An­drea Obra­dor: de los ni­ños a las po­lí­ti­cas de la mu­jer

Ellas (Chile) - - Portada -

Los an­ti­oxi­dan­tes se han con­ver­ti­do en un oro su­ma­men­te desea­do, de­bi­do a que tie­nen im­por­tan­tes bon­da­des pa­ra la sa­lud. En la ac­tua­li­dad se ha po­di­do des­pla­zar al tra­di­cio­nal an­ti­oxi­dan­te, la Vi­ta­mi­na C, por otras fuen­tes que tie­nen un fuer­te po­der de pro­tec­ción de las cé­lu­las.

Mu­cho sol es lo que se acer­ca pa­ra es­ta tem­po­ra­da, don­de el ca­lor no da mues­tras de de­te­ner­se. Mu­chas ve­ces las mu­je­res y al­gu­nos hom­bres no es­ca­ti­man al mo­men­to de ad­qui­rir pro­duc­tos que ayu­den a ob­te­ner una piel sa­na y sa­lu­da­ble.

La al­ta ex­po­si­ción a los ra­yos UV des­hi­dra­tan rá­pi­da­men­te la piel y po­ten­cian en gran me­di­da el fo­to­en­ve­je­ci­mien­to, ace­le­ran­do la apa­ri­ción de arru­gas y de man­chas. Es­to, por­que exis­ten fac­to­res co­mo la ra­dia­ción so­lar, con­ta­mi­na­ción, hu­mo de ci­ga­rro, die­ta ri­ca en gra­sas, que ge­ne­ran ma­yor can­ti­dad de ra­di­ca­les li­bres en el cuer­po y por en­de ma­yor oxi­da­ción de las cé­lu­las, lo que se aso­cia al en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro y a im­por­tan­tes en­fer­me­da­des.

Y es que ex­po­ner­se al sol de hoy en día, en me­dio de es­ta gran ola de ca­lor que invade al país no es sen­ci­llo. No so­lo se de­be pen­sar en uti­li­zar blo­quea­dor y en qué fac­tor de­be te­ner es­te, sino que tam­bién se de­be ayu­dar a cui­dar y pro­te­ger la piel y el cuer­po, des­de aden­tro.

Si lo que se quie­re lo­grar es pro­te­ger el cuer­po de es­tos ra­di­ca­les li­bres, la de­ci­sión co­rrec­ta es con­su­mir an­ti­oxi­dan­tes.

Una op­ción prác­ti­ca es to­mar suplementos que con­ten­gan an­ti­oxi­dan­tes, ca­pa­ces de atra­par los ra­di­ca­les li­bres que au­men­tan en es­ta épo­ca por la reac­ción quí­mi­ca de la luz del sol en la piel y de es­ta ma­ne­ra man­te­ner el cui­da­do del cuer­po.

El Blue­berry, es re­co­no­ci­do por to­das sus pro­pie­da­des an­ti­age, su al­to con­te­ni­do en fi­bra, vi­ta­mi­na K y man­ga­ne­so. Ade­más del Cram­berry, for­ma­do por un al­to con­te­ni­do en po­li­fe­no­les y flo­vo­noi­des, los cua­les fa­vo­re­cen la pre­ven­ción de in­fec­cio­nes uri­na­rias im­pi­dien­do la ad­he­ren­cia de bac­te­rias so­bre las pa­re­des del tra­to uri­na­rio. Am­bos ele­men­tos tra­ba­jan en con­jun­to pa­ra ofre­cer una bue­na po­ten­te fuen­te de an­ti­oxi­dan­tes, ayu­dan­do a pro­te­ger la sa­lud del co­ra­zón, re­du­cien­do el co­les­te­rol y el es­trés oxi­da­ti­vo. Ade­más, con­tie­ne com­pues­tos que ayu­dan a au­men­tar la ha­bi­li­dad vi­sual, me­jo­ran la fun­ción de la me­mo­ria, ya que re­du­cen las de­fi­cien­cias y la coor­di­na­ción mo­to­ra que nor­mal­men­te acom­pa­ñan al en­ve­je­ci­mien­to. La Cúr­cu­ma es un po­de­ro­so an­ti­oxi­dan­te que ac­túa com­ba­tien­do los ra­di­ca­les li­bres, man­tie­ne la ac­ti­vi­dad de las en­zi­mas an­ti­oxi­dan­tes, me­jo­ra y es­ti­mu­la la pro­duc­ción de la bi­lis y fa­vo­re­ce la me­ta­bo­li­za­ción de las gra­sas. Ade­más, ayu­da a pre­ve­nir la for­ma­ción de ga­ses y fla­tu­len­cias.

Es­ta es­pe­cie aro­má­ti­ca es útil a su vez pa­ra la pér­di­da de pe­so por su fa­ci­li­dad pa­ra mo­vi­li­zar gra­sas y me­ta­bo­li­zar­las, e in­clu­so es un gran des­con­ges­tio­nan­te a ni­vel he­pá­ti­co, ya que res­tau­ra las cé­lu­las y ejer­ce una ac­ción pro­tec­to­ra so­bre el hí­ga­do. Tam­bién, es re­co­no­ci­do co­mo an­ti­in­fla­ma­to­rio, fre­cuen­te­men­te uti­li­za­do pa­ra tra­tar ar­tri­tis.

Pa­ra pro­te­ger la piel es ne­ce­sa­ria la rehi­dra­ta­ción, se de­be con­su­mir más agua, por lo me­nos dos li­tros al día. Tam­bién pa­ra ayu­dar a la piel des­pués de ca­da tan­da de ex­po­si­ción so­lar, se pue­de uti­li­zar pro­duc­tos con aloe ve­ra y si vie­ne en for­ma de gel me­jor aún, pues es per­fec­to pa­ra cal­mar la piel más sen­si­ble. De igual ma­ne­ra, usar lo­cio­nes a ba­se de pro­duc­tos na­tu­ra­les pa­ra re­fres­car des­pués de la du­cha cuan­do se ha re­ti­ra­do la sal del mar o el clo­ro de las pis­ci­nas en es­ta tem­po­ra­da de va­ca­cio­nes.

La cúr­cu­ma fa­vo­re­ce la me­ta­bo­li­za­ción de las gra­sas.

Los arán­da­nos son po­ten­tes an­ti­oxi­dan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.