Sín­dro­me del tú­nel car­piano afec­ta en ma­yor pro­por­ción a las mu­je­res

Es­te cua­dro sue­le agu­di­zar­se en mu­je­res em­ba­ra­za­das, tras el par­to y en pro­ce­so de lac­tan­cia. Se ca­rac­te­ri­za por do­lor, ador­me­ci­mien­to y pér­di­da de la des­tre­za ma­nual, au­men­tan­do en tiem­pos de re­po­so co­mo la no­che.

Ellas (Chile) - - Salud -

Do­lor en ma­nos, de­dos y mu­ñe­ca, acom­pa­ña­do de ador­me­ci­mien­to y pér­di­da de la des­tre­za ma­nual, se­rían los sín­to­mas más fre­cuen­tes del Sín­dro­me del Tú­nel Car­piano. Una pa­to­lo­gía esen­cial­men­te fe­me­ni­na, de la edad me­dia de la vi­da, aso­cia­da a cam­bios hor­mo­na­les. El Sín­dro­me del Tú­nel Car­piano se de­be al atra­pa­mien­to de un ner­vio pe­ri­fé­ri­co, lla­ma­do ner­vio me­diano, que se ubi­ca en el tú­nel del car­po en la mu­ñe­ca, y que da sen­si­bi­li­dad a la pal­ma de la mano y al­gu­nos de­dos, ade­más de iner­var múscu­los aso­cia­dos a la des­tre­za ma­nual. La ci­ru­gía li­be­ra es­ta es­truc­tu­ra y rein­te­gra la sen­sa­ción de ali­vio prác­ti­ca­men­te de in­me­dia­to. So­lo aque­llos pa­cien­tes con mu­chos años de sin­to­ma­to­lo­gía, pre­sen­tan un re­tar­do del bie­nes­tar en se­ma­nas o me­ses, o pre­sen­ta­rían una re­cu­rren­cia me­nor al 1% tras la ci­ru­gía, so­bre to­do en per­so­nas con pro­ble­mas de ci­ca­tri­za­ción, que vol­ve­rían a com­pri­mir el ner­vio a fu­tu­ro. Se es­ti­ma que un 2 a 3% de las mu­je­res pre­sen­ta­rán es­te cua­dro en su vi­da. A mo­do de re­fe­ren­cia, en Es­ta­dos Uni­dos, se es­ti­ma que ca­da año se ope­ran 300 mil mu­je­res de sín­dro­me de tú­nel car­piano. Más del 90% de las ci­ru­gías por es­ta pa­to­lo­gía en Chi­le, co­rres­pon­den a mu­je­res y la ta­sa de re­cu­rren­cia lue­go de la ci­ru­gía es me­nor al 1%.

HA­BLA EL ES­PE­CIA­LIS­TA

Pa­ra el doc­tor Jor­ge Ver­ga­ra, pro­fe­sor aso­cia­do del De­par­ta­men­to de Or­to­pe­dia y Trau­ma­to­lo­gía de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, es­pe­cia­lis­ta en ci­ru­gía de la mano, “el Sín­dro­me de Tú­nel Car­piano co­rres­pon­de a una afec­ción muy fre­cuen­te en mu­je­res en la edad me­dia de la vi­da, por lo que su­po­ne una vin­cu­la­ción con me­ca­nis­mos hor­mo­na­les”. In­di­ca el me­di­co que tam­bién se ob­ser­va pre­va­len­cia en el em­ba­ra­zo, puer­pe­rio y lac­tan­cia. Por es­ta ra­zón es muy im­por­tan­te que la mu­jer com­pren­da que “no ha he­cho na­da in­co­rrec­ta­men­te pa­ra ga­ti­llar es­ta en­fer­me­dad, o bien, pa­ra pre­ve­nir­la”, ex­pli­có. El do­lor se acre­cien­ta en con­di­cio­nes de re­po­so, por tan­to, la ma­yo­ría de las mu­je­res ma­ni­fies­ta des­per­tar con mu­cha mo­les­tia. Si bien ha­ce años se aso­ció a cier­tas la­bo­res u ofi­cios, di­ver­sos es­tu­dios han des­car­ta­do ese víncu­lo. “El tú­nel car­piano se de­be en la gran ma­yo­ría de los ca­sos a con­di­cio­nes par­ti­cu­la­res de ca­da per­so­na y no a fac­to­res ex­ter­nos”, pre­ci­sa Ver­ga­ra. La ci­ru­gía es una de las al­ter­na­ti­vas de tra­ta­mien­to del Sín­dro­me de Tú­nel Car­piano. En pa­cien­tes ma­yo­res de 50 años con mo­les­tias por más de seis me­ses, do­lor noc­turno, y aso­cia­do a “de­do en ga­ti­llo”, es muy po­co pro­ba­ble que se me­jo­ren de for­ma es­pon­tá­nea, y son el seg­men­to más in­di­ca­do pa­ra so­me­ter a ci­ru­gía.

ELECTROMIOGRAFIA PA­RA CON­FIR­MAR

Pa­ra Ja­vie­ra Fuen­tes, di­rec­to­ra de la Ca­rre­ra de Ki­ne­sio­lo­gía de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, a las cau­sas hor­mo­na­les, tam­bién se su­man otras cau­sas; y tie­ne una pre­va­len­cia del 4% en la po­bla­ción ge­ne­ral.

“El tú­nel car­piano pue­de pre­sen­tar­se en una o am­bas mu­ñe­cas, y la sin­to­ma­to­lo­gía los pa­cien­tes la re­fie­ren en la pal­ma de la mano, y los de­dos ín­di­ce, me­dio y pul­gar, que co­rres­pon­de a la zo­na iner­va­da por el ner­vio me­diano. Pue­de ha­ber pér­di­da de sen­si­bi­li­dad y de fuer­za. La con­fir­ma­ción del cua­dro pre­vio a la ci­ru­gía, pa­sa por un exa­men lla­ma­do elec­tro­mio­gra­fía que bus­ca me­dir la ve­lo­ci­dad de la con­duc­ción ner­vio­sa y con­fir­mar la afec­ción”, aña­de.

En opi­nión de la ki­ne­sió­lo­ga, los pa­cien­tes so­me­ti­dos a ci­ru­gía res­pon­den muy bien, pre­sen­tan­do en al­gu­nas opor­tu­ni­da­des do­lor en la ci­ca­triz e hi­per­sen­si­bi­li­dad. Asi­mis­mo, hay pa­cien­tes que, sin ci­ru­gía, res­pon­den bien a otros tra­ta­mien­tos no in­va­si­vos, co­mo es la in­mo­vi­li­za­ción con mu­ñe­que­ra, el ul­tra­so­ni­do y la apli­ca­ción de di­ver­sas for­mas de te­ra­pia ma­nual y neu­ro di­ná­mi­ca.

El tú­nel car­piano pue­de pres­tar­se en una o am­bas mu­ñe­cas.

Sín­dro­me del tú­nel car­piano afec­ta ma­yor­men­te a las mu­je­res.

La ci­ru­gía es muy re­co­men­da­da en es­tos ca­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.