PA­SION POR LO VI­SUAL

Es mo­de­lo, it girl, con­duc­to­ra de te­le­vi­sión y, por so­bre to­do lo de­más, una mu­jer enamo­ra­da del di­se­ño y la es­té­ti­ca, due­ña de una mar­ca pro­pia que co­bra ca­da día más fuer­za.

Harper's Bazaar (Chile) - - Dolce & Gabbana - Por An­drea La­rra­be

Ale­xa Chung tie­ne la ca­rre­ra con la que mu­chos aman­tes del di­se­ño sue­ñan. Fue des­cu­bier­ta con so­lo 16 años, y lan­za­da al es­tre­lla­to gra­cias a una ca­rre­ra de mo­de­lo muy in­ten­sa. Sin em­bar­go, en muy po­co tiem­po, Ale­xa fue de­jan­do en evi­den­cia que su gus­to por la es­té­ti­ca, el di­se­ño y lo vi­sual iba mu­cho más allá que sim­ple­men­te ser el ros­tro de di­ver­sas cam­pa­ñas de las ca­sas más re­co­no­ci­das de la mo­da.

Su crea­ti­vi­dad úni­ca co­men­zó a ser re­fle­ja­da en su for­ma de ves­tir y sus com­bi­na­cio­nes de street sty­le pron­to aca­pa­ra­ron las re­vis­tas a ni­vel mun­dial. Un tan­to can­sa­da del mo­de­la­je, pro­bó suer­te co­mo con­duc­to­ra de te­le­vi­sión y ac­triz, apa­re­cien­do en va­rios pro­gra­mas de te­le­vi­sión y vi­deos mu­si­ca­les.

Y en ma­yo de 2017, la mo­de­lo lan­zó su pro­yec­to más am­bi­cio­so has­ta el mo­men­to: su mar­ca pro­pia, ALE­XA­CHUNG. Aquí, nos cuen­ta so­bre sus gran­des ins­pi­ra­cio­nes, pro­yec­tos y co­la­bo­ra­cio­nes, tal co­mo es la nueva lí­nea que di­se­ñó jun­to a Su­per­ga.

¿Có­mo co­men­zó tu amor por el di­se­ño?

No se tra­ta de al­go que desa­rro­llé con el pa­so del tiem­po. Na­cí con un in­te­rés na­tu­ral y amor por có­mo las co­sas se ven y la be­lle­za que se en­cuen­tra en to­do lo vi­sual. Ven­go de una fa­mi­lia de es­té­ti­ca.

¿Cuá­les di­rías que han si­do tus prin­ci­pa­les ins­pi­ra­cio­nes a lo lar­go de tu vi­da?

La mú­si­ca siem­pre ha si­do una gran ins­pi­ra­ción pa­ra mí. Co­men­cé con un amor ha­cia el Brit­pop y lue­go des­cu­brí la gran­dio­sa mú­si­ca de los se­sen­ta y to­das las mu­sas y es­ti­los de vi­da que tam­bién sur­gie­ron por ese en­ton­ces. Ser con­duc­to­ra de shows de TV so­bre mú­si­ca y te­ner la opor­tu­ni­dad de en­tre­vis­tar a can­tau­to­res dis­pa­ró aún más mi in­te­rés, por lo que ella, la ma­gia que se en­cuen­tra de­trás y la pues­ta en es­ce­na que con­lle­va siem­pre se­rá al­go muy ins­pi­ra­dor pa­ra mí.

¿Hay pe­lí­cu­las, can­cio­nes, íco­nos de la mú­si­ca o ar­tis­tas que te ins­pi­ren par­ti­cu­lar­men­te?

En tér­mi­nos de pe­lí­cu­las, mu­chas de nues­tras co­lec­cio­nes es­tán ins­pi­ra­das en una mez­cla de cin­tas al azar, uni­das en una. Es en ese en­ton­ces que me doy cuen­ta de que ten­go un co­no­ci­mien­to en­ci­clo­pé­di­co de pe­lí­cu­las vie­jas y mis ami­gos re­gu­lar­men­te me lla­man la aten­ción por no ha­ber vis­to ca­si na­da del ci­ne mo­derno. Creo que mi gus­to siem­pre ha si­do un po­co inusual. Por el mo­men­to, las imá­ge­nes que lle­nan nues­tro mood­board son de The Last Pic­tu­re Show y siem­pre In The Mood For Lo­ve. Res­pec­to al ar­te, amo a Ja­mes Tu­rrell y su tra­ba­jo ins­pi­ró la lu­mi­no­si­dad que acom­pa­ñó nues­tro úl­ti­mo fas­hion show que se lle­vó a ca­bo en sep­tiem­bre.

¿Qué as­pec­to o lo­gro de tu ca­rre­ra es el que más te enor­gu­lle­ce has­ta el mo­men­to?

Que no per­mi­tí que los mie­dos o las an­sie­da­des de otras per­so­nas me pre­vi­nie­ran in­ten­tar ha­cer las co­sas ba­jo mis pro­pios tér­mi­nos. Y eso ha si­do cier­to tan­to pa­ra el mo­de­la­je, la te­le­vi­sión, la es­cri­tu­ra y aho­ra la di­rec­ción crea­ti­va. Fun­dar mi pro­pia mar­ca ALE­XA­CHUNG me pa­re­ció al­go muy na­tu­ral y fue al­go que su­ce­dió len­ta­men­te y pa­so a pa­so, pe­ro a ve­ces re­fle­xiono, mi­ro ha­cia el pa­sa­do y pien­so: “¡De­mo­nios, es­ta­mos es­ca­lan­do una mon­ta­ña! Y eso que ni si­quie­ra he­mos lle­ga­do a la nie­ve”.

MI GUS­TO HA SI­DO SIEM­PRE UN PO­CO INUSUAL

¿Qué es lo que más te gus­ta de tu nueva co­la­bo­ra­ción con Su­per­ga?

Me fas­ci­na que es­tá em­pa­pa­da de su his­to­ria por­que to­ma­mos la sue­la ori­gi­nal y lue­go la tra­ji­mos has­ta el pre­sen­te con ter­mi­na­cio­nes en ter­cio­pe­lo y un in­ge­nio­so ele­men­to de ex­cur­sio­nis­mo.

Es­ta es tu se­gun­da co­lec­ción con la mar­ca. ¿De qué for­ma sien­tes que se di­fe­ren­cia de la pri­me­ra?

La pri­me­ra se tra­tó de re­de­fi­nir y afi­nar los mo­de­los clá­si­cos a tra­vés de aña­dir cam­bios mu­cho más su­ti­les que los de aho­ra, co­mo la pun­te­ra o ju­gar un po­co con la fa­bri­ca­ción. Con es­ta co­lec­ción, sin em­bar­go, em­pu­ja­mos mu­cho más los lí­mi­tes y em­pe­za­mos a crear nue­vas si­lue­tas por com­ple­to, ca­da una des­de ce­ro.

¿Có­mo de­fi­ni­rías el es­ti­lo de es­ta nueva co­lec­ción?

Ex­cur­sio­nis­mo pa­ra los dé­bi­les de co­ra­zón.

¿Qué es lo que te en­tu­sias­ma so­bre el fu­tu­ro de tu mar­ca?

La idea de que po­dría­mos lo­grar re­so­nar emo­cio­nal­men­te con las per­so­nas de al­re­de­dor del mun­do y que nues­tra ro­pa y las co­sas que crea­mos pue­dan ha­cer a al­guien fe­liz. n

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.