Me­not­ti cree en el renacer de la Ro­ja

Cé­sar Luis Me­not­ti, el DT cam­peón con Ar­gen­ti­na en el ‘78, ha­bló de to­do con La Cuar­ta: su cer­ca­nía con Chi­le, el fu­tu­ro de la Ro­ja y el pro­ce­so de Sam­pao­li.

La Cuarta Deportiva - - PORTADA - RO­DRI­GO FUENTEALBAA.

A sus 79 años, las opi­nio­nes Cé­sar Luis Me­not­ti to­da­vía son res­pe­ta­das y mu­chas de ellas cau­san es­co­zor en el fút­bol ar­gen­tino y mun­dial. En con­ver­sa­ción con La Cuar­ta, el “Fla­co” ha­bló de to­do. La de­rro­ta 6-1 de Ar­gen­ti­na si­gue dan­do vuel­tas en su dis­cur­so, aun­que tam­bién con­ti­núa de cer­ca la reali­dad de la se­lec­ción chi­le­na. “La ge­ne­ra­ción do­ra­da si­gue vi­gen­te”, di­ce so­bre la Ro­ja. In­clu­so, ex­pre­sa su dis­gus­to con el pe­ruano que acu­só de “ven­di­dos” a sus com­pa­trio­tas en el ‘78, el mun­dial que el ro­sa­rino ga­nó co­mo téc­ni­co.

— ¿Qué sen­sa­ción le de­jó la de­rro­ta de Ar­gen­ti­na? No es una cul­pa ex­clu­si­va del DT, por­que es­ta Ar­gen­ti­na es un equi­po en for­ma­ción y se en­fren­tó a una se­lec­ción ar­ma­da co­mo la de Es­pa­ña. — ¿Y có­mo que­da Jorge Sam­pao­li con es­to? No hay que dra­ma­ti­zar, lo im­por­tan­te es que Sam­pao­li ten­ga ra­pi­dez en las de­ci­sio­nes de aquí en ade­lan­te. Cuan­do un téc­ni­co de­ci­de al­go le da se­gu­ri­dad a los ju­ga­do­res y eso es esen­cial. Tie­ne que ele­gir al plan­tel pron­to pa­ra tran­qui­li­dad de to­dos. Cuan­do te de­mo­ras mu­cho en dar el equi­po au­men­tas las es­pe­cu­la­cio­nes y ru­mo­res so­bre quien va o no va al mun­dial. — Pe­ro el DT es el res­pon­sa­ble... Lo asu­mió Sam­pao­li y es­tá bien. Ar­gen­ti­na ju­gó bien los pri­me­ros 30 mi­nu­tos y des­pués de eso fue un desas­tre. Pa­ra Sam­pao­li no fue fá­cil acep­tar el car­go. Se ju­ga­ban mu­chas co­sas, con un equi­po y una fe­de­ra­ción que vie­ne de una pro­fun­da cri­sis. No es co­mo cuan­do di­ri­gió a Chi­le, don­de con­ta­ba con to­do el apo­yo de la fe­de­ra­ción.

— ¿Es­to cam­bia su per­cep­ción de Sam­pao­li? No cam­bia na­da. Es nor­mal equi­vo­car­se, pe­ro no era el mo­men­to pa­ra ju­gar con­tra Es­pa­ña. Se lo di­je a Sam­pao­li y al pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción. Lo que pa­sa es que ha­bía un com­pro­mi­so pac­ta­do y no dispu­tar­lo era per­der 3 mi­llo­nes de dó­la­res. Hoy, la se­lec­ción de Ar­gen­ti­na es un ne­go­cio de los em­pre­sa­rios, le per­te­ne­ce a un gru­po. Eso no es po­si­ble.

— ¿Y pe­sa a los ju­ga­do­res?

Ob­vio que mo­les­ta. A na­die

le gus­ta per­der por un mar­ca­dor tan ex­pre­si­vo, pe­ro es­to se ol­vi­da­rá cuan­do se em­pie­cen a ju­gar los pri­me­ros par­ti­dos del mun­dial. — ¿Ar­gen­ti­na aún es fa­vo­ri

ta en Ru­sia? Hoy no hay po­ten­cias co­mo an­tes. Hay equi­pos bue­nos, pe­ro has­ta ahí. Ar­gen­ti­na y Brasil siem­pre son can­di­da­tos. El equi­po que des­es­ti­me a Ar­gen­ti­na co­rre­rá ries­gos.

— ¿Cuá­les son los fa­vo­ri­tos? Los mis­mos de siem­pre. Alemania y Es­pa­ña. Fran­cia, aun­que le fal­ta con­sis­ten­cia. Bél­gi­ca tie­ne uno de los me­jo­res plan­te­les, pe­ro nun­ca apa­re­ce.

— ¿Qué le pa­re­ce la eli­mi­na­ción de Chi­le del pró­xi­mo mun­dial? Oja­lá le sir­va pa­ra re­com­po­ner­se y tra­tar de con­ti­nuar lo bueno que ve­nía ha­cien­do en to­dos es­tos años.

— Ju­ga­do­res de otras se­lec­cio­nes ha­bla­ron de la so­ber­bia de los chi­le­nos... No sé, no lo creo. Su­pon­ga­mos que es la ma­la suer­te, pe­ro el te­ma es có­mo se re­suel­ve. Son fut­bo­lis­tas pro­fe­sio­na­les, que fue­ron a dos mun­dia­les y ga­na­ron dos Co­pa Amé­ri­ca. Hay que ver có­mo fue el pro­ce­so pa­ra sa­ber qué ocu­rrió. Pe­ro ojo, los ju­ga­do­res no tie­ne to­da la cul­pa.

— ¿En­ton­ces la cul­pa es del DT, por­que tam­bién hu­bo ac­tos de in­dis­ci­pli­na? No es só­lo de él y no creo que per­mi­ta que esas co­sas ocu­rran. Los de­por­tis­tas de­ben te­ner cla­ro que aho­ra hay una ex­po­si­ción me­diá­ti­ca que an­tes no ha­bía. To­do se pue­de fil­mar o gra­bar.

— Pe­ro tie­ne par­te de la cul­pa... ¿Piz­zi?... No sé. No vi to­dos los par­ti­dos de Chi­le. En al­gu­nos me­re­ció ga­nar y no lo hi­zo. Pe­ro con es­to na­die pier­de más que los ju­ga­do­res. De­jan

de ga­nar di­ne­ro y el pres­ti­gio que sig­ni­fi­ca es­tar en un mun­dial. El téc­ni­co tam­bién pier­de ca­te­go­ría por no cla­si­fi­car.

— En Chi­le cri­ti­can que Piz­zi se ha­ya ido a Ara­bia Sau­di­ta... No le veo pro­ble­ma. To­dos te­ne­mos de­re­cho a tra­ba­jar y Piz­zi lo mis­mo, en Ara­bia o cual­quier par­te. No ten­go idea en qué con­di­cio­nes se fue. — Ha es­ta­do cer­ca de di­ri

gir a Chi­le... No, lo que sí en los ochen­ta tu­ve con­tac­to con Abel Alon­so, pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción chi­le­na. In­clu­so, es­tu­vi­mos vien­do la cons­truc­ción de Juan Pin­to Du­rán.

— ¿Y al­gún club? Al­gu­na vez es­tu­ve cer­ca de di­ri­gir a la UC. Me ofre­cie­ron el equi­po cuan­do ve­nía de Atlé­ti­co de Ma­drid (1988), pe­ro fi­nal­men­te acep­té la pro­pues­ta de Ri­ver Pla­te.

“Sam­pao­li te­nía to­do el apo­yo de la fe­de­ra­ción en Chi­le. En Ar­gen­ti­na no”.

“El equi­po que des­es­ti­me a Ar­gen­ti­na en el mun­dial, co­rre­rá ries­gos”.

“Piz­zi tie­ne de­re­cho de ir­se a tra­ba­jar a Ara­bia o a cual­quier par­te”.

CÉ­SAR LUIS ME­NOT­TI

DT cam­peón en Ar­gen­ti­na ‘78

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.