EL ANI­LLO PER­FEC­TO

Harper's Bazaar (Chile) - - LOS EXTRAS -

Uno de los ser­vi­cios más des­ta­ca­dos de la em­pre­sa fa­mi­liar son los ani­llos de com­pro­mi­so, que se pue­den en­viar a ha­cer a pe­di­do de­pen­dien­do los gus­tos de la pa­re­ja, co­mo tam­bién las ar­go­llas de ma­tri­mo­nio. To­do el pro­ce­so se­rá el re­sul­ta­do de una pro­duc­ción de lu­jo don­de la elec­ción de los dia­man­tes es el pri­mer pa­so fun­da­men­tal. La elec­ción de pie­dras de la má­xi­ma ca­li­dad es lo que des­ta­ca el trabajo de Ca­sa Ba­rros. Es­to sig­ni­fi­ca ele­gir los dia­man­tes que es­tén com­ple­ta­men­te li­bres de in­clu­sio­nes vi­si­bles a sim­ple vis­ta y que es­té muy bien cor­ta­do, con el fin de ase­gu­rar que la luz se re­frac­te en una for­ma que op­ti­mi­ce y me­jo­re su bri­llo. El di­se­ño, a car­go de Ama­lia Ba­rros, se tra­ba­ja ba­jo su ex­per­ti­se en con­jun­to con la pre­fe­ren­cia del no­vio, pe­ro siem­pre con una mon­tu­ra de pla­tino, ca­rac­te­rís­ti­ca de las jo­yas de la em­pre­sa. La ra­zón de es­to es que se tra­ta de un me­tal pre­cio­so du­ra­de­ro y re­sis­ten­te, es­to con­si­de­ran­do que el ani­llo es la jo­ya más ex­pues­ta a gol­pes y ra­ya­du­ras. Ade­más, se tie­ne en cuen­ta que es una pie­za que de­be acom­pa­ñar a una per­so­na du­ran­te to­da la vi­da y que pa­ra ello de­be man­te­ner­se en las me­jo­res con­di­cio­nes. En el di­se­ño de la mon­tu­ra se bus­ca, en­tre otras co­sas, que los en­gas­tes sos­ten­gan el dia­man­te con se­gu­ri­dad, su­ti­le­za y per­fec­ción, sin ser el ac­tor prin­ci­pal. Lue­go de la mon­tu­ra, el ani­llo

se pu­le pa­ra ase­gu­rar que se des­ta­que ca­da dia­man­te y así lo­grar que el re­sul­ta­do sea per­fec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.