“Los pro­ce­di­mien­tos es­té­ti­cos de­ben ser rea­li­za­dos por ci­ru­ja­nos plás­ti­cos”

Los da­ños po­drían ser irre­ver­si­bles si no se rea­li­zan con un pro­fe­sio­nal

Ellas (Chile) - - Salud - Jac­que­li­ne Per­do­mo Yan­se

An­te la pro­li­fe­ra­ción de cen­tros y spa que ofre­cen ci­ru­gías, y la au­sen­cia de una ley de es­pe­cia­li­da­des que evi­te que pro­fe­sio­na­les de otras áreas de la me­di­ci­na, o per­so­nas sin for­ma­ción aca­dé­mi­ca en sa­lud, reali­cen es­tos pro­ce­di­mien­tos, el ci­ru­jano plás­ti­co re­co­men­dó ac­ce­der a los por­ta­les de in­ter­net dis­pues­tos pa­ra ve­ri­fi­car la iden­ti­fi­ca­ción del es­pe­cia­lis­ta.

La ci­ru­gía plás­ti­ca es una es­pe­cia­li­dad que, a tra­vés de di­ver­sas téc­ni­cas y pro­ce­di­mien­tos qui­rúr­gi­cos, bus­ca co­rre­gir le­sio­nes o de­fec­tos fí­si­cos del cuer­po, na­tu­ra­les o ad­qui­ri­dos, con el ob­je­ti­vo de me­jo­rar la fun­cio­na­li­dad o la apa­rien­cia per­so­nal, ayu­dan­do mu­chas ve­ces a res­ti­tuir la au­to­es­ti­ma.

Hum­ber­to Ga­ci­túa Garst­man, ci­ru­jano plás­ti­co ra­di­ca­do en San­tia­go, lle­gó a Tal­ca a tra­vés de una invitación que le rea­li­za­ran en una clí­ni­ca de la lo­ca­li­dad ha­ce seis años. Des­de ese mo­men­to vi­si­ta la Re­gión del Mau­le una vez al mes. En ELLAS lo en­tre­vis­ta­mos pa­ra co­no­cer cuál es el pro­ce­di­mien­to que mas se rea­li­zan las mu­je­res.

“En Tal­ca se ha­ce de to­do, ci­ru­gía plás­ti­ca, es­té­ti­ca, fa­cial y cor­po­ral y ab­do­mi­no­plas­tia. Tam­bién se rea­li­zan los im­plan­tes o re­duc­ción de ma­ma con li­po­suc­ción, y con me­nos fre­cuen­cia se ha­cen par­pa­dos o lif­ting. Los im­plan­tes de glú­teos muy po­cos. No hay di­fe­ren­cias en­tre los re­que­ri­mien­tos que me rea­li­zan en San­tia­go, son las mis­mas ten­den­cias” nos ex­pli­ca el pro­fe­sio­nal de la me­di­ci­na es­té­ti­ca. Qui­si­mos co­no­cer có­mo le cam­bia la vi­da a una mu­jer el he­cho de ha­cer­se una ci­ru­gía es­té­ti­ca, si rea­li­zar­la cam­bia la au­to­es­ti­ma de ma­ne­ra per­ma­nen­te, o es so­lo una ilu­sión. “La ver­dad es que de­pen­de de ca­da pa­cien­te, unas vie­nen con una au­to­es­ti­ma gol­pea­da y le au­men­ta al ver los re­sul­ta­dos de su ci­ru­gía, son más fe­li­ces, y eso ayu­da mu­cho en la par­te psi­co­ló­gi­ca. Las tras­for­ma­cio­nes cor­po­ra­les ayu­dan a que ellas se no­ten me­jor co­mo mu­jer pa­ra lu­cir una ves­ti­men­ta mas adecuada a lo que ellas quie­ren, y eso va re­la­cio­na­do con la par­te psi­co­ló­gi­ca, trans­for­mán­do­se en al­go muy be­ne­fi­cio­so pa­ra la pa­cien­te” ex­pli­ca el ci­ru­jano plás­ti­co.

IN­VES­TI­GAR PRI­ME­RO

Que­rien­do co­no­cer las ca­rac­te­rís­ti­cas que de­ben te­ner los pro­fe­sio­na­les de la me­di­ci­na que efec­túan es­te ti­po de tra­ta­mien­tos o ci­ru­gías, le pre­gun­ta­mos a Hum­ber­to Ga­ci­túa que es lo que una pa­cien­te de­be in­for­mar­se an­tes de pen­sar en un pro­ce­di­mien­to de es­te ti­po. “La ci­ru­gía plás­ti­ca es muy in­va­si­va, por lo que las ope­ra­cio­nes se ha­cen con ci­ru­jano plás­ti­co, eso de­be cons­tar en la uni­ver­si­dad, de­be ha­ber­se rea­li­za­do la es­pe­cia­li­dad uni­ver­si­ta­ria, lo que su­ce­de ac­tual­men­te es que hay mu­cha in­tro­mi­sión de otros pro­fe­sio­na­les de la me­di­ci­na de otras áreas, y de per­so­nas que na­da tie­ne que ver con la ci­ru­gía plás­ti­ca rea­li­zan­do pro­ce­di­mien­tos”, in­for­ma el mé­di­co.

“El te­ma es co­mo no hay ley de es­pe­cia­li­da­des en Chi­le, cual­quie­ra pue­de ha­cer lo que quie­ra. Yo pue­do ser car­dió­lo­go y an­te la ley no me pue­den de­cir que no ha­ga pro­ce­di­mien­tos es­té­ti­cos, pe­ro allí es­tá la éti­ca de ca­da pro­fe­sio­nal. Si yo soy pro­fe­sio­nal, pe­ro no es­toy for­ma­do en el área de ci­ru­gía plás­ti­ca si fue­ra éti­co no lo hi­cie­ra, por­que es­ta­ría fal­sean­do a un pa­cien­te y di­cién­do­le co­sas que no soy. En ci­ru­gía plás­ti­ca hay per­so­nas que co­mien­za a ha­cer ci­ru­gías de a po­co, y allí han ido apren­dien­do, pe­ro si tu em­pie­zas a exi­gir­le, esa per­so­na no tie­ne el ma­ne­jo de las com­pli­ca­cio­nes ni de las im­pli­ca­cio­nes del pro­ce­di­mien­to, y los re­sul­ta­dos van a ser dis­tin­tos”.

Le su­ge­ri­mos que, apro­ve­chan­do la opor­tu­ni­dad, pu­die­se en­tri­nef­goarm­ráa­tic­no­suoe­setsr­poios­na­le­jec­to­res al­gu­nas recomendaciones pa­ra po­der de­ter­mi­nar con que ti­po de pro­fe­sio­nal de la me­di­ci­na nos va­mos a rea­li­zar el pro­ce­di­mien­to, por lo que nos pre­sen­tó los pun­tos más re­sal­tan­tes a con­si­de­rar.

RECOMENDACIONES

“La pa­cien­te se de­be in­for­mar si el pro­fe­sio­nal que eli­gió tie­ne for­ma­ción o no, de allí par­ti­mos, y des­pués el lu­gar don­de se­rá la ci­ru­gía. Lo ideal es que las ci­ru­gías se ha­gan en una clí­ni­ca con pa­be­llón for­mal, no una con­sul­ta. De­ben ele­gir una es­truc­tu­ra clí­ni­ca y un pro­fe­sio­nal que sea for­mal. La clí­ni­ca tie­ne que te­ner un pa­be­llón acep­ta­do por el mi­nis­te­rio de Sa­lud y que ten­ga so­lu­cio­nes de ayu­da al pa­cien­te si tie­ne al­gu­na al­te­ra­ción en su tra­ta­mien­to, llá­me­se cui­da­dos in­ten­si­vos o cui­da­dos in­ter­me­dios, de­pen­de de ca­da clí­ni­ca, no una ca­sa trans­for­ma­da en pa­be­llón”. “La ci­ru­gía plás­ti­ca ha cam­bia­do por­que en los úl­ti­mos años han au­men­ta­do los pro­ce­di­mien­tos no qui­rúr­gi­cos co­mo: bo­tox, re­lle­nos, que son los que le dan es­truc­tu­ra a la par­te fa­cial, se han es­tan­da­ri­za­do las zo­nas de re­lleno con ti­pos y for­mas de apli­car­lo y eso ha ayu­da­do en la par­te no qui­rúr­gi­ca, la cual ha au­men­ta­do ex­po­nen­cial­men­te la can­ti­dad de per­so­nas que se lo rea­li­zan y allí es­ta el te­ma, que de­be ser por gen­te for­ma­da y no por cual­quier per­so­na, por­que ha ha­bi­do “desas­tres” y los desas­tres no son me­no­res. Las for­mas de co­lo­car los ele­men­tos de re­lleno y la téc­ni­ca que se usa son muy im­por­tan­tes pa­ra evi­tar pro­ble­mas” “Hay gen­te que se di­ce ci­ru­jano es­té­ti­co, que son in­clu­so mé­di­cos ge­ne­ra­les que co­mien­zan a ha­cer cur­sos y se de­di­can a la es­té­ti­ca, pa­ra re­co­no­cer­los de­ben en­trar a la in­ter­net y bus­car en la pa­gi­na www.co­na­sem.cl es­ta es una for­ma de con­fir­mar y cui­dar la sa­lud, ade­más tam­bién pue­den en­trar a la pá­gi­na de la So­cie­dad de Ci­ru­gía Plás­ti­ca y Es­té­ti­ca, don­de to­dos es­ta­mos re­gis­tra­dos.

Hum­ber­to Ga­ci­túa Garst­man, ci­ru­jano plás­ti­co.

Las ci­ru­gías, y los pro­ce­di­mien­tos es­té­ti­cos, de­ben ser efec­tua­dos por ci­ru­ja­nos plás­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.