Aumente la seguridad en su bo­de­ga

Los detergentes, limpiadores y otros ele­men­tos de ese ti­po pue­den ser ries­go­sos pa­ra la sa­lud si no se uti­li­zan y guar­dan con cui­da­do.

La Cuarta - El Comerciante - - CAPACITACIÓN - Me­lis­sa Ama­ro Po­ble­te

Es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta los me­dios de pro­tec­ción ne­ce­sa­rios en el ca­so de un de­rra­me o pro­ble­mas con es­tos pro­duc­tos. De­be­mos te­ner una fi­cha de seguridad de ca­da pro­duc­to, así se pue­de ac­tuar en for­ma res­pon­sa­ble fren­te a es­te pro­ce­di­mien­to”. Manuel Muñoz, pro­fe­sor del Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de San­tia­go.

Man­te­ner los detergentes con una bue­na ex­hi­bi­ción es im­por­tan­te pa­ra que se ven­dan, pe­ro tam­bién hay que cui­dar que su al­ma­ce­na­mien­to en bo­de­ga sea co­rrec­to. Pa­ra ello, se de­ben con­si­de­rar las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de los pro­duc­tos y al­ma­ce­nar­los, ro­tu­lar­los y ma­ni­pu­lar­los en for­ma óp­ti­ma y se­gu­ra.

Se­gún Manuel Muñoz, pro­fe­sor de Lo­gís­ti­ca y Supply Chain Ma­na­ge­ment del Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de San­tia­go, to­dos los pro­duc­tos quí­mi­cos tie­nen di­fe­ren­tes com­po­si­cio­nes, “hay al­gu­nos que son reac­ti­vos a cier­tos ele­men­tos, u otros que po­seen aro­mas muy fuer­tes e im­preg­nan a otros. Es por es­to que los pro­duc­tos quí­mi­cos y ali­men­tos

de­ben ser al­ma­ce­na­dos en sec­to­res dis­tin­tos pa­ra evi­tar la con­ta­mi­na­ción”. Asi­mis­mo, de­ben guar­dar­se en lu­ga­res fres­cos y se­cos, con sus eti­que­tas a la vis­ta, y re­vi­sar su ca­du­ci­dad con fre­cuen­cia. “Los detergentes, de­sin­fec­tan­tes y otras sus­tan­cias pe­li­gro­sas, que por ne­ce­si­da­des de uso se en­cuen­tren den­tro del ser­vi­cio de ali­men­ta­ción,

de­ben eti­que­tar­se ade­cua­da­men­te con un ró­tu­lo en que se in­for­me so­bre su to­xi­ci­dad y em­pleo”, aña­de Muñoz.

Con­se­jos pa­ra man­te­ner­los en bo­de­ga

Pa­ra al­ma­ce­nar, se uti­li­zan me­dios uni­ta­ri­za­do­res co­mo pa­llets, ca­jas, sa­cos, ga­ve­tas, es­tan­tes me­tá­li­cos o de ma­de­ra y con­ser­va­do­ras, en­tre otros. “Si ha­bla­mos de pro­duc­tos quí­mi­cos, se de­be con­si­de­rar su com­po­si­ción en re­la­ción al ma­te­rial que se ocu­pa­rá pa­ra ser al­ma­ce­na­do. Es im­pres­cin­di­ble tam­bién ver qué nos re­co­mien­da el pro­vee­dor de los pro­duc­tos pa­ra evi­tar una reac­ción por com­pues­tos”, acon­se­ja el aca­dé­mi­co. Res­pec­to de los ali­men­tos, con­vie­ne usar ele­men­tos que pre­ven­gan con­ta­mi­na­ción con otros pro­duc­tos (es­pe­cial­men­te, detergentes y re­la­cio­na­dos), ade­más de pa­le­ti­zar pa­ra evi­tar en con­tac­to di­rec­to con el sue­lo.

Los pro­duc­tosde­ben or­ga­ni­zar­se bien en la bo­de­ga, y las mer­ca­de­rías co­mo detergentes y limpiadores de­ben es­tar bien ro­tu­la­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.