In­no­va­cio­nes fe­me­ni­nas pa­ra me­jo­rar la vi­da

Ellas (Chile) - - Tecnología -

Un sis­te­ma que de­tec­ta y cuan­ti­fi­ca la in­fla­ma­ción; un sa­co in­te­li­gen­te que ga­ran­ti­za la co­mo­di­dad tér­mi­ca del be­bé o una va­ji­lla que cuen­ta his­to­rias siem­pre di­fe­ren­tes tie­nen un fac­tor co­mún: son in­no­va­cio­nes pa­ten­ta­das por mu­je­res que me­jo­ra­rán la vi­da en los pró­xi­mos me­ses.

Se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Pro­pie­dad In­te­lec­tual (WIPO, por su si­gla en in­glés) el nú­me­ro de so­li­ci­tu­des con al me­nos una mu­jer in­ven­to­ra se ha du­pli­ca­do en el mun­do en so­lo 10 años pa­san­do, del 16% en 2007, al 30,5% en 2017, in­for­mó Pro­mo­in­ge­nio, la pla­ta­for­ma pa­ra el apo­yo de in­ven­to­res y em­pren­de­do­res.

“Se tra­ta de una ten­den­cia al al­za, pe­ro aún hay mu­cho por ha­cer por la igual­dad de gé­ne­ro en es­te cam­po, por­que WIPO cal­cu­la que con es­te rit­mo de cre­ci­mien­to se de­be­rá es­pe­rar has­ta el 2076 pa­ra que exis­ta una pa­ri­dad en­tre mu­je­res y hom­bres”, ex­pli­có Jhon Man­ri­que, di­rec­tor de Pro­mo­in­ge­nio (www.pro­mo­in­ge­nio.com). “Aun­que no exis­ten da­tos es­ta­dís­ti­cos de los mo­ti­vos del in­cre­men­to, des­de nues­tra ac­ti­vi­dad dia­ria es­ta­mos no­tan­do un re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal en los em­pren­de­do­res in­no­va­do­res que pa­ten­tan y em­pren­den con sus ideas”, apun­tó.

Man­ri­que ex­pli­ca que ese re­le­vo ha traí­do con­si­go el in­cre­men­to en las con­sul­tas rea­li­za­das por mu­je­res, y cree que “es­te es uno de los mo­ti­vos, aun­que no el úni­co, pa­ra el al­za em­pren­de­do­ra fe­me­ni­na que se es­tá pre­sen­tan­do en los re­gis­tros in­ter­na­cio­na­les”.

“El pro­me­dio de edad de las mu­je­res que nos con­sul­tan con pro­yec­tos in­no­va­do­res es­tá en torno a los 30 años. Y tam­bién no­ta­mos que al­gu­nas emprendedoras es­tán di­ri­gien­do pro­yec­tos que han si­do pa­ten­ta­dos por sus pa­re­jas o sus fa­mi­lia­res, por lo que nos es­for­za­mos en vi­si­bi­li­zar su pa­pel de li­de­raz­go”, aña­dió.

Un ejem­plo de es­ta ten­den­cia mun­dial al au­men­to de la can­ti­dad de pa­ten­tes re­gis­tra­das por mu­je­res, es la lis­ta de “in­ven­tos pre­pa­ra­dos pa­ra ser un éxi­to mun­dial” ela­bo­ra­da por es­ta fir­ma, con se­de en Bar­ce­lo­na (Es­pa­ña) y que es­te año es­tá en­ca­be­za­da por las in­no­va­cio­nes de tres emprendedoras.

DE­TEC­TOR DE LA IN­FLA­MA­CIÓN MÁS PRE­COZ

El sis­te­ma In­flam Catch (www.in­flam­catch.com) pue­de de­tec­tar la in­fla­ma­ción y ha­cer se­gui­mien­to de es­ta al­te­ra­ción, al me­dir me­dian­te unos elec­tro­dos que en­tran en con­tac­to con la piel, la las va­ria­cio­nes de con­duc­ti­vi­dad eléc­tri­ca en los te­ji­dos, la cual au­men­ta cuan­do se in­fla­man, se­gún sus desa­rro­lla­do­res.

“Es­ta tec­no­lo­gía su­po­ne una re­vo­lu­ción en la fi­sio­te­ra­pia y la me­di­ci­na de­por­ti­va, per­mi­tien­do ha­cer un diag­nós­ti­co pre­ci­so, rea­li­zar un se­gui­mien­to a lar­go pla­zo y ajus­tar la evo­lu­ción y los tiem­pos del tra­ta­mien­to de for­ma efec­ti­va”, ex­pli­có Pi­lar Ruiz, ge­ren­te de es­te pro­yec­to.

Es­te equi­po re­co­men­da­do pa­ra diag­nos­ti­car y tra­tar es­guin­ces, le­sio­nes mus­cu­la­res y de li­ga­men­tos, ten­di­ni­tis, in­fla­ma­cio­nes ar­ti­cu­la­res en miem­bros y/o co­lum­na ver­te­bral, iden­ti­fi­ca los pro­ce­sos in­fla­ma­to­rios in­clu­so an­tes de que se pro­duz­can otros sín­to­mas co­mo el do­lor o sig­nos vi­si­bles, se­gún Ruiz.

SA­CO IN­TE­LI­GEN­TE PA­RA EL CON­FORT DEL BE­BÉ

La em­pren­de­do­ra De­nis­se Olar­te ha di­se­ña­do Mi­muff (www.mi­muff.com) un sa­co in­te­li­gen­te y re­con­fi­gu­ra­ble que pro­por­cio­na el má­xi­mo con­fort a los be­bés en las tem­po­ra­das frías, dán­do­les ma­yor li­ber­tad a sus mo­vi­mien­tos na­tu­ra­les y man­te­nién­do­lo en unas con­di­cio­nes tér­mi­cas óp­ti­mas. “Es­te in­no­va­dor sa­co, cuen­ta con un sen­sor que mi­de los va­lo­res de tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad den­tro del sa­co, y que se co­nec­ta al te­lé­fono mó­vil, in­for­man­do al ins­tan­te si la sen­sa­ción tér­mi­ca del be­bé es la ideal”, se­ña­la Olar­te. La pren­da tie­ne man­gas y ma­no­plas ex­tra­íbles y aco­pla­bles me­dian­te su sis­te­ma ‘vel­cro’, que aña­den o qui­tan, pa­ra que el be­bé dis­fru­te en to­do mo­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra más ade­cua­da.

“Así se le pro­te­ge del frío y de los cam­bios es­po­rá­di­cos de tem­pe­ra­tu­ra, y no ha­ce fal­ta re­ti­rar to­do el sa­co o cam­biar­le de ro­pa al pe­que­ño cuan­do sien­ta la ne­ce­si­dad de mo­ver­se”, aña­de.

PLA­TOS MÁGICOS QUE CUEN­TAN CUEN­TOS

“La va­ji­lla cuen­ta­cuen­tos Cai­cus (www. cai­cus.es), un pro­yec­to de la em­pren­de­do­ra Inés de Mi­guel, ha­ce de la co­mi­da una ex­pe­rien­cia úni­ca, al fu­sio­nar la fan­ta­sía de la na­rra­ción y el ar­te de la gas­tro­no­mía”, se­gún Man­ri­que.

El nom­bre de es­ta va­ji­lla de­ri­va de las pa­la­bras ‘cài’ (co­mo sue­na la pa­la­bra “pla­to” en chino) y ‘hai­ku’ (un poe­ma bre­ve ja­po­nés de so­lo tres ver­sos) y su con­cep­to con­sis­te en plas­mar cuen­tos cor­tos en los pla­tos que la com­po­nen, pa­ra que los co­men­sa­les con­for- men his­to­rias di­ver­ti­das con ellos du­ran­te la co­mi­da.

“La va­ji­lla vie­ne en dos ver­sio­nes: los ‘cai­cus in­di­vi­dua­les’ for­ma­dos por tres pla­tos que de­ben ser leí­dos en un or­den de­ter­mi­na­do, y los ‘cai­cus mágicos’ pa­ra res­tau­ran­tes, cu­yas fra­ses o ver­sos siem­pre tie­nen sen­ti­do, no im­por­ta có­mo se mez­clen los pla­tos”, ex­pli­ca su crea­do­ra.

“Los pla­tos pa­ra res­tau­ran­tes se pue­den mez­clar de dis­tin­tas for­mas, en to­das las direcciones y com­bi­na­cio­nes pa­ra que ca­da co­men­sal ten­ga una ex­pe­rien­cia in­di­vi­dual y úni­ca, con la par­ti­cu­la­ri­dad de que la his­to­ria se­rá di­fe­ren­te pa­ra ca­da co­men­sal y co­bra­rá más sen­ti­do cuán­tos más pla­tos pi­da esa per­so­na”, apun­ta la crea­do­ra De Mi­guel.

De­tec­tor de in­fla­ma­cio­nes de­no­mi­na­do In­flam Catch.

Una ima­gen del sa­co in­te­li­gen­te pa­ra be­bés de la fir­ma Mi­muff.

Va­ji­lla cuen­ta­cuen­tos Cai­cus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.