Via­jes de es­tu­dio: lo que pa­dres de­ben te­ner en cuen­ta

La or­ga­ni­za­ción de los via­jes de fin de cur­so es res­pon­sa­bi­li­dad de los tours ope­ra­do­res, pe­ro el desa­rro­llo sa­tis­fac­to­rio del re­co­rri­do de­pen­de tam­bién de la coope­ra­ción de los pa­dres y apo­de­ra­dos.

Ellas (Chile) - - Portada - Marlyn Sil­va

No­viem­bre y di­ciem­bre sue­len me­ses cum­bres para los es­tu­dian­tes, por­que se aso­man en el ca­len­da­rio las gi­ras de fin de cur­so, re­co­rri­dos que se ha­cen, so­bre to­do, ha­cia el sur del país y el ex­te­rior; Ba­ri­lo­che, ma­yor­men­te. Pe­se a lo co­mún de es­ta prác­ti­ca, hay pa­dres que des­co­no­cen cuá­les as­pec­tos se de­ben to­mar en cuen­ta con an­te­la­ción en pro de una ex­pe­rien­cia se­gu­ra para sus hi­jos.

La pla­ni­fi­ca­ción sue­le de­jar­se en­te­ra en ma­nos de agen­cias, a par­tir de los en­la­ces que ha­cen los co­le­gios en­tre ma­yo y ju­nio para con­tra­tar pla­nes que van des­de cin­co a 10 días de tour na­cio­nal o in­ter­na­cio­nal.

Para evi­tar in­con­ve­nien­tes du­ran­te el tra­yec­to y en el des­tino, el pro­pie­ta­rio de una de las em­pre­sas tu­rís­ti­cas que ofre­cen es­te ti­po de ser­vi­cios en Tal­ca, Maximiliano Ci­fuen­tes, des­gra­na para el su­ple­men­to ELLAS las re­co­men­da­cio­nes más im­por­tan­tes a te­ner en cuen­ta por los apo­de­ra­dos pre­vio a la con­tra­ta­ción de un tour ope­ra­dor.

Se par­te, di­ce Ci­fuen­tes, por re­vi­sar los con­tra­tos para sa­ber con de­ta­lle el ti­po de co­ber­tu­ra de la gi­ra.

La asis­ten­cia a las char­las pre via­je or­ga­ni­za­das por la em­pre­sa es fun­da­men­tal, ex­pli­ca el en­tre­vis­ta­do, por­que en es­tas reunio­nes se acla­ran du­das res­pec­to a la do­cu­men­ta­ción de los pa­sa­je­ros, las con­di­cio­nes le­ga­les para sa­lir al ex­tran­je­ro y nor­mas de con­vi­ven­cia.

A los pa­dres co­rres­pon­de pe­dir a la agen­cia los sso­por­tes de la lo­gís­ti­ca, a sa­ber, las re­ser­vas de hospedaje, el trans­por­te y el se­gu­ro de asis­ten­cia mé­di­ca en ca­so de ac­ci­den­te o en­fer­me­dad de al­guno de los jó­ve­nes. En ese úl­ti­mo tér­mino exis­ten dos ti­pos de se­gu­ro y no to­dos los tours ope­ra­do­res los ofre­cen. El obli­ga­to­rio, de­ta­lla Ci­fuen­tes, es par­te de la po­lí­ti­ca de ca­da com­pa­ñía y es el que sue­le ofre­cer la ma­yo­ría, a pe­sar de que en Chi­le no exis­te le­gis­la­ción al res­pec­to. El otro es de ti­po par­ti­cu­lar, es de­cir, cuan­do la co­ber­tu­ra se com­ple­men­ta con una ase­gu­ra­do­ra per­te­ne­cien­te al des­tino in­ter­na­cio­nal.

Cuan­do se tra­ta de ex­pe­di­cio­nes gru­pa­les es im­pres­cin­di­ble que los via­je­ros es­tén du­ran­te to­do el tra­yec­to vi­gi­la­dos y orien­ta­dos por uno o dos coor­di­na­do­res, quie­nes tie­nen co­no­ci­mien­tos des­de pri­me­ros au­xi­lios has­ta de li­de­raz­go.

Ade­más, es res­pon­sa­bi­li­dad de los pa­dres y apo­de­ra­dos so­li­ci­tar al Mi­nis­te­rio de Trans­por­te la fis­ca­li­za­ción del bus en el que se tras­la­da­rán los es­tu­dian­tes. Así, las au­to­ri­da­des po­drán ve­ri­fi­car la ope­ra­ti­vi­dad del vehícu­lo y dar ga­ran­tía de una mo­vi­li­za­ción se­gu­ra. Es­ta ta­rea es po­si­ble ha­cer­la a tra­vés de www.fis­ca­li­za­cion.cl.

MÁS FOR­MA­LI­DAD

Ser el coor­di­na­dor de un via­je gru­pal no es lo mis­mo que ser guía. El pri­me­ro, am­plía Ci­fuen­tes, es una per­so­na com­pro­me­ti­da en­te­ra­men­te con los via­je­ros y esa res­pon­sa­bi­li­dad pa­sa por per­ma­ne­cer prác­ti­ca­men­te las 24 ho­ras de día con ellos y ve­lar por el cum­pli­mien­to del iti­ne­ra­rio. El se­gun­do, es­tá ca­pa­ci­ta­do para ope­rar en de­ter­mi­na­das áreas geo­grá­fi­cas, es bá­si­ca­men­te un an­fi­trión que da la bien­ve­ni­da a los vi­si­tan­tes.

Dis­tin­to a la car­ga aca­dé­mi­ca de la ca­rre­ra Turismo en Argentina, don­de se for­man coor­di­na­do­res, en Chi­le, no hay tal pre­pa­ra­ción, apun­ta Ci­fuen­tes. De mo­do que son las com­pa­ñías tu­rís­ti­cas pri­va­das las que se han or­ga­ni­za­do para dic­tar cur­sos de dos me­ses de du­ra­ción y tres via­jes de prác­ti­ca. El con­te­ni­do in­clu­ye ma­ne­jo de gru­po, pri­me­ros au­xi­lios, pro­to­co­los de ac­ci­den­tes, test psi­co­ló­gi­cos para eva­luar ca­pa­ci­da­des de tra­ba­jo ba­jo pre­sión y en el ex­tran­je­ro, de­sen­vol­vi­mien­to en si­tua­cio­nes com­ple­jas y li­de­raz­go. Los apro­ba­dos ava­lan lue­go es­tos ta­lle­res para ob­te­ner las cre­den­cia­les de la Se­cre­ta­ría de Turismo de Ba­ri­lo­che (en el ca­so es­pe­cí­fi­co de las gi­ras ha­cia Argentina).

“El te­ma de la coor­di­na­ción in­ter­na­cio­nal y las ca­pa­ci­ta­cio­nes de­be­rían ser un pro­ce­so de for­ma­ción cer­ti­fi­ca­da en Chi­le, por­que si un coor­di­na­dor es­tá ha­bi­li­ta­do y ava­la­do ge­ne­ra más trans­pa­ren­cia y tran­qui­li­dad para los pa­dres”, opi­na el em­pre­sa­rio con es­tu­dios de turismo com­ple­ta­dos en Argentina.

Para in­ten­tar cu­brir la ca­ren­cia de ofer­tas aca­dé­mi­cas es­pe­cia­li­za­das en el país, ha­ce dos años Ci­fuen­tes pre­sen­tó co­mo pro­yec­to an­te la mu­ni­ci­pa­li­dad un cur­so de coor­di­na­ción na­cio­nal, cu­ya cer­ti­fi­ca­ción fue­se otor­ga­da por una ins­ti­tu­ción pú­bli­ca co­mo el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Turismo (Ser­na­tur), pe­ro no pros­pe­ró.

Cor­te­sía Maximiliano Ci­fuen­tes

Gru­po de es­tu­dian­tes en su via­je de fin de cur­so en Ba­ri­lo­che, uno de los des­ti­nos ha­cia el ex­tran­je­ro más de­man­da­dos.

Maximiliano Ci­fuen­tes da de­ta­lles so­bre las pre­ven­cio­nes ne­ce­sa­rias para los via­jes gru­pa­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.