Aniver­sa­rio de Tommy Hil­fi­ger des­de Shang­hái

En ex­clu­si­va des­de Shang­hái, Re­na­ta Ruiz nos cuen­ta so­bre su inol­vi­da­ble ex­pe­rien­cia co­no­cien­do la nue­va y es­pe­ra­da co­lec­ción de la mar­ca des­de el co­di­cia­do front row.

Harper's Bazaar (Chile) - - CONTENIDO -

Mi his­to­ria con el des­fi­le Tomm­yICONS 2018 se ini­ció cuan­do des­cu­brí que el ve­nue del even­to es­ta­ba a me­nos de 500 me­tros del ho­tel. En ese mis­mo ins­tan­te qui­se ir a co­no­cer el lu­gar por el que des­fi­la­rían los icons de la nue­va y es­pe­ra­da cam­pa­ña de Tommy Hil­fi­ger.

Con un día de an­ti­ci­pa­ción, el es­pa­cio en don­de se rea­li­za­ría el even­to ya es­ta­ba prác­ti­ca­men­te lis­to. Un gal­pón ce­rra­do de unos 500 me­tros con una plan­ta li­bre de gra­de­rías a los la­dos. To­do cons­trui­do pa­ra la oca­sión en gran­des blo­ques de es­truc­tu­ras me­tá­li­cas, fo­rra­do en los co­lo­res y lo­gos ca­rac­te­rís­ti­cos de la mar­ca. La car­pa te­nía la apa­rien­cia de ser el es­pa­cio pa­ra el backs­ta­ge y las gra­de­rías es­ta­ban si­tua­das jus­to fren­te al más espectacular sky­li­ne de Shang­hái, al la­do de Pearl To­wer, el edi­fi­cio más em­ble­má­ti­co de la ciu­dad.

En el día del even­to me en­te­ré de que uno de los icons de la mar­ca iba a es­tar a so­lo me­tros míos. Sa­bía que mis se­gui­do­ras iban a mo­rir con él: Die­go Bo­ne­ta, el ac­tor que in­ter­pre­ta a Luis Mi­guel adul­to en la exi­to­sa se­rie de Net­flix so­bre la vi­da del can­tan­te me­xi­cano.

Du­ran­te la oca­sión me ad­vir­tie­ron que iba a ser to­do rá­pi­do y que po­día pasar cual­quier co­sa. Lle­ga­mos a rom­per fi­la en una hor­da de per­so­nas que es­ta­ba tra­tan­do de en­trar. Cla­ra­men­te se ha­bía co­rri­do la voz, y mu­cha gen­te lo­cal ha­bía lle­ga­do a pro­bar suer­te en las dis­tin­tas en­tra­das. In­me­dia­ta­men­te nos lle­va­ron, jun­to a otros in­fluen­cia­do­res y pe­rio­dis­tas, a la im­pac­tan­te al­fom­bra ro­ja, de­fi­ni­ti­va­men­te una de las más her­mo­sas en las que he es­ta­do.

En no más de un mi­nu­to la re­co­rrí y me de­tu­ve fren­te a los flas­hes de un cen­te­nar de fo­tó­gra­fos. Una bue­na for­ma de ele­var la es­ta­mi­na an­tes de en­trar a don­de se­ría la pa­sa­re­la. Un tú­nel de fo­tos me da­ba la bien­ve­ni­da a las gra­de­rías don­de íba­mos a dis­fru­tar del des­fi­le. En es­tas fo­tos es­ta­ban los icons in­ter­na­cio­na­les de la mar­ca, en­tre ellos Hai­ley Bald­win, Win­nie Har­low, el an­tes men­cio­na­do Die­go Bo­ne­ta de Mé­xi­co y Laura To­bón de Co­lom­bia, re­pre­sen­tan­do a La­ti­noa­mé­ri­ca. Jun­to a ellos otros 20 ros­tros co­no­ci­dos por ser rompe­dores de es­que­mas en to­do el mun­do.

Al lle­gar a la pa­sa­re­la re­co­no­cí in­me­dia­ta­men­te mi lu­gar. Tu­ve la suer­te de ser con­si­de­ra­da pa­ra los asien­tos de pri­me­ra fi­la, o front row, que son los más co­ti­za­dos. Pa­sa­dos unos mi­nu­tos, la gen­te de Tommy me in­vi­tó a co­no­cer el backs­ta­ge, y con ello la po­si­bi­li­dad de es­tar fren­te al di­se­ña­dor mis­mo, Hai­ley, Win­nie y Le­wis Ha­mil­ton, los re­pre­sen­tan­tes de la nue­va co­lec­ción.

De re­gre­so a mi asien­to me en­con­tré con Die­go, quien no tu­vo pro­ble­mas en con­ver­sar con­mi­go mien­tras es­pe­rá­ba­mos a que par­tie­ra el show. Lo­gré tam­bién mi tan an­sia­da fo­to que ter­mi­nó apa­re­cien­do en dia­rios y me­dios chi­le­nos. Una es­pe­ra en don­de to­do era un caos. Gen­te bus­can­do sus asien­tos, to­dos to­mán­do­se fo­tos con es­ta ma­ra­vi­lla de pa­sa­re­la y Shang­hái de fon­do.

De un mo­men­to a otro, la pa­sa­re­la se pren­dió con Hai­ley des­fi­lan­do y, a pa­sos tras de ella, Win­nie, que no pu­do con­te­ner la emo­ción y se le sa­lió una son­ri­sa. Am­bas son ros­tros de la nue­va cam­pa­ña y fue­ron ele­gi­das por ser íco­nos de su ge­ne­ra­ción y re­pre­sen­tar in­clu­si­vi­dad, un va­lor ele­men­tal pa­ra la mar­ca. La gen­te es­ta­ba eu­fó­ri­ca. Tras ellas vino un re­gi­mien­to de mo­de­los li­de­ra­dos por Joan Smalls, oriun­da de Puer­to Ri­co y que re­pre­sen­ta tan­to co­mo Win­nie la di­ver­si­dad, al ha­ber si­do la pri­me­ra top mo­del la­ti­noa­me­ri­ca­na de co­lor.

El des­fi­le no du­ró más de 20 mi­nu­tos, pe­ro fui­mos ca­pa­ces de ver más de 200 looks de la tem­po­ra­da de in­vierno 2018 que ya se pue­den en­con­trar en tien­das de Europa, Asia y Es­ta­dos Uni­dos. La di­ver­si­dad tam­bién es­tu­vo pre­sen­te en la co­lec­ción, siem­pre con el to­que preppy ca­rac­te­rís­ti­co. El tweed, el look uni­ver­si­ta­rio y los co­lo­res fuer­tes fue­ron los te­mas más vi­si­bles de la nue­va lí­nea. El fi­nal fue una irrup­ción de ro­jos, ver­des y ama­ri­llos, que se apo­de­ra­ron de la pa­sa­re­la, con de­ce­nas de mo­de­los fes­te­jan­do y po­san­do an­te los fo­tó­gra­fos de to­do el mun­do. To­do es­to con un ma­ra­vi­llo­so e ilu­mi­na­do Shang­hái co­mo te­lón de fon­do. El set­ting per­fec­to pa­ra una co­lec­ción lle­na de vi­da, juventud y co­lo­res re­bel­des. n

El tweed, el look uni­ver­si­ta­rio y los co­lo­res fuer­tes es­tu­vie­ron pre­sen­tes en la nue­va co­lec­ción, jun­to con una te­má­ti­ca de in­clu­si­vi­dad vi­si­ble a tra­vés de los mo­de­los y em­ba­ja­do­res de la mar­ca.

El to­tal look Tommy de Re­na­ta Ruiz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.