las ci­ru­gías más co­mu­nas a con­tar de los 30 años en las mu­je­res chi­le­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.