Des­cu­brien­do a la “Ge­ne­ra­ción Z”

Tam­bién co­no­ci­dos co­mo “cen­ten­nial”, son los jó­ve­nes su­ce­so­res de los “mi­llen­nial” y es­tán em­pe­zan­do a ser te­ma de con­ver­sa­ción en to­do el mun­do, pe­ro, ¿sa­be en qué se di­fe­ren­cia es­ta ge­ne­ra­ción de la úl­ti­ma del mi­le­nio?

Ellas (Chile) - - Actualidad -

Ca­da vez que­da más cla­ro el sig­ni­fi­ca­do del tér­mino “mi­llen­nial”, que alu­de a la que lla­man “la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción del mi­le­nio”. A la ho­ra de de­ter­mi­nar en­tre que fe­chas de­ben ha­ber na­ci­do sus miem­bros pa­ra ser con­si­de­ra­dos par­te de esa ge­ne­ra­ción, la res­pues­ta va­ría se­gún la fuen­te, pe­ro sue­le es­tar en torno a 1980 y 1999, años arri­ba o aba­jo. Sin em­bar­go, hay una nue­va ge­ne­ra­ción que em­pie­za a so­nar en me­dios y re­des. Son los lla­ma­dos “cen­ten­nial”, tam­bién co­no­ci­dos co­mo “Ge­ne­ra­ción Z” (ya que los “mi­llen­nial” son la “Ge­ne­ra­ción Y, y los an­te­ce­so­res de es­tos son la “Ge­ne­ra­ción X”).

Y, co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, son la pri­me­ra ge­ne­ra­ción del nue­vo si­glo. De nue­vo, no hay un con­sen­so sob­re los años exac­tos, pe­ro la ma­yo­ría de­ter­mi­nan que se tra­ta a par­tir del año 2000. Otras fuen­tes, con­si­de­ran “cen­ten­nials” a quie­nes han na­ci­do a par­tir de la se­gun­da mi­tad de la dé­ca­da de los 90, de­jan­do pa­ra los “mi­llen­nial” la pri­me­ra mi­tad.

De los “mi­llen­nial” se tie­ne cla­ro que son “na­ti­vos di­gi­ta­les”. Una ge­ne­ra­ción que, o bien ha cre­ci­do con in­ter­net, o vi­vió a una edad muy tem­pra­na la irrup­ción de es­ta tec­no­lo­gía. Sin em­bar­go, los “cen­ten­nial” van más allá: han na­ci­do en una era ya com­ple­ta­men­te di­gi­ta­li­za­da, con la al­ta ve­lo­ci­dad y el mun­do inalám­bri­co ins­tau­rán­do­se.

Hay quie­nes con­si­de­ran que es­tos “cen­ten­nials” son los ver­da­de­ros “na­ti­vos di­gi­ta­les” por­que, de nue­vo, la lí­nea que se­pa­ra a am­bas ge­ne­ra­cio­nes no es­tá tan de­fi­ni­da. En cual­quier ca­so, en­tre los “mi­llen­nial” y sus su­ce­so­res hay más se­me­jan­zas y di­fe­ren­cias. Pa­ra com­pren­der­lo, es­tas son al­gu­nas ca­rac­te­rís­ti­cas de la nue­va “Ge­ne­ra­ción Z”.

AU­TO­DI­DAC­TAS Y ES­TU­DIO­SOS

Se­gún la re­vis­ta For­bes, el 33 % de “cen­ten­nial” apren­de mi­ran­do tu­to­ria­les de in­ter­net. El 32% rea­li­za de es­ta for­ma sus de­be­res y ta­reas. Pe­ro es­ta pre­fe­ren­cia na­ce de una vo­lun­tad es­tu­dio­sa: de acuer­do con un in­for­me pre­sen­ta­do por Deus­to Bu­si­ness School y Atre­via, el 64% de miem­bros de la “Ge­ne­ra­ción Z” cree ne­ce­sa­rio que se in­vier­ta en edu­ca­ción, por lo que su for­ma­ción “online” y au­to­di­dac­ta es una ma­ne­ra de su­plir esa ca­ren­cia.

VI­VEN EN IN­TER­NET

Si al­go tie­nen en co­mún “mi­llen­nial” y “cen­ten­nial”, es que se les con­si­de­ra “na­ti­vos di­gi­ta­les”. Sin em­bar­go, la “Ge­ne­ra­ción Z” ha na­ci­do prác­ti­ca­men­te con el “smartp­ho­ne” ba­jo el bra­zo: in­ter­net siem­pre ha es­ta­do ahí.

Se­gún el in­for­me de Deus­to y Atre­via, el 92% de los “cen­ten­nial” lo con­si­de­ran su prin­ci­pal fuen­te de in­for­ma­ción, tan­to pa­ra la ac­tua­li­dad co­mo pa­ra de­ci­dir sus com­pras. De acuer­do con la re­vis­ta For­bes, pa­san tres ho­ras dia­rias fren­te al or­de­na­dor adi­cio­na­les a las que de­di­quen a sus de­be­res o tra­ba­jo.

EM­PREN­DE­DO­RES Y TRA­BA­JA­DO­RES

Si a los “mi­llen­nial” se les con­si­de­ra los “free­lan­ce” por ex­ce­len­cia, a los “cen­ten­nials” se les re­la­cio­na con la pa­la­bra “em­pren­de­dor”. Y es que, se­gún in­for­ma­ción pu­bli­ca­da por la re­vis­ta For­bes, el 72% de ellos no pre­ten­de de­pen­der de un je­fe. Ade­más, de acuer­do con un es­tu­dio de la con­sul­to­ra Sparks and Ho­ney, el 40% quie­re mon­tar su pro­pio ne­go­cio.

OTRO EN­FO­QUE PA­RA LAS RE­DES SO­CIA­LES

Aun­que tan­to “mi­llen­nial” co­mo “cen­ten­nial” usan las re­des so­cia­les, los miem­bros de la “Ge­ne­ra­ción Z” no sue­len pro­li­fe­rar por to­das ellas, sino que son más se­lec­ti­vos y, ade­más, se­pa­ran el con­te­ni­do que com­par­ten en unas u otras.

Por ejem­plo, se­gún una in­fo­gra­fía de Kan­tar Fu­tu­res, mien­tras que el 72% de “mi­llen­nials” usan Fa­ce­book, so­lo el 52% de “cen­ten­nials” lo ha­cen. De he­cho, la “Ge­ne­ra­ción Z” va­lo­ra mu­cho la pri­va­ci­dad y lo efí­me­ro, por lo que pre­fie­ren las “sto­ries” de Ins­ta­gram o, se­gún For­bes, re­des co­mo “Snap­chat”, e in­clu­so al­gu­nas me­nos co­no­ci­das co­mo “Whis­per” o “Se­cret”.

VA­LO­RES Y VALENTÍAS

La for­ma de va­lo­rar las cosas de los “cen­ten­nial” es di­fe­ren­te: se­gún Kan­tar Fu­tu­res, el 72% con­si­de­ra que es­tá so­bre­va­lo­ra­do el he­cho de te­ner cosas nue­vas cuan­do lo que se tie­ne es su­fi­cien­te.

El 60% pre­fie­ren te­ner la ga­ran­tía de que no se­rán po­bres, en vez de la po­si­bi­li­dad de ser ri­cos y al 68%, les preo­cu­pa no es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra el fu­tu­ro.

Ade­más, el 47% dis­fru­ta ha­cien­do cosas que otros con­si­de­ran arries­ga­das, fren­te al 30% de “mi­llen­nial”.

La for­ma de va­lo­rar las cosas de los “cen­ten­nials” es di­fe­ren­te: el 72% con­si­de­ra que es­tá so­bre­va­lo­ra­do el he­cho de te­ner cosas nue­vas cuan­do lo que se tie­ne es su­fi­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.