El co­cha­yu­yo se pe­gó el sal­to gour­met y cau­ti­vó a to­dos

“Ba­ja Ma­rea” lan­zó en 2017 su lí­nea gour­met con al­gas ma­ri­nas y ha te­ni­do muy bue­na re­cep­ción.

La Cuarta - El Comerciante - - NEWS - Melissa Ama­ro Po­ble­te

Te­ne­mos mu­chas per­so­nas que se acer­can cuan­do va­mos a fe­rias y nos di­cen: ‘A mí no me gus­ta el co­cha­yu­yo’, o ‘A mí me obli­ga­ban cuan­do chi­co y me trau­mé’, en­ton­ces van, lo prue­ban y di­cen: ‘En reali­dad no es ma­lo’, o prue­ban la mermelada y di­cen: ‘Ah, pe­ro no tie­ne gus­to a co­cha­yu­yo’”. Gi­se­lla Ol­guín, so­cia de “Ba­ja Ma­rea”.

En Chi­le se con­su­men po­cos pro­duc­tos del mar en com­pa­ra­ción a otros paí­ses, lo que in­clu­ye pes­ca­dos, ma­ris­cos y al­gas. Y eso es lo que quie­ren cam­biar des­de “Ba­ja Ma­rea”, em­pren­di­mien­to fa­mi­liar que na­ció en Bu­ca­le­mu, co­mu­na de Pa­re­do­nes, Re­gión de O’ Hig­gins.

Gi­se­lla Ol­guín es una de sus so­cias, jun­to a su ma­má, su her­mano y su pa­dre, Mi­guel Ol­guín. “El em­pren­di­mien­to lo ten­go con mis pa­pás; mi pa­pá fue re­co­lec­tor de al­gas y to­da su vida lo ha si­do. Con mi ma­má desa­rro­llá­ba­mos co­sas pa­ra ven­der

de for­ma ar­te­sa­nal. Lue­go pos­tu­la­mos a un pro­yec­to a tra­vés de Cor­fo, con las ideas que no­so­tras te­nía­mos

de dar­les va­lor a las al­gas, y ahí nos ga­na­mos el fi­nan­cia­mien­to. Con eso pu­di­mos crear la lí­nea gour­met que hoy es­ta­mos co­mer­cia­li­zan­do”, cuen­ta la em­pren­de­do­ra.

Tam­bién bus­ca­ban re­sal­tar la la­bor que don Mi­guel reali­zó du­ran­te tan­to tiem­po: “Lo que no­so­tros que­ría­más mos era dar­le va­lor al tra­ba­jo del al­gue­ro; en­ton­ces, a tra­vés de un pro­duc­to, más allá de lo que po­da­mos ven­der en sí, era su ori­gen e his­to­ria, po­ner en va­lor un al­ga que abun­da en Chi­le, pe­ro que po­co se con­su­me, por­que un gran por­cen­ta­je se ex­por­ta”, co­men­ta Gi­se­lla, y agre­ga que “don­de va­mos, siem­pre es­ta­mos con­tan­do lo que so­mos, más allá de lo que es­ta­mos ven­dien­do”. Por eso par­ti­ci­pa­ron en la Fe­ria del Pes­ca­do, que se lle­vó a ca­bo el 21 de abril en el Par­que Arau­cano, don­de con­si­guie­ron un stand a tra­vés de Ser­co­tec.

Una pro­duc­ción top

En su mi­cro­em­pre­sa ha­cen ha­ri­na de co­cha­yu­yo, sal de al­gas, snacks de co­cha­yu­yo y lu­che, mermelada, pes­tos, un­ta­bles y con­ser­vas. “La idea era pro­bar el for­ma­to que más les gus­ta­ra a las per­so­nas, que pu­die­ran con­su­mir las al­gas de for­ma fá­cil, en preparaciones que vi­nie­ran lis­tas y no se com­pli­ca­ran con el te­ma de có­mo ha­cer­las, por­que ese era el pro­ble­ma de los clien­tes”, ex­pli­ca Gi­se­lla. Los fa­vo­ri­tos de la gen­te son los snacks, las mermeladas y los pes­tos, así co­mo la sal de al­gas.

En “Ba­ja Ma­rea” es­tán a car­go de to­da la ca­de­na re­la­cio­na­da con las al­gas, ya que las re­co­lec­tan, las pro­ce­san y las ven­den. Ade­más, tra­ba­jan con mu­je­res re­co­lec­to­ras a las que les compran sus al­gas. Res­pec­to de cuán­to tar­dan en ha­cer sus preparaciones,

de­pen­den de ca­da pro­duc­to; por ejem­plo, las mermeladas y los pes­tos de­mo­ran más, por­que es un pro­ce­so más lar­go con las al­gas, pe­ro los ali­men­tos des­hi­dra­ta­dos, co­mo los snacks, son más rá­pi­dos. El pe­rio­do de ex­trac­ción va des­de di­ciem­bre a abril y, cuan­do ya lo tie­nen, lo cor­tan, lo se­can, lo lim­pian y más. “En te­ner un pro­duc­to ter­mi­na­do pue­den pa­sar 15 días des­de su re­co­lec­ción”, co­men­ta Gi­se­lla. Los que no se uti­li­zan, se guar­dan en una bo­de­ga y no hay pro­ble­ma, por­que el co­cha­yu­yo na­tu­ral tie­ne du­ra­ción in­de­fi­ni­da, só­lo hay que cui­dar­lo de la hu­me­dad.

Un su­per­ali­men­to

Se­gún Gi­se­lla Ol­guín, las al­gas es­tán con­si­de­ra­das co­mo su­per­ali­men­tos, por­que tie­nen al­tas con­cen­tra­cio­nes de yo­do, cal­cio, mag­ne­sio, po­ta­sio, fós­fo­ro, etc., y que po­drían su­plir el ba­jo con­su­mo de yo­do que hay en la po­bla­ción chi­le­na. Tam­bién des­ta­ca que son al­tas en fi­bra, lim­pian el or­ga­nis­mo, des­in­to­xi­can el hí­ga­do, tie­nen gran po­der

de sa­cie­dad y mu­cha vi­ta­mi­na B12, en­tre otros be­ne­fi­cios.

Asi­mis­mo, la em­pren­de­do­ra aña­de que, en­tre sus clien­tes, hay al­gu­nos que se han ‘con­ver­ti­do’ lue­go de pro­bar la lí­nea gour­met de “Ba­ja Ma­rea”: “La po­bla­ción en ge­ne­ral tie­ne un mal con­cep­to, una ma­la ima­gen del co­cha­yu­yo, pe­ro cuan­do prue­ban los pro­duc­tos, se

dan cuen­ta de que en reali­dad son ri­cos, que no tie­nen el sa­bor u olor que ellos con­ser­va­ban en su men­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.