El ba­zaar

Crea­da por Alexia Bert­he­lemy y Agus­ti­na Pe­rei­ra, es­ta mar­ca de cal­za­do se des­ta­ca por su di­se­ño y co­mo­di­dad, acom­pa­ñan­do a la mu­jer cos­mo­po­li­ta en ca­da mo­men­to de su día. Aquí, nos re­ve­lan có­mo sur­gió el pro­yec­to y cuá­les son sus más gran­des re­fe­ren­tes.

Harper's Bazaar (Chile) - - Contenido - Por An­drea La­rra­be

No co­men­zó sien­do una mar­ca de cal­za­do; tam­po­co em­pe­zó lla­mán­do­se por ese nom­bre. En un prin­ci­pio, se tra­ta­ba de una pro­duc­to­ra fo­to­grá­fi­ca de nom­bre MAMUT, don­de tres ami­gas que se co­no­cían des­de el co­le­gio se reunie­ron pa­ra em­pren­der. Que­rían un nom­bre que evo­ca­ra fuer­za y po­der, pe­ro la­men­ta­ble­men­te pron­to se per­ca­ta­ron de que es­te ani­mal ya le per­te­ne­cía a otra mar­ca. “Así se con­vir­tió en MUTMA y fue un cam­bio muy po­si­ti­vo”, di­cen.

Hoy, el em­pren­di­mien­to se ha cen­tra­do en el cal­za­do fe­me­nino y va di­ri­gi­da a una mu­jer au­tén­ti­ca y ac­ti­va que bus­ca des­ta­car­se en­tre sus pa­res man­te­nién­do­se có­mo­da. Ca­da co­lec­ción sur­ge des­de una so­la idea; un con­cep­to que se dis­pa­ra y co­mien­za a mol­dear­se en nue­vos mo­de­los. “Una vez que se tra­ba­jó so­bre la ins­pi­ra­ción (in­ves­ti­ga­ción y es­tu­dio) se es­ta­ble­cen los bo­ce­tos con sus usos res­pec­ti­vos pa­ra así lo­grar una lí­nea com­ple­ta que sa­tis­fa­ga las ne­ce­si­da­des de nues­tro público”, ex­pli­can. La pa­le­ta de co­lor, ma­te­ria­les y tex­tu­ras se des­pren­den de la ins­pi­ra­ción ini­cial, a la par con ba­sar­se en un aná­li­sis de ten­den­cias pre­vio. “La du­ra­ción del pro­ce­so crea­ti­vo va­ría. Hay ve­ces que una co­lec­ción se desa­rro­lla más rá­pi­do que otra, pe­ro in­ten­ta­mos aco­tar­la a un pla­zo de tres me­ses”.

Ade­más del di­se­ño, el co­lor es un pro­ta­go­nis­ta im­por­tan­te de ca­da pie­za que crean. Co­lo­res con­ven­cio­na­les, co­mo ne­gro y ma­rrón, se com­bi­nan con al­gu­nas op­cio­nes más atre­vi­das, co­mo gris, blan­co, tau­pé, ro­jo y azul. “Nos gus­ta mu­cho usar co­lor en nues­tros pro­duc­tos. Cree­mos que es un fac­tor que su­ma pa­ra com­ple­tar un di­se­ño úni­co. En­ten­de­mos tam­bién que la ar­mo­nía en­tre ellos es fun­da­men­tal pa­ra el uso dia­rio, por lo que tra­ta­mos de siem­pre pro­po­ner tres op­cio­nes de co­lo­res de ca­da mo­de­lo”.

El ma­te­rial prin­ci­pal con el que tra­ba­jan es el cue­ro, ya que des­de un ini­cio bus­ca­ron que sus crea­cio­nes tras­cen­die­ran en el tiem­po y fue­ran ca­pa­ces de acom­pa­ñar a su usua­ria por años. “No bus­ca­mos ha­cer una mo­da pa­sa­je­ra. Igual­men­te nos gus­ta mu­cho mez­clar di­fe­ren­tes tex­tu­ras y por eso com­bi­na­mos el cue­ro con otros ma­te­ria­les, co­mo tex­ti­les, raf­fias, go­ma, en­tre otros”.

Su ins­pi­ra­ción sue­le ve­nir de di­ver­sos lu­ga­res, des­de las ca­lles de las ciu­da­des más em­ble­má­ti­cas, co­mo Nue­va York, Hong Kong y Pa­rís has­ta las crea­cio­nes de otras mar­cas top, co­mo Cé­li­ne, Marni, Isa­bel Ma­ranty Rei­ke­nen. Asi­mis­mo, se de­fi­nen co­mo gran­des ad­mi­ra­do­ras de Co­co Chanel. “Ella re­pre­sen­ta la trans­gre­sión so­cial ha­cia la co­mo­di­dad, con­cep­to que tra­ba­ja­mos mu­cho en nues­tra mar­ca. Cree­mos que a par­tir de ella se des­po­jó a la mu­jer de sus cá­no­nes “in­có­mo­dos” de be­lle­za pa­ra así ser due­ñas de una si­lue­ta más có­mo­da y real”.

¿Y có­mo sue­ñan con ver a MUTMA den­tro de los pró­xi­mos diez años? “Apun­ta­mos a que la mar­ca si­ga cre­cien­do y así con­quis­tar nue­vos mer­ca­dos. So­ña­mos con po­der po­si­cio­nar­la y co­mer­cia­li­zar­la en el res­to de Su­da­mé­ri­ca, Nor­tea­mé­ri­ca y Eu­ro­pa”, di­cen las di­se­ña­do­ras.

Las crea­do­ras de MUTMA. Los to­nos neu­tros son la ba­se, pe­ro ave­ces su­man to­ques atre­vi­dos.Co­co Chanel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.