Pa­na­de­ros re­par­tie­ron pas­te­li­tos sin azú­car pa­ra ce­le­brar a las ma­dres.

Un pro­ble­ma fre­cuen­te de quie­nes tra­ba­jan en ho­ra­rio de ofi­ci­na es la di­fi­cul­tad de com­prar fru­tas y ver­du­ras fres­cas en las fe­rias. Pe­ro eso es­tá cam­bian­do gra­cias a di­ver­sas pro­pues­tas.

La Cuarta - El Comerciante - - PORTADA - Me­lis­sa Ama­ro Po­ble­te

Pa­ra quie­nes sa­len tar­de

del tra­ba­jo, la úni­ca for­ma

de abas­te­cer­se es a tra­vés

del co­mer­cio que abre has­ta más tar­de. Sin em­bar­go, en al­gu­nos sec­to­res del país los fe­rian­tes se la ju­ga­ron por am­pliar su ho­ra­rio y lle­gar a es­tos con­su­mi­do­res. En San­tia­go hay va­rios ejem­plos: Quin­ta Nor­mal, Pe­ña­lo­lén, La Pin­ta­na y la Fe­ria Sub­cen­tro de Las Con­des. Ade­más, en Co­pia­pó, Val­pa­raí­so, Re­qui­noa y Ma­cha­lí tam­bién hay fe­rias que abren has­ta tar­de.

Un nue­vo for­ma­to

En las es­ta­cio­nes de Me­tro Blan­quea­do y Gruta de Lour­des, jus­to a la sa­li­da es­tán ubi­ca­das dos fe­rias ves­per­ti­nas de Quin­ta Nor­mal. La pri­me­ra lle­va dos años y se ubi­ca los miér­co­les y vier­nes, mien­tras que la se­gun­da cum-

plió un año y se co­lo­ca los mar­tes y jue­ves. Su ho­ra­rio es de 17.00 a 21.00 ho­ras, y ca­da una cuen­ta con diez pues­tos. “Ele­gi­mos dos pues­tos de fru­ta, dos pues­tos de ver­du­ras y dos pues­tos de fru­tos del país, y lo de­más se fue com­ple­men­tan­do con el tiem­po”, co­men­ta Mar­co San Mar­tín, pre­si­den­te de la Fe­ria Nº 2 de Quin­ta Nor­mal y re­pre­sen­tan­te de las fe­rias li­bres de

di­cha co­mu­na.

El pro­ce­so de se­lec­ción fue exi­gen­te. “Se le hi­zo un cur­so de ca­pa­ci­ta­ción a to­das las per­so­nas que es­tán en es­tas fe­rias, pa­ra que for­ma­li­za­ran lo que es es­te nue­vo for­ma­to de fe­rias li­bres. Y hu­bo un fil­tro de par­te de los di­ri­gen­tes y el mu­ni­ci­pio, que fue el que nos apo­yó, so­bre to­do el De­par­ta­men­to de Fo­men­to Pro­duc­ti­vo”, des­ta­ca el di­ri­gen­te.

San Mar­tín aña­de que la ca­pa­ci­ta­ción fue lo más im­por­tan­te: “Lo que pu­si­mos en el cur­so es mar­ke­ting, có­mo me­jo­rar la aten­ción al pú­bli­co, con­ta­bi­li­dad y un cur­so con el ban­co Cre­di­chi­le (por­que te­ne­mos el sis­te­ma “Mi Pa­go”, con el que se pue­de pa­gar por te­lé­fono); en­ton­ces hi­ci­mos tres o cua­tro cur­sos, es­pe­cí­fi­ca­men­te, una ca­pa­ci­ta­ción pa­ra ese nue­vo for­ma­to de fe­ria”.

El tra­ba­jo es sa­cri­fi­ca­do, por­que tam­bién tie­nen que aten­der sus pues­tos

de fe­ria en las ma­ña­nas. “Pe­ro hay mu­chos que les ha ido tan bien en la fe­ria

de la tar­de, que no es­tán yen­do en la ma­ña­na”, cuen­ta el di­ri­gen­te.

Eco Mer­ca­do de Pe­ña­lo­lén

Des­de ha­ce tres se­ma­nas, en el Mall Pa­seo Qui­lín fren­te al Bou­le­vard Fi­nan­cie­ro-, se ins­ta­la el Eco Mer­ca­do de Pe­ña­lo­lén los mar­tes, miér­co­les y jue­ves, de 10.00 a 21.00 ho­ras. La fe­ria es­tá com­pues­ta por diez pues­tos de tra­ba­ja­do­res de la Fe­ria Li­bre Jo­sé Arrie­ta, que ofre­cen fru­tas, ver­du­ras, fru­tos se­cos, hue­vos, papas y pro­duc­tos pe­rua­nos, en­tre otros. Ro­ber­to Mon­te­ci­nos, pre­si­den­te del Sin­di­ca­to de Fe­rias Li­bres de Pe­ña­lo­lén (Si­ti­felp), cuen­ta que “pri- me­ro no­so­tros, jun­to con el mu­ni­ci­pio, so­li­ci­ta­mos un día al pro­gra­ma ‘Eli­ge Vi­vir Sano’, que era el vier­nes. Lue­go, el mu­ni­ci­pio nos di­jo que sí ha­bía re­sul­ta­do el pro­yec­to, pe­ro que nos ha­bía­mos ga­na­do tres

días”. Tam­bién se cam­bió el ho­ra­rio: iba a ser una fe­ria ves­per­ti­na, pe­ro el mall so­li­ci­tó que es­tu­vie­ran to­do el día en ho­ra­rio

de mall. Eso les com­pli­có, por­que su prin­ci­pal fuen­te

de tra­ba­jo es la fe­ria Jo­sé Arrie­ta, “pe­ro se nos pre­sen­tó co­mo un pro­yec­to anexo, al po­ner a al­gu­na per­so­na de los que nos ayu­dan, al­gún fa­mi­liar, es co­mo una ex­ten­sión o su­cur­sal de nues­tros pues­tos de fe­ria de Jo­sé Arrie­ta”, aña­de Mon­te­ci­nos. Pa­ra ele­gir los pues­tos, se­lec­cio­na­ron a los 50 me­jo­res que ha­bía en la fe­ria. Lue­go que­da­ron en 16 y, de­bi­do al ho­ra­rio, ba­ja­ron a diez. Y, se­gún el

di­ri­gen­te, el pues­to de día con el ves­per­tino no cam­bia mu­cho. “La di­fe­ren­cia po­dría ser que en la fe­ria

de la tar­de co­mien­za una eta­pa de re­ma­te, de ven­der más ba­ra­to, in­clu­so ba­ja­mos los pre­cios, y cuan­do lle­ga el jue­ves, que es el úl­ti­mo día, ba­ja­mos más to­da­vía”, afir­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.