EM­PA­NA­DAS PA­RA LOS NUE­VOS TIEM­POS

Des­de tres lo­ca­les cuen­tan los de­ta­lles más atrac­ti­vos que tie­ne es­ta pre­pa­ra­ción pa­ra los clien­tes.

La Cuarta - El Comerciante - - PORTADA - Me­lis­sa Ama­ro Po­ble­te

Pro­duc­tos son la es­tre­lla de las Fies­tas Pa­trias en al­ma­ce­nes, pa­na­de­rías, res­tau­ran­tes, fon­das y ra­ma­das.

Ri­cas, ver­sá­ti­les y lle­na­do­ras. Así son las em­pa­na­das, pla­to tí­pi­co que no pue­de fal­tar

du­ran­te sep­tiem­bre –aun­que en el res­to del año tam­bién son bien re­ci­bi­das, es­pe­cial­men­te los fi­nes de se­ma­na-.

Ro­dri­go Mi­ran­da, ge­ren­te de Mar­ke­ting de Lo Sal­des, co­men­ta que “en los úl­ti­mos años he­mos po­di­do com­pro­bar que la rei­na de la em­pa­na­da, so­bre to­do en Fies­tas Pa­trias, es la de pino. Pe­ro tam­bién he­mos vis­to que la fa­mi­lia chi­le­na tie­ne gus­tos

di­ver­sos: mien­tras que el pa­pá ca­si siem­pre pre­fe­ri­rá pino, la ma­má quie­re una re­lle­na de al­ca­cho­fa o al­go más gour­met, y los ni­ños bus­can sa­bo­res más clá­si­cos, co­mo la de que­so o de ho­ja”. El eje­cu­ti­vo agre­ga que “du­ran­te to­do sep­tiem­bre nues­tro pro­duc­to es­tre­lla es la em­pa­na­da de pino, au­men­tan­do su ven­ta en un 200% res­pec­to de otros me­ses del año. Lue­go, te­ne­mos la em­pa­na­da de pino ori­gi­nal con ají que tam­bién es una de las más de­man­da­das por los chi­le­nos”.

Cam­bios en los gus­tos

En el úl­ti­mo tiem­po, las pre­fe­ren­cias se han acer­ca­do a ali­men­tos más na­tu­ra­les, con me­nos quí­mi­cos, la car- ne a pun­to, ce­bo­lla bien amor­ti­gua­da y la ma­sa fi­na, con in­gre­dien­tes se­lec­cio­na­dos. “Tam­bién he­mos no­ta­do un cre­ci­mien­to en la pre­fe­ren­cia por op­cio­nes in­te­gra­les y ve­ge­ta­ria­nas, por es­to mis­mo de que las per­so­nas se preo­cu­pan, ca­da día más, de ali­men­tar­se de ma­ne­ra sa­lu­da­ble. El di­cho ‘eres lo que co­mes’ re­pre­sen­ta to­tal­men­te có­mo ha ido cam­bian­do el gus­to de los chi­le­nos, quie­nes es­tán ale­ján­do­se un po­co de la pro­duc­ción a gran es­ca­la y pre­fie­ren ca­li­dad an­tes que can­ti­dad”, ex­pli­ca Ro­dri­go Mi­ran­da.

En el ca­so de los agre­ga­dos, el eje­cu­ti­vo co­men­ta que “las acei­tu­nas son muy bien re­ci­bi­das, so­bre to­do por­que las des­hue­sa­mos pa­ra que la per­so­nas pue­dan dis­fru­tar tran­qui­las de las em­pa­na­das, sin preo­cu­par­se de te­ner que sa­car el cues­co. De he­cho, es una de las pre­gun­tas re­cu­rren­tes y se agra­de­ce mu­cho es­te de­ta­lle”.

La no­ve­dad sa­lu­da­ble

Pa­ra sa­tis­fa­cer la de­man­da por pro­duc­tos más sa­lu­da­bles, es­te año Lo Sal­des in­clu­yó una em­pa­na­da de pino con ma­sa in­te­gral. “De he­cho, un 5% de quie­nes van por em­pa­na­das de pino es­tán pre­fi­rien­do la op­ción in­te­gral”, fi­na­li­za Mi­ran­da.

Las me­jo­res car­nes pa­ra “po­ner­le pino”

Se­gún Juan Do­min­go Muñoz, ges­tor co­mer­cial de Do­ña Car­ne, uno de los me­jo­res cor­tes pa­ra em­pa­na­das es la pos­ta ne­gra, “es­pe- cial­men­te si la car­ne se uti­li­za­rá pi­ca­da; es­to por­que la pos­ta ne­gra es muy dúc­til pa­ra la olla y pro­du­ce bas­tan­te ju­go si se cue­ce lo jus­to, ade­más de ser un cor­te blan­do y ma­gro. Ade­más, se pue­den uti­li­zar el gan­so (si se pa­sa por la mo­le­do­ra), ya que es un cor­te ma­gro, pe­ro es más du­ro, y la so­bre­cos­ti­lla, ya que es muy sa­bro­sa y ju­go­sa”. Pa­ra gus­tos más gour­met, el asien­to, lo­mo y fi­le­te, so­bre­to­do pi­ca­dos, tam­bién sir­ven pa­ra ha­cer un pino sa­bro­so.

Las que con­vie­ne evi­tar son la ta­pa­ba­rri­ga, por su con­te­ni­do de gra­sa, y el ta­pa­pe­cho, por­que es más du­ra. “La me­jor for­ma de pre­pa­rar la car­ne es, pri­me­ro que to­do, se­llar­la, sal­pi­men­tar lo jus­to y lue­go agre­gar a la ce­bo­lla pi­ca­da y el res­to de ali­ños, de­ján­do­la co­cer en for­ma len­ta y no re­co­cer”, acon­se­ja el eje­cu­ti­vo de Do­ña Car­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.