Una al­ter­na­ti­va de en­tre­na­mien­to edu­ca­ti­vo

Fo­men­tar el há­bi­to de la vi­da sa­lu­da­ble es una de las pre­mi­sas de es­te nue­vo es­ta­ble­ci­mien­to.

Ellas (Chile) - - Portada - Ma­ria­ne­la Ro­dil

Pa­ra la ma­yo­ría de las per­so­nas, asis­tir a un gimnasio re­pre­sen­ta sa­cri­fi­cios co­mo: es­tric­tos há­bi­tos de ali­men­ta­ción, ru­ti­nas ago­bian­tes e ins­truc­to­res po­co ca­pa­ci­ta­dos. Ca­rac­te­rís­ti­cas que más allá de mo­ti­var, pro­vo­can que un in­di­vi­duo op­te por pre­fe­rir la vi­da se­den­ta­ria sin tan­tas com­pli­ca­cio­nes.

Con el pro­pó­si­to de derribar di­cha per­cep­ción y de­mos­trar lo con­tra­rio, ha­ce más de tres se­ma­nas abrió sus puer­tas en la 11 Orien­te con 5 y 6 Nor­te “Nu­tre y En­tre­na Gym”. Un gimnasio, que desea po­si­cio­nar­se en­tre los tal­qui­nos y fo­rá­neos co­mo el pri­me­ro al mo­men­to de ele­gir, lle­van­do co­mo ob­je­ti­vo edu­car so­bre lo que en­glo­ba es­te es­ti­lo de vi­da.

PER­SI­GUIEN­DO UN SUE­ÑO

Jo­sé Sil­va Gon­zá­lez se ini­ció en el mun­do fit­ness ha­ce apro­xi­ma­da­men­te 7 años. “Co­men­cé ven­dien­do su­ple­men­tos ali­men­ti­cios a de­por­tis­tas a tra­vés de in­ter­net en to­do el país. Al cur­sar mi ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria co­mo pro­fe­sor de edu­ca­ción física, tu­ve el empeño de in­vo­lu­crar­me más y de­ci­dí em­pe­zar a en­tre­nar en un gimnasio”. Sos­tu­vo, que en va­rias opor­tu­ni­da­des el no po­seer co­no­ci­mien­tos, pro­vo­ca­ba que in­cu­rrie­ra en la prác­ti­ca de for­ma inade­cua­da. Afir­mó que en ese ins­tan­te, na­ció en él la con­vic­ción de tra­ba­jar y pla­ni­fi­car mi­nu­cio­sa­men­te has­ta con­cre­tar su más an­he­la­do sue­ño, ser dueño de un gimnasio.

PRO­FE­SIO­NA­LIS­MO ANTE TO­DO

Una de las par­ti­cu­la­ri­da­des del es­ta­ble­ci­mien­to, es que su per­so­nal se en­cuen­tra to­tal­men­te ca­pa­ci­ta­do pa­ra la ade­cua­ción del usua­rio. Gon­zá­lez se­ña­ló que “más de 80 pro­fe­sio­na­les se pos­tu­la­ron pa­ra ser par­te de la fa­mi­lia de Nu­tre y En­tre­na Gym, tan so­lo 10 fue­ron se­lec­cio­na­dos”. Al tiem­po que afir­mó que “el sa­ber lo teó­ri­co no es su­fi­cien­te, lo im­pres­cin­di­ble es eje­cu­tar la prác­ti­ca co­rrec­ta­men­te”. Los entrenadores tiene la mi­sión de mo­ti­var, edu­car y pre­pa­rar a los miem­bros del gimnasio pa­ra así com­ple­men­tar al 100% las ru­ti­nas que se eje­cu­tan. “Nues­tros asis­ten­tes apren­den des­de qué co­men has­ta có­mo se uti­li­za un equi­po, a tra­vés de un ase­so­ra­mien­to muy per­so­na­li­za­do. Es allí, don­de el rol del ins­truc­tor co­bra más re­le­van­cia, pues ellos fo­men­tan la in­de­pen­di­za­ción de las per­so­nas, a tal pun­to, de sen­tir­se có­mo­dos y li­bres pa­ra rea­li­zar su en­tre­na­mien­to”.

SUS INS­TA­LA­CIO­NES

Nu­tre y En­tre­na Gym es un lo­cal con más de 1.800 m2. Su am­plio es­pa­cio lo con­vier­te en un si­tio có­mo­do a la ho­ra de ejer­ci­tar­se. Po­see una gran va­rie­dad de má­qui­nas de pri­me­ra tec­no­lo­gía traí­das de los Es­ta­dos Uni­dos. 70 en­car­ga­das de la mus­cu­la­ción y 50 pa­ra la eje­cu­ción de ac­ti­vi­da­des car­dio­vas­cu­la­res.

“Es­tos úl­ti­mos equi­pos son de ba­jo im­pac­to, ya que no cau­san nin­gún ti­po de da­ño ni en los to­bi­llos, ni en las ro­di­llas. Una per­so­na le­sio­na­da, previa au­to­ri­za­ción me­di­ca pue­de ma­ni­pu­lar­los, cau­san me­nos de­te­rio­ro que una elíp­ti­ca” ex­pre­só, el em­pren­de­dor Gon­zá­lez. Y si el pro­pó­si­to es de­jar de la­do el es­trés y re­la­jar­se, tam­bién son im­par­ti­das en sus am­plias sa­las acon­di­cio­na­das, cla­ses de grupales de: spin­ning, yo­ga, bai­le, HIIT y pi­la­tes.

LA TEC­NO­LO­GÍA Y EL EN­TRE­NA­MIEN­TO

Se­gún Gon­zá­lez y su so­cio Martín Rebolledo, el es­ta­ble­ci­mien­to cuen­ta con un plus, pues son los úni­cos en la re­gión del Mau­le en te­ner una apli­ca­ción mó­vil. Nu­tre y En­tre­na APP, per­mi­te al usua­rio ex­pe­ri­men­tar un en­tre­na­mien­to in­ter­ac­ti­vo. La apli­ca­ción, tra­ba­ja con un sis­te­ma en­la­za­do a una pul­se­ra que le po­si­bi­li­ta ver al clien­te su pro­gre­so.

“Es­tá in­no­va­ción, nos ayu­da a do­cu­men­tar a tra­vés de un pro­gra­ma da­tos co­mo: el pe­so, la ma­sa mus­cu­lar, el por­cen­ta­je de gra­sa o de agua y otros re­que­ri­mien­tos de ca­da con­su­mi­dor. Pe­rió­di­ca­men­te, arro­ja grá­fi­cos en don­de se apre­cie el avan­ce”, afir­mó Gon­zá­lez. La Apli­ca­ción tam­bién cuen­ta con un Software de nu­tri­ción que edu­ca so­bre los ali­men­tos que se pue­den con­su­mir. Un plan de re­tos y re­com­pen­sas, re­ser­va­ción de cla­ses o ver las ru­ti­nas de en­tre­na­mien­to con fi­gu­ras ex­pli­ca­ti­vas en 3D.

Pa­ra Jo­sé Sil­va no exis­ten ex­cu­sas pa­ra lo­grar el cuer­po ideal me­dian­te el pro­gre­so del man­te­ni­mien­to fí­si­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.